La Caldera de Taburiente

Caldera de Taburiente

La Caldera de Taburiente se encuentra en Canarias, en la Isla de la Palma. Se trata de un parque protegido de más de 46 kilómetros cuadrados al que muchos llaman la maravilla natural de la isla. La Caldera forma una depresión que está entre los 600 y los 900 metros sobre el nivel del mar.

Una de las grandes riquezas que nos vamos a encontrar en La Caldera de Taburiente es la riqueza biológica. Tanto la flora como la fauna que allí está presente está formada por diversas especies. Hoy te contaremos todo lo que necesitas saber de una zona tan especial como ésta.

Cómo llegar a la Caldera de Taburiente

Justo en el centro de la Isla de la Palma, nos encontraremos con este lugar. Más concretamente está en el municipio El Paso. Para encontrarlo, tendrás que desplazarte por la carretera comarcal LP-3 hasta el kilómetro, 23,900. Esta carretera es la que también une Santa Cruz de la Palma con los Llano de Aridane. Justo en El Paso, nos podemos encontrar con el llamado Centro de Visitantes.

Cómo llegar a la Caldera de Taburiente

Para poder ir hasta este lugar, puedes tomar el autobús, ya que te dejará justo en el aparcamiento de dicho Centro. También desde este lugar podrás acceder hasta un mirador de Cumbrecita. Son un total de 7 km. Hay un segundo mirador que es el mirador del Roque de los Muchachos. Puedes llegar tanto por la carretera LP-1032 que va hacia el Observatorio Astrofísico o bien por los Llanos donde tomarás la carretera LP-1 y LP-113. En este caso, no tendrás un servicio de transporte muy regular. Pero sí hay taxis o coches de alquiler. En todos los puntos tendrás una caseta de información.

Rutas Caldera de Taburiente

Justo en el centro de la Caldera, hay un nuevo mirador. En este caso hablamos del llamado mirador de Brecitos. En este caso partiremos desde los Llanos de Aridane. Contarás con indicaciones muy claras hasta llegar al Parque. Eso sí, recuerda que hay zonas en las que no se puede aparcar. Por lo que tendrás que dejar el coche un poco antes y seguir el trayecto en un taxi o a pie, si quieres disfrutar de las grandes vistas que este lugar te ofrece.

El origen de la Caldera

El origen de la Caldera parte de un cráter con lava. Cuando se enfría, formarán las rocas basálticas. Hay que decir que las erupciones de las calderas son mucho más tranquilas de lo que nos podemos imaginar. Hay otro proceso que sí parte de este lugar. Se trata de que la lava se derrama de una forma muy rápida dentro del cráter. Esto se produce por un espacio abierto en la pared de dicho cráter o bien porque la lava líquida hace una especie de brecha en la parte superior. Éste parece ser el caso de la Caldera de Taburiente. Se dice que este lugar se formó hace más de dos millones de años. La erosión fluvial tuvo lugar después de haberse derramado la lava, así surgió esta zona tan concreta de la isla.

Origen Caldera de Taburiente

¿Qué nos encontraremos en la Caldera?

Por un lado, disfrutaremos de su flora. Dentro de ella veremos el llamado pino canario. Una especie que es capaz de vencer a los incendios. Ya que aunque su corteza se queme, por dentro el fuego no lo alcanza. Justo dentro de la Caldera estarán las laurisilvas. Compuestas de faya y brezo o monte verde como suele reconocerse en esta zona.

El sauce canario el helecho común o el laurel también estarán muy presentes. Con respecto a la fauna se dice que la gran mayoría de la misma está compuesta por insectos. Se desconocen todas las especies de los mismos que pueda haber. Los murciélagos, anfibios y reptiles también se encontrarán en una zona como ésta. El resto de la fauna vertebrada son especies que fueron introducidas.

Ruta por la Caldera de Taburiente

Si todavía no te ha quedado claro eso de los miradores o de las zonas a visitar, te lo contamos de forma más detallada con esta ruta. Partiremos desde el mirador de Brecitos. Es uno de los lugares que está más cerca del interior del parque y donde los coches todavía sí pueden acceder. Partiendo de él, tendrás que seguir unos seis kilómetros a través de una zona de pinar. Es un paso bastante recomendable. Aunque hay que decir que desde el sendero por el que irás, sí puedes tener un poco de vértigo en algunas ocasiones por los desniveles. Durante el paso te encontrarás con fuentes y como no, con un nuevo mirador.

Qué ver en la Caldera de Taburiente

Poco tiempo después ya divisaremos el río y con él la llamada playa de Taburiente. Cuando llegamos a la zona de acampada vamos a ver el centro de servicios. Aquí te darán toda la información necesaria y también disponen de aseos. Tras él, nos encontraremos con un descenso llamado la Cuesta del Reventón. Nos encontraremos con la llamada cascada de colores. Allí vemos cómo el color del musgo o el agua se unen para crear un gran espectáculo de colores. Llegará después el barranco de las Angustias y finalmente un nuevo descenso menos acusado por la zona del barranco.

Consejos de viaje

  • ¿Qué época es mejor para visitar la caldera?: Como las temperaturas no son demasiado elevadas en esta zona, cualquier época es buena para hacer una visita. Claro que en los meses primaverales serán cuando su mayor belleza esté en auge.
  • ¿Cómo llegar en coche?: Cuando se trata de una zona así, hay que tener muy claro hasta dónde podemos llegar con el coche. Si llegas por la zona norte, entonces podrás acceder hasta Roque de los Muchachos. Por el sur, hasta el Centro de visitantes y una tercera entrada sería hasta el Lomo de los Caballos. Aquí nos dejaría con la ruta de los Brecitos.

Miradores Caldera de Taburiente

  • Centro de visitantes: Sabemos que es uno de los puntos clave de la zona. Está abierto todos los días desde las 9 de la mañana hasta las 18:00 h. Allí encontrarás toda la información que necesitas.
  • Ropa y comida: Ni qué decir tiene que tendrás que ir provisto de una ropa muy cómoda, al igual que el calzado. Lleva una mochila con agua y con algo de comida. No podrás tirar nada al suelo ni llevarte contigo piedras o plantas de la zona.
  • Visitas guiadas: Hay unas visitas guiadas al parque. Éstas suelen comenzar a las 10 de la mañana. Para poder realizar una de ellas, puedes hablar con la persona responsable de la zona de acampada. Este tipo de visitas te llevarán por las zonas principales.

Sin duda, es otro de esos rincones que tenemos que visitar al menos, una vez en la vida. Un contacto con la naturaleza y con todas sus especies. Aunque no se necesita una preparación para poder disfrutar de ello, bien es cierto que las personas con poca movilidad no cuentan con accesos para ellos. Aunque sí los tendrán en el centro de visitantes que está parcialmente adaptado.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Naturaleza

Susana Godoy

Desde pequeña tenía claro que lo mío era ser profesora. De ahí que me haya licenciado en Filología Inglesa. Algo que se puede combinar a la... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *