La Sala delle Asse en el Castillo Sforzesco

Sala delle Asse

Leonardo da Vinci, nacido en Florencia el 24 de abril de 1452, llega a Milán en 1482 a la edad de 30 años en busca de una ciudad más abierta y pragmática. Pronto se pondría a las órdenes de Ludovico Sforza, mecenas y duque de la capital lombarda. Precisamente estaba trabajando en su famoso cuadro de La Última Cena cuando recibió el encargo de decorar las paredes de la gran sala situada bajo la torre noreste del Castillo Sforzesco, con motivo del casamiento entre Gian Galeazzo Sforza, sexto Duque de Milán y su prima carnal Isabel de Aragón, princesa de Nápoles.

Esta sala, conocida por aquel entonces como la Camara dei Moroni, lleva el nombre hoy de Sala delle Asse. La decoración, la única de Leonardo que ha llegado hasta nuestros días, consiste en una pérgola con hojas y ramas floreadas de 16 árboles que se entremezclan entre sí simbolizando la unión de los dos contrayentes. En la parte superior puede verse el cielo, rodeado con una cinta dorada, alrededor del escudo de armas de los Sforza. Una carta del canciller Gualtiero Bescapé al Duque Ludovico, fechada en septiembre 1498, señala el momento exacto en el que Leonardo terminó los trabajos de decoración de esta sala.

La decoración cubre la pared norte de la sala. Desde el punto de vista histórico hay que señalar que esta sala era la que usaba la corte de Ludovico Sforza para celebrar los grandes festejos, reuniones y bailes de la época.

El único problema en la actualidad es que las distintas restauraciones han modificado ostensiblemente la belleza original de la pintura. La pintura, cubierta por otros yesos, fue redescubierta en 1893, restaurándose en profundidad unos diez años más tarde, aunque la definitiva no se realizó sino hasta 1954.

Más información – Castillo Sforzesco

Imagen – Roma Corriere

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*