Parque Nacional de Komodo

Panorama de las playas de Isla de Komodo

Ubicadas en el archipiélago de Indonesia, más concretamente en las Islas Menores de la Sonda, el Parque Nacional de Komodo es un “mundo perdido” famoso por la presencia del conocido como dragón de Komodo, un animal de hasta 3 metros de longitud digno de una secuela de Jurassic Park. ¿Te vienes con nosotros a este entorno fascinante antes de que sea demasiado tarde?  Más adelante, sabrás por qué.

Introducción al Parque Nacional de Komodo

Parque Nacional de Komodo

En torno a la isla de Flores, las islas de Komodo, Rinca y Padar, además de otros muchos islotes, conforman el paraíso de las islas Komodo, un lugar donde las percepciones de tiempo y espacio parecen barridas por una brisa ancestral. Aquí, los corales maceran playas de ensueño, la selva contrasta con entornos áridos y especies de todo tipo y calibre se arrodillan ante el gran rey de la zona: el dragón de Komodo, una criatura de hasta 3 metros de longitud y 70 kilos de peso.

Considerado como el lagarto más grande del mundo, el dragón de Komodo procede del género Varanus, originado en Asia hace 40 millones de años y extendido a Australia, si bien los nativos de Indonesia se diferenciaron del resto hace 4 millones de años gracias a un aumento de mareas que ayudó a separar (y diferenciar) a las diferentes subespecies.

Convertido en estrella principal de los zoológicos de todo el mundo, el dragón de Komodo comenzó a ser estudiado por los científicos a principios del siglo XX, siendo las islas indonesias el único lugar en el que aún sobrevive. Inaugurado en 1980, considerado como Patrimonio Natural de la Humanidad en 1986 por la Unesco y una de las 7 Maravillas Naturales del Mundo en 2007, el Parque Nacional de Komodo es uno de los lugares imprescindibles a modo de escala durante una visita al archipiélago indonés, especialmente a una isla de Bali que facilita diferentes accesos al área.

Visitando el Parque Nacional de Komodo

Dragón de Komodo en Indonesia

Aprovechando el reclamo enfocado al dragón de Komodo, el parque nacional también incluye a otras muchas especies englobadas dentro de un ecosistema único. Una visita ideal para los amantes de la naturaleza que puede abarcar hasta 3 días a fin de descubrir todo el potencial de este santuario único.

A diferencia del resto de islas que lo rodean, el Parque Nacional de Komodo goza de un paisaje mayormente desértico, ideal para el desarrollo de este animal. Como bien os comentábamos, la visita se distribuye entre las islas de Komodo, Rinca y Padar las cuales se conforman de dos parte de agua, siendo sus corales y arrecifes otros de sus grandes paraísos naturales.

A la hora de acceder al parque, la única forma es hacerlo en barco, bien desde puntos como Bali o la propia isla de Flores, concretamente Labuan Bajo, el lugar más cercano al parque.

Si te decides por la isla de Rinca, esta incluye el dragón de Komodo como principal atracción, pudiendo avistarlo tras una caminata de poco más de una hora acompañado por un guía local. Rinca también ofrece la oportunidad de acercarse a la isla de Kalong, famosa por la presencia de zorros voladores (una especie de murciélago frutal) o practicar snorkel en las aguas de la isla de Penggah.

Si en tu caso, prefieres acceder directamente a la isla de Padar, aquí podrás ascender hasta el mirador que te permitirá avistar las tres bahías del territorio.

Por último, la isla de Komodo, la gran estrella de cualquier tour, es árido y salvaje, si bien cuenta con una mayor extensión de espesura. Tras una caminata de hora y media, podrás acceder a los diferentes puntos donde moran estos impresionantes animales siempre, eso sí, acompañado por un guía.

Si buscas realizar más actividades en Komodo, esta no solo incluye impresionante playas de colo rosa gracias al tipo de coral que engloba (Pink Beach, a 20 minutos de la isla), sino también numerosos rincones en los que practicar buceo. Y es que en Komodo existen más de 1000 especies marinas diferentes, incluyendo desde ballenas hasta tortugas.

Un paraíso en el que podréis encontrar diferentes alojamientos que se ajustan a todos los presupuestos. Todo ello, por no mencionar los diferentes servicios que ofrecen las diferentes agencias especializadas en el parque.

Una isla que, por desgracia (o suerte), no podrás visitar en 2020, debiendo posponer tu aventura para el siguiente año o bien aprovechar los próximos meses para cumplir tu sueño viajero.

Cierre del parque en 2020

Panorama del Parque Nacional de Komodo

A pesar de su fama y belleza, la isla de Komodo y, en concreto, sus magníficas bestias, entraron recientemente en la lista de Especies en Peligro de la Unesco, lo cual ha llevado a las autoridades locales a replantearse la situación del parque.

De ahí que el gobierno de Indonesia decidiera recientemente cerrar el acceso al mismo a lo largo de todo el año 2020 como una forma de fomentar la protección y repoblación de una especie cada vez más amenazada, por no hablar de otras muchas, entre ellas ciervos y búfalos, principales presas del dragón de Komodo.

De esta forma, a lo largo de todo 2020 (y quizás 2021), la isla de Komodo impedirá cualquier visita turística. Al mismo tiempo, también se replantea la opción de trasladar a los habitantes de la misma a fin de facilitarles un nuevo sustento, lo cual ha generado diversas polémicas en el territorio.

No obstante, no todo serán malas noticias para el viajero que llegue a Indonesia, ya que el gobierno seguirá facilitando el acceso al parque nacional a través de las islas de Rinca y Padar. A diferencia de Komodo, estas seguirán siendo accesibles para el turista que parta en busca del avistamiento del dragón de Komodo.

Como puedes comprobar, la importancia de esta magnífica criatura se ha convertido en motivo de preocupación para un gobierno que pretende oxigenar uno de los espacios naturales de mayor importancia de todo el mundo.

Uno que parece extraído de una película de Parque Jurásico y que convierte cualquier aventura al archipiélago de Indonesia en el mejor motivo para asomarse a un mundo perdido lleno de descubrimientos y contrastes.

¿Te gustaría visitar el Parque Nacional de Komodo?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?