El sari y el dhoti, dos prendas clásicas en la India

Dhoti hindú

Chico ataviado con las prendas clásicas para hombre

Una de las cosas que más suele llamar la atención a los extranjeros cuando visitan la India es la ropa que usa mucha gente, algo que va principalmente acorde con la región donde nos encontremos así como la religión y también el clima y que veréis cambiar a medida que os vayáis moviendo de una región a otra y que hacen de este país algo diferente en cuanto a prendas tradicionales

Por ejemplo, tanto el sari como el salwar kameez son trajes unisex donde destacan sus pantalones holgados y una túnica, algo usado tanto por hombres como por mujeres aunque en los hombres lo más tradicional es el lungi o dhoti kurta.

El sari es una larga tira de tela sin coser que las mujeres suelen colgar de varias formas diferentes por su cuerpo. Hoy en día, una de las formas más comunes de usarlo es envolverlo por la cintura y posteriormente colgarlo sobre el hombro. La combinación perfecta de un sari es con una blusa ajustada con manga corta conocida como choli o ravika.

Esta prenda tiene sus orígenes en el valle del Indo entre los años 2.800 y 1.800 a.C. gracias a las referencias encontradas por varios arqueólogos que descubrieron la estatua de un sacerdote que llevaba envuelto sobre sí un trozo de lo que parecía ser una tela, por lo que es uno de los atuendos más antiguos de cuantos se conocen, por lo menos en la India.

Por su parte el dhoti es muy usado en Rajastán, Maharashtra y Gujarat, en la India occidental, por parte de los hombres, aunque hay diferentes variedades según la región en la que se encuentren y no en todos los lugares tienen el mismo aspecto. En Gujarat los hombres utilizan el dhoti con una kurta (una túnica suelta abotonada).

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*