La mejor playa de Cabo de Gata

Tratar de encontrar la mejor playa de Cabo de Gata, en Almería, no es fácil, especialmente cuando se trata de un parque natural de 64 kilómetros de costa en el que las propuestas son muchas e igual de hipnóticas. Pueblos blancos, playas cristalinas y páramos volcánicos conforman uno de los mejores escenarios (sino el mejor) de la costa española durante la temporada estival, convirtiendo la búsqueda de la playa perfecta en la mejor aventura del verano en tierras sureñas.

A fin de compartir con vosotros mi playa favorita y su secreta ubicación comenzaremos en el pueblo de San José, primer punto de esta ruta hacia un lugar perdido entre montañas y acantilados cuyo acceso requerirá de un cierto sentido de la aventura.

San José, punto de partida hacia el paraíso

Cuando descendemos en coche por las erosionadas carreteras de Cabo de Gata, a media hora de la ciudad de Almería, la presencia de ese “mar de plástico” formado por tantos invernaderos no parece encajar con la existencia de un paraíso escondido. Sin embargo, a medida que nos aproximamos a la costa el encanto secreto de esta tierra explota en pequeños pueblos y algunas de las playas más salvajes del Mediterráneo.

Si tuviera que escoger las mejores playas de Cabo de Gata estas serían sin duda las de San José, el pueblecito marinero más turístico del parque natural designado como una de Las 7 Maravillas Naturales de España en 2014. Dirigirnos hacia el sur desde este pueblo por los caminos de tierra supone adentrarse en un abanico de posibilidades ideal para los amantes de las playas, el naturismo y la escasa masificación.

Comenzamos en Playa de los Genoveses, quizás la más comercial pero no por ello menos bonita playa de esta zona, y proseguimos hasta Barronal, situada a 10 minutos a pie desde un párking en el que nuestro coche sólo puede estar aparcado hasta las 9 de la noche tras haber pagado 5 euros por vehículo durante el fin de semana (una norma que ha comenzado a levantar ampollas entre los amantes del parque durante los últimos años).

El hecho de tener limitaciones respecto al aparcamiento puede suponer un problema a la hora de quedarnos más tiempo en la mejor playa de Cabo de Gata, pero no es algo imposible.

Cala Chica, la mejor playa de Cabo de Gata

Fotografía: Alberto Piernas

Seguramente cada visitante de Cabo de Gata tenga una playa favorita: Mónsul, Playa de los Muertos, San Pedro, etc. Sin embargo, la ventaja con la que cuenta Cala Chica, mi playa favorita de Cabo de Gata, reside en un acceso complicado cuya recompensa merece mucho la pena.

A la hora de dirigirnos a esta playa aparcaremos el coche y andaremos hacia el mar hasta alcanzar el hueco formado entre dos montañas por el que se cuela la presencia de Barronal, una playa también muy recomendable para pasar el día si trepar por acantilados y montañas no es lo vuestro.

Si queréis continuar hacia Cala Chica, lo mejor será plantarse en la entrada de Barronal y girar hacia la izquierda, ascendiendo por una duna que acaba convirtiéndose en montaña. A partir de ahí se traza una senda entre los escarpados filos del acantilado señalizados por una tiza borrada mientras nuestro cuerpo oscila hacia un Mediterráneo embravecido al golpear estas tierras volcánicas. Tratar de mantener la atención y no cargar con demasiado peso será primordial.

Tras bordear la cima del acantilado y escalar un saliente de rocas durante unos quince minutos accederemos a una montaña colindante formada por pequeños escalones de piedra cuyo ascenso nos descubre la presencia de Cala Chica, la playa más bonita que he visto en mi vida.

La posición privilegiada de esta playa nos permite disfrutar de un paraíso en el que, como mucho, nos toparemos con una o dos parejas en pleno mes de agosto. Las otras dos con las que no nos cruzaremos posiblemente habrán construido su pequeño “chambao” con rocas y restos de palmera seca en las cuevas situadas frente a esta playa de aguas cristalinas.

 

Acampar en una de las cuevas de Cala Chica es la mejor opción a la hora de disfrutar de este entorno privilegiado, especialmente porque la playa, a pesar de su nombre, es lo suficiente extensa como para no cruzarnos con nadie y disfrutar de nuestro rincón de paz. El único “pero” sería, efectivamente, querer pasar la noche en esta playa alejada. El modo de conseguirlo es posible, salvo que requiere de cierta organización.

La seguridad comprueba que ningún coche sobrepase el horario establecido, por lo que acampar en Cala Chica puede no resultar tarea fácil en un principio, ya que la única opción es alcanzarla andando desde San José, dónde habremos aparcado el coche. Alcanzar Cala Chica desde el pueblo nos tomará 30 minutos y requerirá de un equipo poco pesado a la hora de iniciar la marcha (con una tienda de campaña tipo Refugio de Decathlon será suficiente).

Una vez nos aseguremos de haber aparcado el coche fuera de los límites de estas playas sólo quedará disfrutar de un paraíso en el que respetar el medio ambiente es fundamental y al que nadie bajará a molestaros por la noche salvo, quizás, algún zorro inofensivo atraído por esa luna privada.

La mejor playa de Cabo de Gata se encuentra cerca de San José y se llama Cala Chica, un lugar cuyo descubrimiento provocará en vosotros la certeza de estar en la última playa por descubrir de Andalucía, quizás de España. Sin duda una de las playas más maravillosas de España y destino preferido de los daneses, tal y como nos dicen nuestros amigos daneses de trendhim.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Playas

Alberto Piernas

Escritor de viajes y literatura, colaborador en diversos medios y creador del blog El Escritorio Viajero, donde abordo lugares y libros exóticos... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *