En qué debes fijarte para alquilar una caravana

viajar en caravana

Sin duda, eso de alquilar una caravana y recorrer medio mundo, se puede convertir en el sueño de muchos viajero. No es para menos, porque gracias a ella, podemos hacer paradas donde queramos y tener todo el alcance de la mano. Parece que se trata de una opción perfecta, pero claro está siempre tiene algún que otro ‘pero’.

Por eso, vamos a darte unos consejos sobre lo que tienes que fijarte a la hora de alquilar una caravana. Es una tarea sencilla, pero no debemos saltarnos ninguno de los pasos para hacerlo todo de la forma correcta. De este modo, podremos disfrutar de unas vacaciones de ensueño.

El tipo de caravana que necesitas

Antes de lanzarnos a alquilar una caravana, está claro que tenemos que pensar en el tipo que necesitamos. Es decir, nos encontraremos con diferentes tipos de caravanas y en cada uno de ellos nos permitirá disfrutar de más o menos espacio. Por lo que es necesario pensar cuántas personas van a viajar y lo cómodas que quieran llegar a estar. Partiendo de ello, puedes optar por las Camper, que son perfectas para dos o tres personas.

precios de caravanas

Cuentan con lo necesario sin grandes proporciones. Claro que por otro lado, igual te convence más las denominadas Integrales, puesto que estas sí que tienen más comodidad la par que amplitud. Si viajáis bastantes entonces las Capuchinas son una gran opción ya que también cuentan con un espacio amplio donde se sitúa la cabina del conductor. Mientras que la Perfilada es bastante parecida a esta última. Solo que hay que pensar si quieres más zona en la cabina o más espacio para habitar.

El presupuesto

Es cierto que este punto es un tanto subjetivo. Ya que cuanto más grande sea la caravana, mayor será el gasto. No solo por el combustible, que también, sino porque contará con más espacio y más detalles básicos que pueden encarecerla. Pero hay que pensar que si vamos de vacaciones, debemos hacerlo de una manera práctica y cómoda. De nada sirve meter muchas personas es una caravana pequeña, ya que será de lo más incómodo. Hasta en ocasiones, gastaremos a mayores, en actividades como cocinar si no hay sitio dentro del propio vehículo. Partiendo de todo ello, también habrá una variación en precios, dependiendo de si es temporada alta o baja, así como de los días que contrates.

Tipos de caravanas

¿Qué es lo que se incluye en el precio?

Siempre es necesario que preguntemos antes de firmar el alquiler de una caravana, para no llevarnos disgustos. Por regla general, lo que se incluye en el precio suele ser las bombonas de gas, Kit de limpieza para el interior, producto para WC, manguera de llenado de agua así como todos los útiles de cocina y en ocasiones, hasta la ropa de cama. Lo que sí debes llevar serán las toallas y en ocasiones las sábanas. Pero como decimos, hay que asegurarse.

La fecha del viaje

Va algo unido al tema del presupuesto y del precio. Lo cierto es que como cualquier viaje, siempre es mejor reservar con antelación. Ya que en ocasiones tenemos que guiarnos por la disponibilidad de las caravanas. Una vez que tengas claro la fecha y el modelo que quieres, entonces daremos el paso para hacer el contrato. Si es en temporada alta, saldrá más caro que en temporada baja, al igual que ocurre con los precios de hoteles o billetes. Si puedes ser flexible en este caso, seguro que te ahorrarás bastante dinero.

Las recargas y los residuos

Son dos pasos que tendrás que hacer al cabo de cada día. No es nada complicado y es que mantener una caravana no te supondrá una cuesta arriba. Pero son detalles a los que no estamos acostumbrados, por regla general. De ahí que siempre debemos preguntarlos y nos lo explicará de forma muy clara. Así, sabrás cómo rellenar agua o cómo recargar la energía y tirar los residuos donde corresponda.

alquilar una caravana

Las condiciones de contratación

De nuevo, no podemos generalizar porque cada sitio de alquiler puede ser diferente. Pero lo que sí debes tener siempre son tus papeles en regla. Para ello, hay que comprobar que no tengamos el DNI con una fecha próxima de caducidad. No tienes que sacar otro tipo de licencia que no sea el carnet de tipo B, con que ya podrás conducir una caravana. Con el DNI o el pasaporte y el permiso de conducir ya podrás dar el primer paso en el alquiler de una caravana. El algunos lugares te pedirán ser mayor de 25 años y que tengas un par de años de antigüedad en el carnet de conducir. Tendrás un seguro y a la hora de hacer la reserva, tendrás que abonar parte del importe.

Opta por empresas especializadas

Cuando es la primera vez que alquilamos una caravana, queremos no saltarnos ninguno de los puntos a tener en cuenta. Por eso, uno de los más importantes junto con los que hemos mencionado, es que debemos ir a las empresas especializadas. Ya que en ellas nos encontraremos con información clara y precisa, además de tener un buen respaldo por si algo llegara a suceder. De este modo, tanto la calidad como la garantía y la confianza estarán de nuestro lado al alquilar una caravana, para que tan solo nosotros nos encarguemos de disfrutar de las merecidas vacaciones.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?