Los 15 lugares más coloridos del mundo

Nuestro planeta se compone de mil formas y, especialmente, colores, dibujando lugares que van más allá de nuestra imaginación y que parecen extraídos de la cinta más psicodélica de los años 70. Desde el norte de China a Buenos Aires, vamos a conocer los lugares más coloridos del mundo.

 Zhangye Danxia (China)

China es el país de las mil caras: podemos recorrer las cumbres púrpuras del río Lin, atravesar bosques de piedra y alcanzar playas rojas, pero sin duda uno de los parajes más asombrosos del gigante oriental son estas montañas o “nubes rosadas”, significado de Danxia en el idioma local. El motivo de este espectáculo no es, ni más ni menos, que producto de la pigmentación provocada por diferentes minerales durante el movimiento de la placa euroasiática ¿El resultado? Sobran las palabras.

Mansión de Cheong Fatt Tze (Malasia)

En la isla de Penang, en Malasia, la ciudad de George Town esconde uno de sus patrimonios más preciados y coloridos. Construida a finales del siglo XIX por el comerciante Cheong Fatt Tze, esta mansión aderezada de estilos art-noveau, arquitectura china y un color índigo exportado por los británicos desde la India fue reconocida por la Unesco en el año 200 con el premio Most Excellent Heritage Conservation.

Templo de Meenakshi Amman (India)

La ciudad-templo de Madurai, en el estado sureño de Tamil Nadu, es famosa por la presencia del que es el monumento más colorido de la India. Construido en honor a la diosa de la fortuna Parvati (o Meenakshi), y su consorte Shiva, este templo de arquitectura tamil destaca por la presencia de sus famosas gopuras, torres a modo de umbral aderezado de cientos de figuras de colores que representan a algunas de las deidades y símbolos de la exótica cultura hindú.

Bo-Kaap (Sudáfrica)

Sudáfrica es color: los murales de sus calles, las casitas de Muizenberg Beach o este barrio cuyos colores simbolizan una libertad celebrada por los antiguos esclavos a base de concisos brochazos que han convertido Bo-Kaap no sólo en el mejor espejo de la historia del país de Nelson Mandela, sino en el mirador perfecto de Cape Town.

Sal (Cabo Verde)

Fotografía de Alberto Piernas.

El año mi visita a Cabo Verde me descubrió uno de los lugares más relajantes y coloridos que había visto hasta entonces. El archipiélago africano, y en concreto la isla de Sal, esconde barrios criollos en los que nuevos colores se superponen a otros más pasteles y erosionados, dando como resultado un arcoiris arquitectónico irresistible de cuyos tejados se escapan los ritmos isleños.

Chauen (Marruecos)

ⒸSteffan Jensen

Marruecos, además de sus bazares y camellos, también destaca por sus muchos pueblos blancos y azules, de los cuales  Essaouira o Chauen (en la foto) son sus mejores exponentes. En el caso de este último, situado en en las últimas cimas del Rif que acarician el Mediterráneo, las calles azules se convierten en el particular reclamo para esta meca del arte, el senderismo. . .  y la marihuana.

Cinque Terre (Italia)

ⒸAlessio Maffeis.

Buen clima, gastronomía y vistas al Mediterráneo componen este pueblecito de la Costa Tirrena, en Italia. Lugar colorido por excelencia, estas 5 Tierras, además de ser Patrimonio de la Humanidad invitan a una escapada romántica, paseos por las veredas costeras y fotografías tan bellas como esta.

Villajoyosa (España)

Este pueblecito de la Costa Blanca perteneciente a Alicante, es famoso por un Paseo Marítimo al que se asoman todas esas casitas de colores. El lugar es también conocido como meca del chocolate en España.

Águeda (Portugal)

Durante el mes de julio, la ecológica ciudad de Águeda, al norte de Portugal, se engalana de paragüas flotantes, evocando el tejado más luminoso y colorido del mundo. No dejéis escapar la oportunidad de acercaros a visitar este Águeda Umbrella Sky Project.

Keukenhof (Holanda)

Considerado como el jardín primaveral más bonito del mundo, el Jardín de Keukenhof, ciudad situada a casi una hora en coche desde Amsterdam, abre sus puertas durante dos meses al año, siendo su próxima cita del 23 de marzo al 21 de mayo de 2017. A lo largo de este edén europeo se concentran más de 7 millones de flores y 800 especies diferentes de tulipanes, dando como resultado unos “tapices” de colores impresionantes.

Trinidad (Cuba)

Calles de Trinidad. ©AlbertoPiernas

Hasta 75 colores pastel, vecinos que ven la vida pasar desde sus ventanas y un mar de palmeras entre los que sobresalen los restos coloniales de esta ciudad de Cuba a una hora de Cienfuegos. Trinidad constituye un mundo aparte respecto al resto de la isla caribeña, aún sumida en sus recuerdos de epicentro azucarero.

Xochimilco (México)

Situado al sur de México DF, el barrio de Xoximilco se conforma de varios canales que le han conferido el título de la particular Venecia de México. Antiguos dominios en los que los agricultores de los aztecas labraban los conocidos chinampas como y que hoy día son el perfecto rincón de domingo para las familias locales y turistas para los que navegar estas aguas ancestrales a lomos de las coloridas trajineras se convierte en un carnaval de mariachis, comerciantes y color, mucho color.

Cartagena de Indias (Colombia)

La ciudad que enamorase a Gabriel García Márquez yace a orillas de un Caribe colombiano vibrante de ritmos, fusión y también color. El barrio de Getsemaní, encerrado en las murallas de la ciudad antigua de Cartagena es un espectáculo de balcones floridos, fachadas coloridas y palenqueras (típicas mujeres africanas) que lucen canastos de fruta sobre su cabeza.

Valparaíso (Chile)

La también conocida como Valpa es uno de los lugares más coloridos de Latinoamérica gracias a la pintura de todos esos barcos que los pescadores utilizaron para pintar sus casitas cercanas al puerto durante los años en que la ciudad chilena se convirtió en el principal puerto de la costa pacífica del continente. Color combinado con increíbles muestras de arte urbano harán las delicias de quienes se dejen caer por la ciudad en cuyos cerros Neruda construyera La Sebastiana.

La Boca (Argentina)

Muchos lo conocen por el estadio de fútbol La Bombonera, sin embargo, La Boca es mucho más que eso. Lugar de acogida para los inmigrantes italianos que alcanzaron Buenos Aires durante el siglo XIX, este barrio porteño es un hervidero de pintores y bares de tango. ¿La recomendación? Proteged vuestras carteras.

¿Algún otro colorido lugar para sugerir?

 

 

¡Recibe el primero nuestros chollos en viajes!
Si quieres viajar más barato y ahorrar dinero, suscríbete a nuestra sección de ofertas y chollos en viajes.


Categorías

Turismo

Alberto Piernas

Escritor de viajes y literatura, colaborador en diversos medios y creador del blog El Escritorio Viajero, donde abordo lugares y libros exóticos... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *