Las mejores heladerías de Milán

Gelateria della Musica

Italia es, entre muchas otras cosas, uno de los mejores lugares para probar un helado. La variedad de los mismos es enorme, aunque yo prefiero sin duda los artesanales, los de toda la vida. En Milán hay precisamente muchas heladerías que son de visita imprescindible, especialmente en verano. Muchas son demasiado conocidas y turísticas, mientras que hay otras que solo conocen los milaneses. A esas te queremos llevar hoy.

Empezando por la Gelateria Paganelli, situada en la Vía Adda. Una calle llena de oficinas y con poco tráfico pero que cuenta con esta joya de los helados. Sabores frescos (algunos se preparan de acuerdo a la disponibilidad estacional) y elaborados a la vieja usanza. Seguimos con Misciolgo, en Vía Benedetto, una popular heladería de barrio apenas conocida en la ciudad. Hay una gran variedad de helados con copas, cucuruchos, tarrinas, etc…

En Vía de Amicis tenemos Cioccolati Italiani, una de esas heladerías que siempre tienen una enorme cola en la puerta. Ya en Naviglio Pavese es probable que os pase un tanto inadvertida Il Negozietto del Gelato, una pequeña heladería que es toda una maravilla. Otro pequeño local, abierto hace apenas un par de años, es I Gelati di Naninà, con uno de los mejores helados de frutas de Milán.

Para muchos milaneses el mejor helado artesanal se prepara en Le Botteghe di Leonardo, situado en Via Solari y Via Borsieri, y en La Bottega del Gelato de Vía Pergolesi. En ambas en cualquier época del año vas a encontrar helados para todos los gustos y sabores. Por último tenemos Gelato Giusto en Vía San Gregorio, Il Massimo del Gelato en Vía Castelvetro y la Gelateria della Musica en Vía Pestalozzi. Estas tres últimas sí son más conocidas, pero cuentan con una larga tradición que la hacen también magníficas.

 

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?