El simbolismo de la cobra egipcia

naha

La cobra egipcia tuvo una gran relevancia en el Antiguo Egipto, donde era utilizada como símbolo del faraón, y también representó a la diosa Uadyet. Cuando las demás serpientes representaban a la mítica serpiente Apofis, la cobra simbolizaba el Sol.

Apofis o Apep, en la mitología egipcia representaba en la mitología a las fuerzas maléficas del Duat y las tinieblas. Se trató de una serpiente gigantesca e indestructible, cuya función consistía en interrumpir el recorrido durante las horas de la noche de la barca solar pilotada por Ra, para evitar que consiguiera llegar al nuevo día. Para ello podía acudir a diferentes métodos: atacaba la barca en forma directa o culebreaba en su afán de provocar bancos de arena donde el navío encallara. Su propósito era romper la Maat, el “orden cósmico”.

Los egipcios tenías la creencia de que cuando el cielo se teñía de rojo, era debido las heridas provocadas a Apofis. Asimismo interpretaron que los eclipses eran producto de su intervención en la lucha en la Duat.

Todas las serpientes eran consideradas sagradas y la reencarnación de Apofis, a excepción de la cobra, representaba al Sol. En Egipto la cobra también era símbolo de resurección, siendo popularmente reconocido como el animal protector de los faraones.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*