La historia trágica de Apolo y Dafne

Apolo y Dafne

Una de las historias de la mitología griega que tiene como protagonista Apolo, el joven valiente del arco y la flecha, es la que protagonizan Apolo y Dalfne. Apolo, hermano mellizo de Artemisa, hijo de Leto y el dios Zeus, eterno perseguido por Hera y custodio de su madre, se puso en la mira de Eros, el dios del amor y el sexo.

Dice el mito que un buen día Apolo se burló de Eros porque andaba jugando con el arco y las flechas. Enfadado Eros tomó dos flechas  una de hierro y otra de oro y disparó una a Dafne, una bonita ninfa, y otra a Apolo. La de hierro fue a parar a la ninfa pero incitaba el odio y la de oro fue a parar a Apolo inflamando de amor su corazón. Pero por los flechazos Dafne aborreció a Apolo y Apolo solo pudo amarla. Dafne no quería casarse y tener hijos, prefería cazar y vagar por el bosque, por eso le pedía a su padre que la dejara soltera.

Pero Dafne era muy hermosa y tenía muchos pretendientes y a ellos se sumó el enamorado Apolo. La persiguió y ella escapó siempre hasta que los dioses se conmovieron y ayudaron a Apolo a cazarla. Desesperada Dafne le pidió ayuda a su padre y esta la convirtió en una mezcla de mujer y árbol con ramas y corteza. Apolo no pudo amarla como pretendía pero a cambio prometió amarla por siempre y mantenerla siempre verde con sus propios poderes de inmortal.

Fuente y foto – Wikipedia

 

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?