Montar en camello no es como montar a caballos

Los safaris en camello conforman una de las excursiones más solicitadas por los turistas que llegan a Egipto año tras año con ánimos de conocer esta asombrosa nación, rica en historia y cultura.

Sucede que la mayoría de estos turistas que realizan los safaris en camello piensan que montar en uno de estos animales jorobados es prácticamente lo mismo que hacerlo a caballos, por lo que a la hora de realizar los jinetes se llevan una sorpresa.

Sucede que prácticamente en lo único que se parece el montar en camello al hacerlo en caballo es en que se va sobre el lomo del animal, ya que ni el andar ni las el modo en el que se sienta el jinete se parecen mucho.

Si bien el andar de un camello es bastante irregular, ya que el balanceo desplaza el cuerpo del jinete de lado a lado, montar un camello es mucho más cómodo que hacerlo en un caballo, ya que la silla del camello suele ser muy acolchonada y en ocasiones cuenta con un respaldo, permitiendo que las personas viajen por varias horas sin sufrir dolencias en sus muslos, por ejemplo.

Un comentario, deja el tuyo

  1.   Mia dijo

    Debe ser una pasada dar un viaje en camello, pero personalmente me quedo con el galope del caballo, no se que debe ser más dificil… a caballo o en camello?

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?