El Baptisterio de Parma, joya medieval

Baptisterio de Parma

En la región de Emilia-Romagna está la ciudad de Parma, el hogar de una de las universidades mas antiguas del mundo. Cuando camines por sus calles te vas a topar con la Catedral de Parma, un templo de estilo romanesco cuya construcción comenzó en el siglo XI y cuyos interiores están decorados con muchos frescos realizados por el genial pintor del Renacimiento, Antonio da Correggio. Pero al lado está el Baptisterio de Parma, otro edificio religioso cuyo estilo arquitectónico se considera como que pertenece al justo momento de la transición entre el estilo romanesco y el gótico.

Es sin dudas uno de los monumentos medievales más importantes de Parma, Italia y Europa. Su construcción la ordenó el gobierno de la ciudad en el año 1196 y las obras fueron encargadas a Benedetto Antelami. La fachada externa es de mármol rosa de Verona y tiene una forma octogonal. Dentro hay seis arcos que contienen a su vez escenas pintadas con frescos que datan de entre el siglo XIII y el XIV. La pintura del cielo raso del domo es lo mas llamativo del edificio pues este domo tiene dieciseis rayos que parten del centro del techo y cada uno se corresponde con los arcos.

interior del baptisterio de Parma

El tiempo hizo que la pintura de los murales se empezara a caer y si no se hacían los trabajos de reparación adecuados se corría el riesgo de perderlos para siempre así que fueron restaurados todos.

Fuente: vía Turismo Parma

Foto 1: vía Skyscraper City

Foto 2. vía Idlespeculations

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*