El mito de la creación de la mitología china

Pangdu

¿Cuál es el mito de la creación de los chinos? Todas las civilizaciones tienen uno y sorprende saber cuanto se parecen los unos con los otros.  Según una antigua leyenda china el dios Pangu, poderosísimo, logró triunfar sobre el caos y con un la ayuda de un hacha creo el mundo que todos conocemos. El caos y los héroes míticos son tan comunes en la mitología china como en el resto de las mitologías que conocemos más. Como dice la biblia cristiana y judía, como dicen los mitos de muchas tribus africanas y como dicen los mitos de la creación de los mayas, por ejemplo, en el principio era el caos, la oscuridad.

En ese caos estaba durmiendo el dios Pangu. Después de 18 mil años durmiendo la siesta se despertó un día y cuando se dio cuenta de que estaba confinado en un ambiente caótico y oscuro decidió romperlo. Pangu tenía un hacha gigante y poderosa así la usó para destruir el caos y para abrir grietas que dejaron penetrar la luz al universo. De esta forma nació el cielo y las partes más oscuras del caos cayeron y se convirtieron en tierra. Para mantener separados la tierra del cielo el mismo Pangu se quedó en el medio y así permitió que tanto el cielo como la tierra crecieran un poco más cada día. Así se quedó, trabajando, otros 18 mil años. Entonces consideró que su labor ya estaba hecha y se propuso descansar.

El aliento de Pangu se volvió vientos y nubes, su voz se transformó en truenos, su ojo derecho en el sol y el izquierdo en la luna y su cabello se convirtió en estrellas. Su sangre pasó a ser ríos y lagos, sus músculos tierras fértiles y sus huesos minerales. Su sudor se transformó en lluvia y sus pelos se convirtieron en bosques y praderas. Como verás, Pangu no creó al ser humano. Eso lo hizo la diosa Nüwa. Nüwa creó a la raza humana utilizando arcilla amarilla. Primero esculpió cada humano pero se dio cuenta de que debía cambiar la manera para hacer mas seres mas rápido. Se deshizo de los primeros intentos y después hizo todos los hombres juntos, arrojándolos por doquier en forma de manchas que después se convirtieron en hombres y mujeres.

Foto: vía Cultural China

 

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?