El monasterio de Guadalupe

Llamado el Real Monasterio de Santa María de Guadalupe se encuentra en Cáceres, justamente en la localidad de Guadalupe. A comienzos del año 1993 fue declarado como Patrimonio de la Humanidad. Se trata de un santuario convertido en monasterio el cual alberga numerosas historias y leyendas.

Pero no solo eso, sino que allí conviven diferentes estilos como el gótico, mudéjar, barroco o neoclásico, entre otros. Hoy haremos un repaso por todos esos años que hicieron historia, por su evolución, así como por los museos que todavía alberga el monasterio de Guadalupe.

El origen del monasterio de Guadalupe

A finales del siglo XIII, data el santuario que había en este lugar. Se puede decir que era bastante pequeño y muy humilde. Durante sus primeros años, Pedro García fue el sacerdote encomendado de vigilar la zona. Pero a finales del siglo XIV ya hablamos de una evolución. La primera vez que Alfonso XI visitó estas tierras, fue en el año 1335. Le gustaba mucho cazar por allí y descubrió uno de sus grandes rincones.

Según parece fue Alfonso XI quien se encomendó a la Virgen de Guadalupe para salir con vida de las batallas que se habían establecido en el país. Esta virgen era muy venerada porque se había encontrado cerca del río que lleva el mismo nombre. Por lo que al salir victorioso de la batalla del Salgado, supo que fue por la ayuda de ella. Así que, qué mejor agradecimiento que mandar construir una iglesia. A pesar de que en esa misma zona había una ermita, que era mucho más pequeña que las intenciones de Alfonso XI. Además de levantar la iglesia también donó varios de los trofeos que había conseguido en la batalla mencionada. Los años posteriores, este lugar iba creciendo poco a poco. Al mismo tiempo que la devoción por la virgen también aumentaba a cada paso. Eran muchos los peregrinos que llegaban, por lo que se mandó construir un puente para hacer el acceso más asequible.

El paso de santuario a monasterio

Tiempo después fue Juan I quien se encargó de custodiar un lugar como éste. También fue él quien tomó la decisión de que el lugar se ampliara. Durante más de 400 años fueron los monjes quienes tuvieron el poder absoluto de un lugar como éste. Poco a poco, este conjunto fue creciendo con el paso de los años. Por lo que se llegó a convertir en un monasterio, donde muchos devotos llegaban para ver a la Virgen de Guadalupe.

Los Reyes Católicos

Los Reyes Católicos llegaron a este lugar en busca de tranquilidad. Parece que el entorno los cautivó y también fue aquí donde recibieron a Cristobal Colón en diferentes años, tanto en el 1486 como en 1489. Pero una vez que conquistó América, Colón se dejó ver nuevamente por el lugar. Según parece, para darle las gracias a la Virgen por haberlo ayudado en el viaje. De hecho, lo había escrito en su diario y así, lo cumplió.

Los museos en el monasterio de Guadalupe

Como bien hemos comentado en un primer momento, hoy en día se pueden encontrar varios museos dentro del monasterio. Por un lado nos encontraremos con el museo de la pintura así como el de la escultura. En él, nos podemos encontrar con obras de Goya así como de Zurbarán, Pedro de Mena o Juan de Flandes entre otros. Sin duda, la colección es una de las más seguidas por todos los que visitan un lugar como éste.

Claro que por otra parte, tampoco nos olvidamos del museo de los bordados. Éste se inauguró en el año 1928, frente a Alfonso XIII. Allí nos podemos encontrar con ornamentos sagrados y otro tipo de telas, así como trabajos artesanales que se fabricaron, en su gran mayoría, por los monjes desde el siglo XIV. Así que, es otra de las salas que conviene visitar para seguir integrándonos en todo lo que tiene a su espalda un lugar como éste. Un paseo por el museo de los libros nos hará descubrir más de 100 códices. Algunos de ellos se crearon durante unos 300 años, lo que estamos ante otra de las grandes joyas que oculta el monasterio. Lo podrás ver en el claustro mudéjar.

Horarios y precios para visitar el monasterio

Si vas de viaje a Cáceres, no puedes perderte la visita al monasterio. Lo encontrarás en la Plaza de Santa María de Guadalupe. Siendo como es uno de los principales atractivos de lugar, no tendrá ninguna pérdida. Por las mañanas abrirá sus puertas desde las 9:30 hasta las 13:00 horas. Mientras que por las tardes podrás visitarlo desde las 15:30 hasta las 18:00 horas. Los adultos tendrán que pagar 5 euros, mientras que los mayores de 65 años, 4 euros. Los niños entre 7 y 14, tan solo 2,50 euros. Este lugar también cuenta con visitas guiadas

Leyendas en torno al monasterio

Se dice que fue a un pastor a quien se le apareció la virgen y ésta le indicó dónde estaba la talla. Tardaron algunas semanas, pero encontraron la figura, entre unas piedras. Por lo que una de ellas todavía se ha guardado hasta hoy en el monasterio. Está a la entrada para que todos los que visiten el lugar puedan admirarla.

Hay unas grandes verjas, que según cuentan, están hechas con los grilletes de los presos. Porque ellos iban a agradecerle a la virgen su liberación. Como antes mencionamos, era un lugar destacado para los Reyes Católicos. Para Isabel era un remanso de paz lo que siempre encontraba en esta zona. La fuente era una pila bautismal donde se bautizaron los indígenas que llegaban al país.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Monumentos

Desde pequeña tenía claro que lo mío era ser profesora. De ahí que me haya licenciado en Filología Inglesa. Algo que se puede combinar a la perfección con mi pasión por la moda, la belleza, los tatuajes o la actualidad. Si a todo esto le añadimos un poco de música rock, ya tenemos el menú completo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*