El Palacio Farnese en Caprarola

Palacio Farnese

Apenas 85 kilómetros al norte de Roma se encuentra la pequeña ciudad de Caprarola, un municipio de la provincia de Viterbo en la región del Lacio. La villa está situada sobre una cadena de colinas volcánicas conocidas como los Montes Cimini y su principal atractivo es sin duda Villa Farnese, también llamada Villa Caprarola, la enorme mansión renacentista que domina todo el valle circundante.

Este Palacio Farnese fue construido en un principio como una fortaleza, ya que tanto Caprarola como sus alrededores pertenecían a la Casa de los Farnese. Fue el cardenal Alessandro Farnese quien en 1530, y de acuerdo a un proyecto del arquitecto Antonio da Sangallo, uno de los más importantes de la época, decidió erigir el palacio. Cuatro años después, sin embargo, las obras se detuvieron ya que el cardenal fue nombrado Papa con el nombre de Pablo III.

A destacar especialmente los jardines del palacio, a los que tanto el cardenal como sus invitados podían acceder directamente desde la primera planta del edificio a través de un pequeño puente, en la que se encontraban las principales salas. Este tipo de comunicación directa era una solución arquitectónica muy típica en las villas italianas de la época.

Este palacio fue una de las muchas residencias señoriales construidas por los Farnese en sus dominios. Lo que empezó siendo una fortaleza, a mediados del siglo XVI se convirtió en un imponente palacio renacentista de planta pentagonal, una magnífica residencia de verano tanto del cardenal como de su corte.

Si estás en Roma y quieres hacer una excursión, Caprarola y su palacio deben estar incluidos en tu lista.

– Información adicional

  • Horarios: El Palacio Farnese abre de martes a domingo de 08.30 a 19.30 horas (última entrada a las 18.45). Cierra todos los lunes y los días 1 de enero, 1 de mayo y 25 de diciembre
  • Precios: La entrada cuesta 5 euros para adultos y 2,50 euros reducida. Cada primer domingo del mes la entrada es gratuita
¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*