Las ciudades más bonitas de España

Si hay un virtud que caracterice a España es la variedad y contraste de sus escenarios. Podemos esquiar en los Pirineos y tomar el sol en una isla de clima subtropical para, después, perdernos por las calles cosmopolitas de Madrid o asomarse a los patios coloridos de Andalucía. Una singularidad confirmada por las ciudades más bonitas de España que os traemos a continuación.

Córdoba

La ciudad favorita de este autor todavía conserva parte de un legado románico, judío, musulmán y cristiano que ha impregnado las calles, edificios y puentes de esta maravilla andaluza. El Centro Histórico de Córdoba, designado Patrimonio de la Humanidad, gira en torno a su imponente mezquita, ejemplo de la arquitectura mudéjar a pesar de los constantes intentos por parte de la Iglesia de acercarla al terreno católico. El mejor punto de partida antes de una fotografía típica en el Puente Romano, un buen salmorejo típico en alguno de sus bares o una visita a los famosos patios cordobeses que conforman una fiesta que cada mes de mayo despliega un manto de aroma y color por toda la ciudad. Si además os sobra algo de tiempo, siempre podéis acercaros a la ciudad palatina de Medina Azahara, último patrimonio de la Unesco en territorio español.

Sevilla

Cuando caminas por las calles de Sevilla te percatas de la grandeza a la que sucumbe una de las ciudades más gloriosas de España. Su casco antiguo, el más grande de Europa junto al de Venecia y Génova, es una muestra de su esplendor centenario conformado de numerosos edificios: La Giralda, la icónica Torre del Oro asomada al Guadalquivir o un exuberante Alcázar utilizado como escenario en Juego de Tronos contrastan con esa Sevilla más experimental en forma de mirador futurista (Las Setas) o el arte que se respira en el folclórico barrio de Triana. Sin duda, la mejor ciudad para inspirar ese duende andaluz que salta de caballo de caballo por las calles de Sevilla.

Barcelona

Pocas ciudades rezuman el encanto de Barcelona. La ciudad más internacional de España no solo parte de un entramado urbano perfectamente trazado e influenciado por el París de Haussman, sino que regala a los ojos una obra de Antonio Gaudí que se distribuye por los rincones más insospechados de la Ciudad Condal, desde una Sagrada Familia que nunca respira o un Parque Güell que promete un laberinto de simbolismo y color único. Acariciada por el mar, Barcelona se nutre de una escena nocturna y cultural única a través de barrios como la bohemia Gràcia o el cosmopolita barrio del Born para terminar entre fiesta y brisa en playas como La Barceloneta o, mi favorita, la Mar Bella, al final del no menos recomendable barrio de Poblenou.

Toledo

Conocida como “la ciudad de las tres culturas” por haber aglutinado a las poblaciones cristiana, judía y musulmana durante varios años, la Toledo antigua se desparrama sobre un cerro asomado al río Tajo donde su entramado de callejuelas y referencias a la historia de Castilla convierten la ciudad manchega en todo un deleite para los sentidos. La plaza de Zocodover marca el inicio de una ruta entre retazos de la historia, una catedral de Toledo imponente, sinagogas, balcones de otro tiempo o tiendas de navajas que contrastan con la reciente fiebre gastronómica que se ha desatado en la ciudad entre platos como carcamusas, migas o cochifritos.

Salamanca

Cuna de cultura e historia, Salamanca ostenta la universidad más antigua de Occidente como prueba de un carácter único que se despliega en forma de dos catedrales – la Vieja y la Nueva -,el Convento de San Esteban o la Iglesia de Santiago. Iconos que conforman un Casco Histórico designado Patrimonio de la Humanidad al que sigue su condición de Ciudad Europea de la Cultura o una Semana Santa considerada como Interés Turístico Nacional. Porque es aquí, en Salamanca, donde la historia de los amantes de La Celestina se respira en sus huertos y nombres como Cristóbal Colón o Antonio de Nebrija resurgen entre esta ciudad única.

San Sebastián

También conocida como “Donostia”, la que es una de las ciudades más bonitas de España continúa atrayendo a turistas y curiosos que se acercan a este antiguo paraíso balneario que a mediados del siglo XIX sucumbió a una apariencia afrancesada y burguesa a través de su arquitectura. La Catedral del Buen Pastor o el Ayuntamiento son dos buenos ejemplos de un estilo neogótico que se extiende a través de su Casco Antiguo hasta acariciar la mayor atracción de San Sebastián: la playa de la Concha, un edén litoral bordeado de montes como El Urgull o el Igueldo.

Madrid

Toda España se encuentra en Madrid, esa capital llena de contrastes donde todos podemos sentirnos hijos adoptivos y sus influencias se entremezclan con un microcosmos cosmopolita único. Desde lugares icónicos como esa Gran Vía que marca la ruta por museos icónicos como el Reina Sofía o El Prado, pasando por el etnicismo de Lavapiés, el ambiente de La Latina, el esplendor de sus mercados o los submundos encerrados en El Retiro, Madrid no da un suspiro cuando se trata de descubrir todos sus rincones. Si además te sobra tiempo, siempre puedes visitar Aranjuez y sus suntuosos palacio y jardines o perderte por los bosques de una Sierra de Madrid que se confirma como un diamante en bruto del paisajismo.

Santiago de Compostela

Junto con Jerusalén y Roma, Santiago de Compostela conforma uno de los mayores núcleos de peregrinación del mundo, irradiando un encanto y solemnidad como otros pocos lugares. La considerada como una de las ciudades más bonitas de España, en Galicia, encierra en su casco antiguo designado Patrimonio de la Humanidad una Catedral de Santiago donde la tumba del famoso apóstol atrae a miles de personas que, desde diferentes lugares, inician año tras año el famoso Camino de Santiago.

Del folclore de Sevilla a la elegancia de San Sebastián, España confirma su potencial como una meca de los contrastes, la historia y la cultura única.

¿Cuáles son, en tu opinión, las ciudades más bonitas de España?

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Ciudades, Destinos, Turismo, Viajes

Escritor de viajes y literatura, colaborador en diversos medios y creador del blog El Escritorio Viajero, donde abordo lugares y libros exóticos como fuente de inspiración, arte o creatividad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*