Grecia y el Turismo Rural

El Turismo Rural es una tendencia que en estos días va en aumento, no solo tomó muchísima importancia en los últimos años, sino que le permite al turista conectarse más con la cultura rural de los lugares que visita y desarrollar otro tipo de contacto con las sociedades.

Esta propuesta es una interesante manera de conocer lugares desde otra perspectiva que no sea la habitual, y entrelazarnos con sus tradiciones. Permite tomar contacto con las poblaciones rurales, conocer sus estilos de vida, qué costumbres tienen y que los distingue y asemeja de la vida en la urbe, qué es lo que comen habitualmente, también se puede conocer su proucción local (algo muy común en este tipo de travesías y lugares), entre otro tanto de cosas que nos trae esta propuesta diferente a la hora de viajar.

En Grecia, esto es algo que va en aumento, este país tiene lugares increíbles que se prestan perfectamente para este tipo de experiencias, lugares que son muy poco visitados por turistas y mantienen sus costumbres sin modificaciones.

Sin duda, de todos los lugares que pueda sugerirle para esto, se destaca un lugar sobre la montaña de Theletrio en una pequeña y pacifica villa de Eubea del norte, llamada Kamatriades. Es una granja muy jóven (data del año 1996) dedicada específicamente a los viajeros que abunda en propuestas interesantísimas para sus huéspedes. Si bien en sus principios no se le puso demasiada fe y fue un pequeño proyecto sin mucha envergadura ni interés, hoy en día es un lugar muy visitado por aquellos que quieren vivir algo nuevo y desconectarse un poco de todo el bullicio de la rutina en las ciudades.

Este lugar cuenta con un entorno muy natural y  por demás pacífico, es ideal para desconectarse de la realidad cotidiana y embarcarse en unas vacaciones de ensueño para recargar las baterías. La taberna ofrece frondosos desayunos desde las 9 de la mañana, con exquisiteses propias del lugar como mermeladas caseras de frutos, pan recien horneado o tostado, jaleas caseras, etc. Además, cuenta con una excelente atención, la gente aquí es muy cálida y abunda, ante todo, la amabilidad, el buen trato y el buen humor.

Y para aquellos que quieran vivir algo verdaderamente lindo, les recomiendo un paseito sobre uno de los caballos del lugar… Créanme, lo van a disfrutar verdaderamente.

Fotos Vía: flickr.com

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?