Lagos de Plitvice: La Croacia de cuento de hadas

Lagos de Plitvice

En el corazón de Croacia existe un lugar que superará tus mejores sueños: montañas topadas de hayas, lagos de un azul cielo y cascadas que incitan a perderse en un trance viajero único. No te pierdas nuestro recorrido por el Parque Nacional de los Lagos de Plitvice.

Breve introducción a los Lagos de Plitvice

Cascada en el Parque Nacional Lagos de Plitvice Croacia

Si te dejas caer por la región de Lika, en el margen centro-oriental de Croacia, quizás te lleves una grata sorpresa. Puede que cruces a través de un puente de cuento y te topes con pececillos minúsculos nadando en agua de un azul increíble, de esa tonalidad que parece propia de un sueño. Y si levantas la vista, comprobarás que los lagos son tan solo el principio, existiendo un conjunto de montañas y barrancos cubiertos de vegetación y cascadas que brotan de todas partes. ¡Bienvenidos al Parque Nacional de los Lagos de Plitvice!

Ya declarado Parque Nacional en 1949 y designado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1979 con una extensión concebida en el año 2000, el Parque Nacional de los Lagos de Plitvice es una de las grandes atracciones naturales a tu paso por ese mágico país llamado Croacia.

Un área de hasta 30 mil hectáreas de las cuales 22 mil están totalmente cubiertas de bosque, si bien la zona que el viajero puede visitar engloba unos 8 kilómetros cuadrados. Todo un deleite para los sentidos de quienes llegan a Croacia buscando una estampa que supere todas sus expectativas.

Considerado como uno de los lugares más bellos del mundo (de hecho, fue candidato a ser una de las Siete Maravillas Naturales del Mundo), el Parque Nacional de los Lagos de Plitvice contiene hasta 16 lagos y 92 cascadas, si bien un 90% de su vegetación se compone especialmente de hayas.

Un vergel único que invita a realizar hasta siete rutas temáticas que pueden convertirse en la mejor guía a la hora de perderse por este paraíso en la Tierra.

Visitando el Parque Nacional de los Lagos de Plitvice

Lagos de Plitvice superiores

A la hora de visitar los lagos de Plitvice, las dos ciudades base más cercanas para hacerlo son Zagreb, ubicada a 138 kilómetros, y Zadar, a 150 kilómetros. Ambos lugares son buenos a la hora de partir hacia el parque , ya sea a través de autobús (BusCroatia y sus 20 euros de ticket de ida y vuelta es una buena opción) o bien alquilando un coche, ya que la distancia se cubre en 2 horas y en el propio parque es posible aparcar.

El horario del parque natural es de 8 de la mañana hasta las 6 de la tarde, por lo que llegar al lugar a primera hora es de lo más recomendable, especialmente si quieres encontrar lugar en el párking y ahorrar largas colas.

Respecto a la mejor época para visitar los Lagos de Plitvice, esta es primavera  o bien otoño, esta última especialmente por el espectáculo de color que adquieren los hayedos.

Y es que la estación también está muy ligada al aforo, sino también a los precios del parque. Si decides visitarlo en la temporada baja, entre octubre y marzo, el precio es de 55 kuras croatas (7.50 euros), mientras que en los meses de abril, mayo, junio y septiembre el precio es de 110 kuras (14.80 euros) y en julio y agosto de 180 (24.22 euros).

El parque cuenta con dos entradas y el ticket incluye un paseo en barco por el lago de Kozjak, el más importante del complejo, además del acceso en tren que parte hasta sendos accesos.  A su vez, el mapa orientativo que te entregan en la entrada incluye las siete rutas que puedes realizar en función de tu tiempo y las atracciones que quieras visitar.

En el caso de decantarte por la primera entrada, podrás caminar entre los lagos de menor altitud hasta culminar en la cascada del río Plitvice, que con sus 78 metros de alturas supone todo un espectáculo. Por su parte, la segunda entrada se centra más en los lagos superiores, destacando el Proscansko, el más alto de todos,  o el salto de Labudovacpor, ambos espectaculares. En cualquier caso, el mencionado tren permite enlazar ambas entradas  o llegar hasta la que elijamos.

Uno de los lagos de Plitvice

Una vez dentro, solo debes disponerte a disfrutar de un paisaje mágico en el que las cascadas surgen de todos lados, los lagos evocan un azul sobrenatural y la natura rebosa mil encantadores matices.

Imprescindible una visita al enorme lago de Plitvice, el principal, por el que surca el famoso barco eléctrico, o perderse entre el silencio al que invitan las pasarelas de madera que serpentean por todo el parque, permitiéndote obtener vistas imprescindibles de los lagos.

Quedarse en el parque

Lago en Plitvice

Desde Dubrovnik, la distancia respecto a los Lagos de Plitvice es de 400 kilómetros, por lo que puede que la idea de quedarte en el parque un par de días se te antoje perfecta cuando se trata de descubrir todos sus encantos sin prisas y a tu aire.

En el caso de hacerlo, es posible adquirir una entrada de dos días más barata mientras te decantas por hoteles cercanos como Grabovac, uno de los alojamientos más famosos de la zona. A su vez, el propio parque cuenta con áreas de acampada compuestas por bungalows desde los que obtener vistas inmejorables de los lagos y los hayedos.

Por último, no podemos olvidarnos de la posibilidad de comer en uno de los restaurantes que sirven típica gastronomía croata en las inmediaciones de los lagos. Entre ellos, cabe destacar la presencia del Kozjacka Dragga Buffet, un restaurante tipo catering en el lago Kozjak ideal para reponer fuerzas mientras completas tu aventura.

Como puedes comprobar, el Parque Natural de los Lagos de Plitvice es un paraíso en sí mismo ideal de visitar durante un viaje a la bella Croacia. Ya sea desde Dubrovnik, Zagreb o Zadar, o bien optando por dos días perdido en plena naturaleza, visitar uno de los parajes naturales más bonitos de Europa merece de toda tu atención para que la aventura sea perfecta.

¿Te gustaría visitar el Parque Nacional de los Lagos de Plitvice?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?