Gmunden, destino aristocrático

Sobre la amplia bahía del lago Traunsee se encuentra Gmunden, una ciudad medieval preciosa que no va a defraudarte si esperas encontrar algo con mucho encanto. Y no eres ni serás el único que admire la belleza de la ciudad y sus alrededores pues ya lo han hecho otros antes que tu y otros más lo harán después. Johannes Brhams, el zar Nicolás de Rusia o algún kaiser alemán han pisado esta tierra de maravillas antes. Castillos, paseos por la orilla del lago, viejas iglesias, plazas y mansiones del siglo XIX con muchos balcones, así podríamos resumir brevemente cómo luce Gmunden.

El caso es que la aristocracia vienesa descubrió este sitio en el siglo XIX y la arquitectura recuerda que no cualquiera podía pasar temporadas en este bello lugar. El turismo sigue llegado y por eso si vas en verano te toparás con mucha gente en el centro. Si no vas a quedarte mucho tiempo es mejor alojarse en esta zona porque estás realmente cerca de todo. El primer sitio para visitar es la casa del Ayuntamiento. Gmunden es un sitio famoso por sus cerámicas y porcelanas y una muestra la encuentras en el ayuntamiento mismo pues allí está el glockenspiel. El centro medieval del pueblo también es muy vistoso. Aquí encuentras la iglesia con su altar barroco, por ejemplo.

El caso es que este bello lugar se fundó allá por el siglo V así que tiene muchos siglos sobre sus pequeñas espaldas. En la Edad Media se hizo poderoso con el comercio de la sal y de esta época datan sus numerosas fortificaciones. La historia le pasó varias veces por encima con guerras, revueltas reformistas, invasiones turcas y guerras de sucesión, por ejemplo, así que tiene una rica historia para contar. ¿Lo visitarás?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?