La leyenda de Medea

Medea era sacerdotisa de Hécate, en la mitología griega era hechicera y bruja, hija de Eetes y de la ninfa Asterodia, pero también se cree que era hija de Hécate, de la cual aprendió la magia y la hechicería. Su tía Circe también aprendió la hechicería con Hécate. Tenía un hermanastro llamado Apsirto.
Medea tuvo gran participación en el rescate del Vellocino de Oro por Jasón y luego lo ayudó a escapar, sino hubiera sido por sus hechizos nunca Jasón lo hubiera conseguido. Pero Medea a pesar de ser una maga hechicera, estaba profundamente enamorada de Jasón.
Jasón le dijo a Apsirto, hermano de Medea, que lo dejara seguir con el Vellocino de oro, que él le entregaría a su hermana, pero Medea al darse cuenta ideó un plan, para que Jasón terminara matando a Apsirto. Jasón no sólo lo mató, sino que lo trozó y lo tiró al mar.
Luego su padre Eetes, muy enfurecido y muy preocupado se dedicó a juntar todos los trozos del cuerpo de Apsirto. Mientras esto acontece, es aprovechado por Medea y Jasón, para escapar con los Argonautas.
Pero Medea necesitaba ser purificada por la muerte de su hermano Apsirto, y acude a Creta en busca de Circe.
La historia de Medea es la de una mujer que se vale de todas las hechicerías para conseguir todo lo que quiere, pero no puede conseguir enteramente el amor de Jasón, ya que este se casa con Glauca, y Medea muy ofendida, algunos escritos de la mitología dicen que le regaló un vestido a la novia muy hermoso, que la aprisionó tanto que la mató.
A Medea la representan con una lanza, un casco y un escudo.
Jasón muere de viejo aplastado por la proa del Argo.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?