Garganta de los infiernos

La denominada Garganta de los infiernos se encuentra en el Valle del Jerte. Considerado como una reserva natural, donde se podrán descubrir numerosos saltos de agua a la parque cascada. Sin duda, la naturaleza es una de las grandes protagonistas en una zona como ésta.

Aunque cuando mencionamos el Valle del Jerte, lo estamos haciendo de una zona bastante amplia. Pero en este caso, la Garganta de los infiernos se sitúa entre localidades como Cabezuela del Valle y como no, Jerte. Si quieres disfrutar de un entorno como éste, no te pierdas toda la información necesaria que debes conocer.

Cómo llegar a la Garganta de los infiernos

La Garganta de los infiernos está cerca de la N-110 (carretera del Valle), que es la carretera que va recorriendo el Valle del Jerte. Dirección Barco de Ávila, pasarás por Navaconcejo. A tan solo 3 kilómetros está Cabezuela del Valle y hacia Jerte, ya veremos una señalización a la derecha. En la zona del río de Jerte verás un camping y como no, también un aparcamiento donde puedes dejar el coche y adentrarte ya en plena naturaleza.

Las rutas de la Garganta de los infiernos

Cuando comienzas a hacer la ruta, verás como los desniveles son los protagonistas de la misma. Pero no hay de qué preocuparse porque no todo el trayecto será de esta manera. En un primer momento sí hay un ascenso pero luego, el camino es bastante llano. Después del primer ascenso nos vamos a encontrar con el Mirador del Chorrero de la Virgen. Allí podrás ver la mejor vista del paisaje y ver el bosque que va cubriendo la Sierra de Tormantos.

Tras la subida y el mirador, solo tenemos que descender hasta los Pilones. Ahí tendrás un camino bastante empedrado. Como no podía ser menos, también desde el Centro de Interpretación salen dos rutas de senderismo que está totalmente señalizadas. Una de ellas está señalizada en blanco y amarillo, siendo circular. Su longitud es de 16 kilómetros. Aproximadamente, serán unas 6 horas de recorrido.

Es la que recorre la parte interior de la reserva natural. Así que, podrás empaparte de la naturaleza así como de su fauna y flora. Sin embargo, la otra es lineal y será de 6 kilómetros contando con la ida y la vuelta. En este caso irá hacia Los Pilones y es una de las más usuales. La verás porque cuenta con el color verde y blanco. Gracias a ser mucho más asequible, hasta podrás hacer esta ruta con niños.

Si bien el interior de la reserva es espectacular, la zona mencionada de Los Pilones, tampoco se queda atrás. Más que nada porque en ella podremos disfrutar de una serie de pozas en la zona de las rocas. Le llaman también las marmitas gigantes. Podrás darte un baño en ellas, solo tienes que llevar bañador y respetar una serie de normas básicas para que no haya ningún tipo de problema.

La flora y fauna en la Garganta de los infiernos

La flora es de lo más variada. Los castaños también cuentan con una amplia variedad y además, es que son muy aprovechados por la gente del lugar. En otra zona de laderas, no nos podemos olvidar de los cerezos. Quienes también son bastante importantes en la zona de Jerte. Por otro lado, los animales tampoco se quieren perder un lugar como éste. Al encontrarnos con tantos hábitats diferentes, es algo lógico que las diferentes especies se instalen en él.

Qué me llevo para recorrer la Garganta de los infiernos

Pues como ya sabrás, al tratarse de la naturaleza siempre hay que intentar llevar ropa y calzado muy adecuado. La comodidad ante todo, para poder disfrutar de una zona así. Aún así, recuerda que se aconseja calzado destinado al senderimo, que cuenten con un buen agarre. Además de ello, recuerda llevar una mochila con agua y algo para comer. Pero eso sí, no podrás tirar nada al suelo, como es aconsejable. Dejaremos la naturaleza tal y como la hemos encontrado. En la zona de Los Pilones dispones de unos merenderos para poder reponer fuerzas. Si te vas a dar un baño, entonces tanto el bañador como la toalla son imprescindibles. Además de un nuevo calzado para esta zona. En este caso se aconseja sandalias de goma que no resbale.

Cuándo visitar la Garganta de los infiernos

Sin duda, todas las estaciones son buenas para disfrutar de un lugar como éste. Quizás porque sabemos que cada estación le añade una belleza diferente. Si quieres ver un buen caudal de los ríos, entonces tanto la primavera como el otoño serán las mejores estaciones. Si vas en época veraniega, podrás disfrutar de unos baños más apetecibles. Así que como ves, no hay una época concreta, cierto es que en en verano, quizás te encuentres con  un poco más de gente. Pero si pensamos en la belleza del lugar, como bien decimos, siempre tendrá mucho qué contarnos.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Naturaleza

Desde pequeña tenía claro que lo mío era ser profesora. De ahí que me haya licenciado en Filología Inglesa. Algo que se puede combinar a la perfección con mi pasión por la moda, la belleza, los tatuajes o la actualidad. Si a todo esto le añadimos un poco de música rock, ya tenemos el menú completo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*