Historia del beisbol cubano

El béisbol cubano como deporte tiene su origen en el juego de Batos que los aborígenes cubanos utilizaban para jugar, especialmente los Taínos. Los cronistas españoles que viajaron a la isla en la conquista de diferentes expediciones y colonización han proporcionado evidencia de esta actividad.

Ese partido se jugó en el batey y se trataba de una primitiva forma de jugar a la pelota para golpearla que estaba hecha de resina y hojas en forma de un trozo de una rama de un árbol cortado en la forma de una pala.

Entre otros hechos relacionados, según los lingüistas, existe una relación en el origen de las palabras bate (bat) y batear (golpear) con el correspondiente batey palabras y batos utilizado por los taínos.

No hay información sobre la historia del béisbol hasta el año 1845 en el que Alexander J. Cartwright funda el equipo Knickerbockers, el equipo que por primera vez fue a Nueva York y en el mundo y desde ese momento en la práctica de este nuevo deporte comenzó a extenderse a través de las tierras del Caribe .

Se dice que los marines estadounidenses fueron sus principales promotores y Cuba fue el primer país en dar la bienvenida a esta actividad. Se cuenta que en en 1871, varias familias ricas enviaron a sus hijos a estudiar a escuelas y universidades de los Estados Unidos. Nemesio Guillo (fundador de la pelota cubana) y José Dolores Amieva y sus dos hermanos formaban parte de esta ola que introdujo la técnica y ayudó a promover el deporte que habían conocido en los Estados Unidos.

Ellos crearon un equipo en Matanzas y comenzaron a jugar en terrenos baldíos. El histórico estadio Palmar del Junco, en Pueblo Nuevo fue construido antes y que era considerado como el primero de su tipo en la isla, donde el primer juego de béisbol cubano oficial tuvo lugar en 1874.

Hasta que en 1877 el primer partido internacional con un equipo estadounidense se llevó a cabo, en el Palmar de Junco, este equipo llegó a Matanzas a bordo de un buque escuela estadounidense. Un año más tarde, en 1878, la pasión por el béisbol surgió entre el pueblo cubano. La Liga Profesional de Béisbol de Cuba fue creado.

Los estadios fueron construidos en todas partes en La Habana, donde decenas de aficionados fueron a ver partidos de béisbol en lugares como Canteras de Medina, Melitón, Hacendados, Placer de Peñalver y la Quinta de Torrecillas en Puentes Grandes.
El béisbol profesional se practicó en Cuba hasta 1961.

 

Un comentario, deja el tuyo

  1.   Ricky dijo

    La tesis del origen del béisbol en Cuba y las Antillas de acuerdo a la tradición aborigen del juego de Batos es ABSOLUTAMENTE insostenible desde el punto de vista histórico, arqueológico y antropológico. el batos es un juego de dos bandos, donde se pasa la pelota de un bando al otro, por tanto es similar a otros juegos en América Central. Es más parecido al voleibol o al tenis, nada tiene que ver con el deporte norteamericano llamado béisbol. Las tesis de este supuesto e incoherente origen aborigen tiene su génesis en el nacionalismo, como respuesta a la penetración imperialista en el área, pero los objetivos políticos no están sobre las pruebas científicas.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?