El caballo en la cultura Griega

La domesticación del caballo comenzó en las Estepas del Asia Central. En el segundo milenio antes de nuestra era, pueblos expertos en la cría y domesticación del caballo y del uso del carro de guerra, llegaron a Mesopotamia.

Desde hace más de 25.000 años los hombres han representado a los caballos, se les ha encontrado junto con la representación de otros animales. Se han hallado caballos pintados en las cuevas y también tallados en huesos.

La historia de la humanidad va de la mano, con la historia del caballo, no se podría hablar de grandes triunfos sin la ayuda de grandes caballos.

La primera representación conocida del caballo en Grecia, es del año 1600 a.c. La equitación parece haberse desarrollado a partir del año 500 a.c. Los griegos criaron caballos ligeros y pesados, empleándolos cada uno en lo suyo. En la guerra se empleaban tanto en caballería en Macedonia, como en carros en el Peloponeso. En los juegos festivos, el caballo de carreras otorgaba gran prestigio a sus dueños.

Los griegos estamparon en el mármol, la fuerza y la belleza, de este animal, que aparece en su mitología, sirviendo para asociaciones simbólicas.

Los etruscos se valieron del caballo en forma similar a los griegos dejando muy bellas representaciones, tanto pinturas, cerámicas y esculturas.

En Grecia hubo caballos muy famosos como Pegaso, el caballo del dios del Olimpo, de Zeus. Janto y Balio fue una pareja de caballos inmortales.

El sin igual caballo de Troya.

Bucéfalo el caballo del general Alejandro Magno, el más grande de todos los tiempos, el que nunca perdió una batalla.  Junto con cada héroe, hay un noble y aguerrido caballo.

¿Quieres reservar una guía?

2 comentarios, deja el tuyo

  1.   violeta dijo

    Me encanta!!! Esta información es fantástica para el trabajo que tengo que hacer. Muchas gracias 😀

  2.   violeta dijo

    Pero también podéis añadir más cosas de la Antigua Grecia, pues confio en que os saldrá muy bien.

    P.D.: No sólo de la Antigua Grecia ehhh!!! :$

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*