El noviazgo de Juan Carlos y Sofía de Grecia

La reina Federica de Grecia, en el verano de 1954, organizó un crucero en el Yate Agamenón, para 110 jóvenes que pertenecían a las distintas casas reales europeas.
El objetivo de este viaje era que dichos jóvenes se conocieran. En ese viaje iba Sofía princesa de Grecia de 15 años y entre los jóvenes se encontraba el príncipe Juan Carlos de Bordón de España, de 16 años.
Sobre la cubierta en una oportunidad se conocieron los dos príncipes, y después se siguieron encontrando muchas veces.
Pero el encuentro más importante entre ellos fue en el casamiento del duque de Kent el 8 de junio de 1961.
Ese día se formalizó el noviazgo en secreto de Juan Carlos y Sofía.
En ese año, salió la foto de los príncipes tomados de la mano y se anunció su compromiso. Los novios posaron para los medios de prensa en los jardines del palacio de Tatoi, casa de la princesa Sofía.
A Sofía su prometido le regaló una pulsera de rubíes y a Juan Carlos ella le regaló un sello de oro que a veces lleva en su mano derecha.
Doña Sofía recuerda como fue en realidad, “Recuerdas- dijo mirando a don Juan Carlos ante otros testigos-, que en Suiza en casa de tu abuela, después de comer, entraste tú, me pusiste la pulsera y me dijiste: Nos casamos, ¿eh?
El 14 de mayo de 1962, se casaron en Atenas por los dos ritos.
Primero se casaron por la iglesia católica en la Catedral de San Dionisio, después  se casaron en la catedral ortodoxa Metropolitana de Atenas, dicha boda fue autorizada por el papa.
Cuando terminó la ceremonia, arroz y pétalos de rosa  cayeron sobre los novios.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?