Los 7 lugares más coloridos de España

 

Los meses cálidos no sólo incitan a explorar playas y tomar mojitos en las terrazas, sino también a abrazar el colorido como sinónimo de una estación que siempre exalta nuestro estado de ánimo. Una buena ocasión para repasar estos 7 lugares más coloridos de España y quien sabe si, quizás, también encontrar el destino perfecto para estas próximas vacaciones.

Los Riscos (Las Palmas de Gran Canaria)

Fotografía: Rosa Gran Canaria.

El resto de la pintura utilizada para colorear los barcos del Puerto de la Luz, en Las Palmas de Gran Canaria, fue aprovechada por los pescadores para pintar las casas del barrio de San Juán, el cual se despliega en uno de los cinco “riscos” de la ciudad más importante de Gran Canaria. Un laberinto de colores en el que los eventos artísticos se entremezclan con unos viajeros que buscan entre sus callejuelas el mejor mirador desde el que inmortalizar su propia estampa de un océano atlántico bañando la ciudad que sirviera una vez de escala a Cristóbal Colón. Puro encanto isleño.

Júzcar (Málaga)

En verano de 2011, el estreno de la película de Los Pitufos llegó al pueblo de Júzcar, en Málaga, ocasión que una agencia aprovechó para pintar todas las casitas del mismo de color azul. Poco después algunos visitantes comenzaron a disfrazarse de Pitufina y Gargamel, llegaron las risas de los más pequeños, algunos beneficios y, con ellos, la posibilidad de convertir este rincón perdido de Andalucía en el famoso Pueblo Pitufo que hoy todos conocemos y que sigue haciendo las delicias de grandes y pequeños a su paso por esta fantasía convertida en realidad.

Córdoba

Fotografía: Alberto Piernas

A pesar de lucir florida durante gran parte del año, la ciudad de Córdoba se viste de colores durante las tres primeras semanas de mayo para celebrar su famosa Fiesta de los Patios, Patrimonio Inmaterial de la Unesco desde 2012 y momento perfecto para perderse por esos rincones salpicados de geranios, gitanillas y claveles. El año pasado tuve ocasión de comprobarlo y es simplemente espectacular, especialmente la zona de Santiago – San Pedro, no lejos del casco histórico. Una buena cita para proseguir la celebración de las no menos coloridas Cruces de Mayo de Córdoba que se celebran una semana antes. Todo un paraíso de color, agua y sombra.

Villajoyosa (Alicante)

A unos pocos kilómetros desde donde escribo estas líneas yace este encantador pueblecito costero famoso por su fábrica de chocolate Valor, sus playas (el Conill, por ejemplo), y especialmente, ese Paseo Marítimo que convierte Villajoyosa (o La Vila, como también se la conoce), en el pueblo más colorido de la Costa Blanca.

Puerto Lápice (Ciudad Real)

De orígenes romanos, este pueblo antaño estratégico en las rutas entre Madrid y Andalucía tuvo especial importancia en la famosa obra Don Quijote de la Mancha de Miguel de Cervantes, ya que en el mismo se ubicaba una de las posadas en la que el hidalgo más famoso del mundo y Sancho Panza se alojaban una noche. Junto con Consuegra, Puerto Lápice es uno de los lugares más visitados por los viajeros que emprenden la Ruta del Quijote. Un lugar de La Mancha del cual sí querríamos acordarnos, especialmente en un año en el que el cuarto centenario de la muerte de Cervantes puede ser la mejor ocasión para perderse entre esas calles que huelen a historia y azafrán.

Parc Güell (Barcelona)

Foto de Unicoletti

Realizar el examen de guía turístico en el Parc Güell se convirtió en la mejor excusa para adentrarse en esa “yinkana” de símbolos gaudianos que ofrece el famoso parque de Barcelona inspirado una vez por la imaginación del artista Antonio Gaudí, quien tomó como referencia los pintorescos parques ingleses a la hora de dar vida a este maravilloso lugar de simbolismo y color.. Desde esa famosa salamandra hasta sus casas inspiradas en Hansel y Gretel, pasando por el encanto griego de la mágica Plaza Hipóstila, el exótico Parc Güell destaca por vestirse de ese famoso trencadís cuyos mosaicos invaden cada uno de sus jardines, plazas y veredas al norte de la Ciudad Condal.

Cudillero (Asturias)

Cudillero, uno de los lugares más coloridos de España.

Asturias es puro color, y el delicioso pueblo pescador de Cudillero, en la comarca de Vaqueira, así lo demuestra. A orillas de un Mar Cantábrico que se cuela hasta la famosa Plaza de la Marina, Cudillero no sólo ofrece algunos de los mejores bocados marineros de la Costa Verde, sino un entorno delicioso cuyo origen responde al color de la barca de cada marinero, utilizado posteriormente para pintar la fachada de su casa.

Los Cubos de la Memoria (Asturias)

Siguiendo la costa asturiana hacia el este nos toparemos con una obra de arte “desperdigada” por el puerto del pueblo de Llanes. Se titula Los Cubos de la Memoria y fue creada por el artista vasco Agustín Ibarrola a partir de bloques de hormigón aderezados de diferentes símbolos que van desde palmeras hasta otros no tan figurativos. Un espectáculo psicodélico que no puedes perderte a tu paso por Asturias.

Estos 8 lugares más coloridos de España se convierten en perfectas propuestas para para perderse entre esas “pinceladas” que confirman la alegría y originalidad de nuestra querida geografía y sus muchos rincones por descubrir.

 

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Destinos

Alberto Piernas

Escritor de viajes y literatura, colaborador en diversos medios y creador del blog El Escritorio Viajero, donde abordo lugares y libros exóticos... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *