La Fuente del Agua Feliz o Fuente de Moisés

Fuente del Agua Feliz

La céntrica Piazza di San Bernardo, una de esas plazas ruidosas que en Roma suelen estar atestadas de tráfico a cualquier hora del día, acoge en uno de sus extremos la Fuente del Agua Feliz o Fuente del Moisés. Inaugurada en 1587, fue proyectada por Giovanni Fontana  y consta de tres arcos cerrados y cuatro columnas jónicas. Curiosamente lleva este nombre en honor al Papa Sixto V, al que se conocía como Felice Peretti.

El Sumo Pontífice quiso realizar esta obra con el fin de llevar agua hasta su Villa Montalto, un enorme y vasto complejo que se extendía entre las colinas del Viminale y el Quirinale.

En el arco de la izquierda se puede ver un relieve de Aarón guiando al pueblo hebreo al agua del desierto, mientras que en el de la derecha el relieve representa a Gedeón eligiendo a los soldados y observando su modo de beber. En el arco central aparece la figura de Moisés, obra de Leonardo Sormani, señalando las aguas surgidas milagrosamente de la roca. Fijaros cómo en su mano izquierda Moisés lleva las tablas de la Ley, cuando en el milagro que se representa aún no las había recibido.

A los pies del Moisés tenemos cuatro leones al estilo egipcio de los que mana el agua. En la parte superior de la fuente aparece el escudo papal sujeto por dos ángeles y escoltado por dos pequeños obeliscos.

Os recomiendo visitar esta plaza no solo por esta fuente, sino también por las iglesias de Santa Maria della Vittoria, Santa Susana y San Bernardo alle Terme.

 

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*