Los canales de Milán, Naviglio

La historia de Milán está estrechamente vinculada con el sistemas de canales, que pasan por toda la cuidad. El barrio mas pintoresco milanés es el Navigli, donde se ubican los cuatro canales. Estos, aparte de hacer su función de riego y circulación del agua y ríos naturales cercanos a Milán, convierten esta zona en una muy concurrida por los visitantes y ciudadanos. Durante el día puedes disfrutar de un paseo o café a las orillas de los canales, y para la noche, entrar en los barcos amarrados al canal, lo cuales por dentro son bares, pubs o karaokes, muy populares en Milán.

Los canales de Milán son:

Naviglio Grande. Es el canal mas antiguo, y toma agua del rio Tesino. El canal fue construido entre 1177 hasta 1257, y tiene 50 km de largo. Antiguamente se utilizaba para transporte de mercancías, sobre todo bloques de mármol, para construir la catedral. Podrás contemplar en sus orillas, casas típicas e históricas de Milán, el antiguo lavadero con techos de vigas de madera o talleres artesanos. Ahora puedes encontrar también boutiques, cafés, restaurantes y barcazas amarradas convertidas en bares.

Naviglio Pavese. Fue construido a principios del siglo XIV y alberga parte del rio Dársena, desembocando en el Tesino. Después de 33 km, se une con el rio Po que desemboca a su vez en el Adria.

Dársena. Fue construido en 1603, y cuya cuenca es la única evidencia de lo que queda del gran sistema de canales y vías fluviales que había en Milán. Cada último domingo del mes, se abre un mercadillo en sus orillas, en las cuales podrás encontrar mercancías de segunda mano y antigüedades.

Y por último, el Naviglio della Martesana. Este canal esta suministrado por el rio Adda, el cual da agua al lago Lecco.

Fuente: Navigli y propia

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*