Independencia de Australia

Todos sabemos que Australia nace como una colonia británica pero lo cierto es que gana su independencia. ¿Sabes cómo? Bueno, presta atención. El primer asentamiento europeo en Australia data de finales del siglo XVIII. Pasa a ser un grupo de colonias, seis en total, pero para el siglo XIX ya gozaban de cierto gobierno interno semiindependiente y tenían su propio parlamento colonial. Inglaterra, la Madre Patria, se ocupaba de su defensa y de las relaciones con otros países, haciendo intervenciones directas en ocasiones.

Este tipo de relación fue legalizada con la firma de un tratado llamado Colonial Laws Validity en el año 1855. Si bien por un lado era positivo por otro terminó complicando el desarrollo económico de las colonias. Por eso mismo mas adentrado el siglo XIX empezó a nacer un movimiento de federalización completa de Australia. Es decir, la idea era que las seis colonias se unieran como estados federados. Para eso hubo varias convenciones y para 1890 se adoptó una constitución que se inspiró tanto en Inglaterra como en los Estados Unidos: así nacio la monarquía parlamentaria del primero y el aspecto federal del segundo. Los habitantes de las seis colonias votaron esta constitución (las mujeres solo pudieron hacerlo en el Sur de Australia y los aborógenes aquí y en Queensland).

Así, el Commonwealth de Australia nació finalmente en 1901: el nacimiento de una nación con ejército y diplomacia propios. Con los años se harían nuevas modificaciones que irían limitando el poder e influencia de Gran Bretaña y aun hoy en día hay un fuerte movimiento para volver al país una república.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?