Fontana de Trevi, la fuente más bonita de Italia

Llega sin avisar, como un espejismo en mitad del ajetreo y bullicio de la Roma turística, pero cuando la descubres, sabes que ya has llegado, que quizás siempre estuvo ahí  esperándote. La Fontana de Trevi no solo es uno de los mayores ejemplos de arquitectura barroca italiana de la historia, sino que su encanto y carisma la convierten en una de las atracciones insignia (con permiso del Coliseo) de toda Roma. ¿Te vienes con nosotros a descubrir la Fontana de Trevi y lanzar la famosa moneda al fondo del agua?

La fuente más bonita de Italia

visita fonta di trevi

La Fontana de Trevi es una de las fuentes más antiguas de Roma, cumpliendo una función puramente ornamental desde el principio. En la Antigua Roma, erigir una fuente al final de un acueducto a la hora de repartir el agua era un recurrente típico, y en el caso de ésta, las autoridades la situaron en el llamado Acueducto Virgo, una construcción que traía agua desde un manantial que, según la leyenda popular, les fue mostrado a unos ingenieros romanos por la Virgen alrededor del siglo I a.C. El nombre de la fuente, Tre Vie, hace referencia a las tres calles que se unían en este lugar cuya apariencia no lucía tal cual hoy lo conocemos. De hecho, la Fontana fue destruida tras la invasión de los godos, quedando en el olvido hasta que el Vaticano inició un proyecto para reformarla como parte de sus planes por restaurar toda Roma en el siglo XVII, siendo la restauración de viejas fuentes una de las iniciativas recurrentes durante el Renacimiento.

Tras cien años de deliberaciones, muchas maquetas y un concurso fraudulento, el Vaticano otorgó a Nicola Salvi (muchos aseguran que debido a que era romano y no florentino, como Alessandro Galilei, el supuesto ganador) el reto de crear una fuente en la zona que comprende el triángulo formado por la Vía del Corso y la Vía del Tritone, en pleno centro de Roma.

La Fontana de Trevi no solo es una de las mayores fuentes de toda Italia, sino también una de las más bellas. Con más de 40 metros de extensión por 25 de alto, la fuente fue erigida entre 1732 y 1762 en la fachada trasera del Palazzo Poli utilizando la llamada piedra travertina, la misma utilizada para la construcción del cercano Coliseo, y mineral procedente de las inmediaciones del río Tíber durante cuya manipulación, según la leyenda, muchos hombres perdieron la vida debido al peso de la misma.

La imagen que representa incluye a Neptuno (cuya escultura fue diseñada por Pietro Bracci) en una carroza en forma de concha tirada por dos hipocampos guiados a su vez por dos tritones. Uno de los hipocampos yace tranquilo, mientras el otro es domado por la figura central; ambos representan las dos facetas del mar: la serena y la agitada. La escena principal es enmarcada por dos columnas a cuyos lados yacen las estatuas de la Salubriedad, a la derecha, y la de la Abundancia, a la izquierda, siendo otras dos columnas las que cierran el marco principal de la bella fontana.

Icono pop

A lo largo de la historia, la Fontana de Trevi no solo se consolidó como la fuente más bonita de Italia, o incluso del mundo, sino que su característica estética se convirtió en reclamo de la pintura y cine durante gran parte del siglo XX. La Dolce Vita de Federico Fellini, estrenada en 1960, es el ejemplo más recordado al mostrar a la explosiva actriz sueca Anika Ekberg bañándose en la fuente e invitando a Marcelo Mastroianni a unirse a ella, trascendiendo de forma instantánea como una de las escenas más recordadas del cine del pasado siglo.

A su vez otra cinta, Tres monedas en la fuente (1954), pondría de moda la costumbre de lanzar una moneda al interior de la fuente como un intento por asegurarte que volverás a Roma en el futuro. Sin embargo, a diferencia de la película, en la que esta suerte se invocaba cuando tres personas lanzaban cada uno una moneda al mismo tiempo, la cultura popular ha adaptado con el tiempo sus propios protocolos. De esta forma, si bien una moneda te asegura el regreso, lanzar dos monedas puede atraer el amor y lanzar tres un matrimonio. Si se lanzan con la mano derecha por encima del hombro izquierdo, mucho mejor.

Fontana di Trevi

Una moneda, otra, y así, hasta recaudar más de 3 mil euros diarios gracias a los ilusos turistas, si bien tal suma de dinero al parecer no fue suficiente para cuando las autoridades de Roma se percataron de que los hongos, la contaminación y un leve desprendimiento amenazaban con destruir la fuente. Tras la búsqueda de patrocinadores, finalmente la casa de moda Fendi enfrentó los gastos de restauración de la fuente, la cual comenzó en junio de 2014 y finalizó en noviembre de 2015. Una excusa perfecta para reservar tu billete de avión y dejarte caer por la Ciudad Eterna esta primavera, posiblemente, la mejor época para conocer la fuente más bonita de toda Italia.

¿Piensas visitar la Fontana de Trevi este año?

 

 

¡Recibe el primero nuestros chollos en viajes!
Si quieres viajar más barato y ahorrar dinero, suscríbete a nuestra sección de ofertas y chollos en viajes.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *