Helsinki

Vista de Helsinki

Foto de Helsinki

Ubicada al sur del país, Helsinki es la capital y la ciudad más importante de Finlandia. También se trata de una localidad costera que da nombre a un archipiélago de casi trescientas islas y que presume de sostenibilidad, en buena medida gracias a sus amplias zonas verdes. Posee un área metropolitana de, aproximadamente un millón cuatrocientos mil habitantes, pese a lo cual su ritmo de vida es tranquilo.

Fundada en 1550 por el Rey Gustavo I de Suecia para rivalizar con Reval, la actual Tallín de Estonia, vivió su gran desarrollo a principios del siglo XIX cuando Rusia se apoderó de Finlandia y estableció la capital en Helsinki. Para que adquiriera prestigio, los ocupantes reconstruyeron todo el centro de la ciudad siguiendo los cánones del neoclásico y tomando como modelo San Petersburgo. Ya en 1918, con la independencia del país, la ciudad continuó siendo capital y núcleo esencial del desarrollo de Finlandia. Si te apetece conocer Helsinki, te invitamos a acompañarnos.

Qué ver en Helsinki

La ciudad finlandesa te ofrece un buen número de monumentos que se hallan tanto en la propia localidad como en las islas próximas. Entre ellos, puedes visitar algunos de tipo religioso, otros de carácter civil e incluso unos terceros cuya finalidad era militar. Vamos a verlos.

Plaza del Senado: la catedral de Helsinki

La plaza del Senado es uno de los centros monumentales de la ciudad. El edificio más importante es la catedral de Helsinki. Curiosamente, no es la única que hay en la ciudad y se la conoce también como iglesia de San Nicolás en honor al Zar Nicolás I de Rusia, que regía Finlandia cuando se construyó el templo. Su edificación terminó en 1852 y, como toda la plaza del Senado, se debe al arquitecto germano Carl Engel.

Vista de la catedral de San Nicolás

Catedral de San Nicolás

Responde a los cánones del neoclásico y presenta forma de cruz griega, es decir, un espacio central con cuatro brazos simétricos. En cada uno de ellos puedes apreciar exteriormente una columnata y un frontón de herencia griega. Igualmente, posee una gran cúpula central y cuatro torres laterales terminadas igualmente en cúpula.

También encontrarás en la plaza del Senado el edificio central de la Universidad de Helsinki, una imponente construcción igualmente de estilo neoclásico, y el palacio del Consejo de Estado, construido en 1822 y que albergó el Senado del país hasta la construcción de la Eduskunta, su actual sede.

Catedral Ortodoxa Uspenski

Es el otro gran templo de Helsinki y un poco posterior a la luterana de San Nicolás. Su responsable fue el arquitecto ruso Alexey Gornostaev, quien la planeó inspirándose en el arte moscovita del siglo XVI. Te llamará la atención por sus fachadas de ladrillo rojo y por sus trece cúpulas, que representan a Jesucristo y los doce Apóstoles.
Se encuentra en una colina de la península Kratajanokka y es considerada la iglesia ortodoxa más grande de Europa. También es uno de los principales monumentos de Helsinki. Para que te hagas una idea, la visitan más de medio millón de turistas al año.

Suomenlinna

Es uno de los símbolos de la ciudad finesa. Esta fortaleza insular se construyó en el siglo XVIII como defensa de la localidad y ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Si quieres conocer bien Helsinki, tienes que visitarla. En ella, no solo encontrarás túneles, murallas y pasadizos, sino también bares, restaurantes y museos.
Quienes se acercan a ella, son libres de recorrerla como gusten. Pero te recomendamos que sigas la ruta azul, que es la oficial y señalizada por los responsables de la fortaleza. Es más segura y, además, cuenta con indicadores de los puntos más interesantes.

Foto de Suomenlinna

Suomenlinna

Parque Sibelius

Ubicado en la zona de Töölö y al borde del mar, es la zona verde más popular de Helsinki. En él, te sorprenderá el colosal monumento dedicado al violinista finlandés Jean Sibelius. Está formado por 580 tubos de acero que, cuando sopla el viento, emiten una música especial.

Estación Rautatientori

Es el principal acceso a la ciudad a través del ferrocarril. Pero, sobre todo, se trata de un precioso edificio art nouveau que se inauguró en 1919. Adornada con tonos verdes, destacan en él la gran torre del reloj y las cuatro enormes estatuas de su entrada principal.

Otras iglesias

En Helsinki hay dos iglesias muy curiosas. Una es la Capilla del Silencio de Kampi, situada en la plaza Narinkka. Está construida en madera y tiene forma de óvalo, pero lo más relevante de ella es, justamente, la ausencia de ruido que invita al recogimiento.

Y la otra es la iglesia de Temppeliaukio, cuyo interior está excavado en la roca e iluminado por cristaleras. Su extraordinaria acústica la hace igualmente apta para la celebración de conciertos.

Museos

También te ofrece la capital finlandesa un buen número de museos a cual más interesante. Destaca entre ellos el Ateneum o museo de arte clásico. Cuenta con una magnífica colección de pintura. Y, como curiosidad, te diremos que fue la primera pinacoteca en tener una obra de Van Gogh. Lo más increíble es que la compró a un coleccionista por unos cuatrocientos euros.

Edificio del Ateneum

Ateneum

También debes visitar el Museo de Arte Contemporáneo. Pero, más originales son el de Seurasaari, un espacio etnográfico que muestra cómo fue la vida de los fineses entre los siglos XVIII y XX; el Nacional de Finlandia, sobre la historia del país; el de Diseño y el de Submarinos.

Mención aparte debemos hacer por su singularidad del Amos Rex, donde se exhibe igualmente arte contemporáneo. Pero hallarás más originalidad aún en su aspecto exterior. Las salas se encuentra bajo tierra y lo único que asoma son una especie de grandes chimeneas que sirven para dejar entrar la iluminación y que, a primera vista, no se sabe muy bien de dónde salen.

De compras por Helsinki

La capital finlandesa no es barata. Pero en todo viaje queremos traer algún recuerdo. En la zona del parque Diana y alrededor del centro comercial Forum tienes un buen número de tiendas que venden casi todo, desde moda hasta música pasando por productos artesanales.

Zona muy comercial es igualmente la avenida Esplendi, una de las más bonitas de la ciudad por sus edificios monumentales y sus largos paseos. También tiene gran número de tiendas y cafés con terrazas.

Pero el lugar donde encontrarás más souvenirs probablemente sea el centro comercial Stockmann, donde hay incluso postales y cuchillos hechos con astas de reno. Como curiosidad te diremos que algunos grandes almacenes están conectados por túneles para evitar que los clientes tengan que salir al exterior. Es algo que se agradece en invierno, cuando más aprieta el frío. No obstante, mención aparte debemos hacerte de los mercadillos callejeros.

La catedral Uspenski

Catedral Uspenski

Mercados

Si visitas Helsinki, también te debes conocer los mercados populares y empaparte de la vida cotidiana de la ciudad. El más importante al aire libre es el Kauppatori, que se halla en la plaza del Ayuntamiento, un precioso edificio de corte neoclásico.

Igualmente, merece la pena que veas el Mercado Viejo, en la misma plaza pero cubierto. Se encuentra en una construcción del siglo XIX y vende principalmente productos alimenticios. Algo más moderno pero igualmente muy auténtico es el de Hakaniemi.

Las saunas

Podríamos decirte que la actividad favorita de los finlandeses es la sauna, algo que comparten con los ciudadanos de otros países nórdicos como Suecia. Se dice que hay una por cada tres habitantes del país. En Helsinki tienes una ingente cantidad de ellas y además son de todo tipo, desde las tradicionales de humo hasta las de hielo. Y, en la ciudad, se celebra incluso un día de la sauna, con acceso gratuito para todo el mundo. Por tanto si visitas Helsinki y no vas a una, tu viaje habrá quedado incompleto.

Alrededores de Helsinki

También encontrarás lugares maravillosos en los alrededores de la capital finlandesa. Es el caso de los parques naturales de Nuuksio y Sipoonkorpi. También está relativamente cerca Turku, la antigua capital del país, donde tienes que ver su espectacular castillo del siglo XIII.

Por su parte, el casco histórico de Rauma, conformado por antiguas casas de madera y mansiones señoriales, es Patrimonio de la Humanidad. Y, si viajas a Helsinki en verano, la localidad playera es Pori. Finalmente, para los más pequeños, tienes el Moomin World, un parque de atracciones que es cuna de los mumins, esos graciosos troles escandinavos.

El castillo de Turku

Castillo de Turku

El clima en la capital finlandesa

Helsinki presenta un clima continental húmedo. Los inviernos son muy fríos aunque, debido a la influencia del Báltico y de la corriente del Golfo, no tanto como en otras ciudades de las mismas latitudes. En todo caso, es fácil que se llegue a -5 grados centígrados e incluso durante un par de semanas al año a -20.

Además, debes tener en cuenta que, durante buena parte del invierno, los días duran menos de seis horas. Por el contrario, en verano se dan hasta diecinueve horas de luz solar al día. Las temperaturas en esta última época son agradables, de entre 19 y 21 grados. Por todo ello, las mejores fechas para viajar a Helsinki se dan en los meses de julio, agosto y septiembre.

Gastronomía de Helsinki

La cocina finlandesa en general y la de Helsinki en particular no es tan distinta de la nuestra como pudieras pensar. Nada de pescados ahumados o hervidos ni de carne fermentada de tiburón. Es mucho más sabrosa que todo eso.
El reno tiene un papel destacado en la gastronomía de Helsinki. Dos platos típicos de ella son el Poronkaristys, un guiso con carne de este animal acompañada de puré de patata y mermelada de arándanos. Y el Poronkieli, que se prepara a base de lengua de reno.

Por otra parte, el smorgasbords vendría a equivaler a nuestros entremeses. Pero, además de pescado, charcutería y carne, lleva verduras y ensalada. Asimismo, parecido a nuestras empanadas son el kukko, pan de centeno que se rellena de pescado o patatas, y la lihapiirakka, que lleva en su interior una mezcla de carne picada, cebolla, pepinillos y mostaza.

En cuanto al pan, predomina el de centeno, que se hace con una masa agria. Y, respecto a los postres, destacan los rollos de canela o korvapuusti y la mustikkapiirakka, que es tarta de arándanos.

Para picar, los habitantes de Helsinki son casi adictos al regaliz salado o salmiakki y a los karjalan, unos pasteles de harina y arroz o patatas. Y, para beber, es muy típica la piima, una leche fermentada que te gustará. Por su parte, el agua es muy buena en el país. Pero, aunque sea del grifo, te la cobrarán. Eso sí, tan solo cuesta unos cincuenta céntimos de euro la jarra. Y el alcohol es caro, salvo un tipo de cerveza que apenas lo contiene.

Un tranvía de Helsinki

Tranvía de Helsinki

Cómo moverse por la capital finlandesa

Para llegar a Helsinki desde el aeropuerto, tienes una línea de la empresa aérea Finnair que te lleva en aproximadamente media hora y cuyo billete cuesta unos siete euros. Te deja en la estación de trenes.

Una vez instalado, te interesa saber que la ciudad tiene un magnífico sistema de transporte público por lo que te será fácil moverte por ella. Existen un buen número de líneas de autobús que conectan toda la ciudad y funcionan desde primera hora de la mañana hasta las 12 de la noche.

También hay un autobús turístico que hace un recorrido por la localidad de casi dos horas. Igualmente, posee una eficaz línea de metro que une la zona este de la localidad con el centro y un servicio de ferry que te llevará hasta Suomenlinna.

Pero lo más típico de los medios de transporte en Helsinki son sus tranvías. De hecho, es el modo de desplazarse favorito de los helsinguinos. Hay trece líneas que circulan entre las 5.45 horas de la mañana y las 12 de la noche conectando todos los barrios de la ciudad.

En conclusión, Helsinki es una gran desconocida para los occidentales. Pero tiene mucho que ofrecerte: un buen número de espectaculares monumentos y museos, gastronomía diferente a la nuestra pero también deliciosa y unas costumbres que te sorprenderán. ¿Te animas a visitarla?

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*