Hada, el pañuelo tibetano

Hada

La gente del Tibet y algunos mongoles suelen utilizar un trozo muy largo de seda que se entrega como regalo de agradecimiento o como ofrenda. Este trozo de tela de seda se llama Hada y según parece fue inventado por los chinos Han antes de enfilar al Tibet.

Fue durante la dinastía Yuan, cuando el rey tibetano Sakya regresó al Tibet de su encuentro con Hublai, el fundador de la dinastía Yuan, que trajo consigo una pieza de hada con un bordado exquisito de la Gran Muralla y cuatro caracteres chinos que simbolizan “Buena Suerte”. Parece que le encantó y así el hada comenzó a utilizarse en el Tibet. Lo cierto es que este pañuelo tiene distintos largos pero en general mide 2 metros por 30 centímetros de ancho. Se elabora con seda blanca y pura aunque hay algunos que tienen seda sintética y bordados en rojo, amarillo y celeste de estatuas budistas, escrituras en sánscrito, nubes y flores de loto. Los tibetanos muestran sus respetos con un hada, ya sea que estén despidiendo a un amigo, orando a una estatua o haciendo un regalo de bodas.

Incluso, se atan piezas pequeñas de hadas en las cartas, como deseo de buena suerte. Y sí, como no puede ser de otra manera hay una etiqueta a la hora de entregar el hada. Si se entrega a un mayor suele envolverse el cuerpo con él, sostener después sobre la cabeza y finalmente entregarlo. Entre pares o jóvenes el ritual es más sencillo, se entrega en las manos.

Fuente y foto 2: vía Cultural China

Foto 1: vía The Hindu

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?