Playas de Cantabria

Playa de El Sardinero

El Sardinero

Las playas de Cantabria se encuentran, indudablemente, entre las mejores del norte de España. Es una región que te ofrece costa y montaña separadas por muy poca distancia y ello la ha convertido en un destino turístico de primer orden. Cuenta con un litoral que abarca más de doscientos kilómetros y que incluye playas para todos los gustos.

La hay ideales para que tomes el sol y te bañes tranquilamente en familia. También más animadas, con mucho éxito entre la juventud, e igualmente otra perfectas para la práctica del surf. Asimismo, las hay urbanas y también rurales, ubicadas en paisajes maravillosos. Pero todas las playas de Cantabria tienen un denominador común: son magníficas. Si quieres conocerlas, te invitamos a seguirnos.

Las mejores playas de Cantabria

Comenzaremos nuestra ruta por las playas de Santander, que son muchas y muy bonitas para luego continuar por las que te ofrecen las restantes localidades de Cantabria, con nada que envidiar a las primeras.

El Sardinero, emblema de las playas de Cantabria

El Sardinero es el mejor ejemplo de las playas de Cantabria y también la más popular. No obstante, deberíamos hablar desde ahora en plural, ya que esta parte de Santander cuenta con dos playas homónimas. Bien es cierto que se hallan una a continuación de otra e incluso, cuando sube la marea, quedan unidas.

En conjunto, forman un precioso arenal de casi dos kilómetros con aguas tranquilas y agradables. Debe su nombre a la zona donde se encuentra y esta, a su vez, se llama así porque antiguamente hubo en esa parte del mar un importante caladero de sardinas.

La primera playa está enmarcada por un precioso paseo. Y, si la visitas, puedes aprovechar para ver algunos monumentos de la zona como el edificio del Gran Casino, construido a principios del siglo XX; el del Gran Hotel y otros palacetes señoriales de la misma época.

No podemos olvidar, además, que en uno de los límites naturales de esta playa es la península de La Magdalena, donde se encuentra el precioso palacio del mismo nombre, una construcción de estilo ecléctico que combina la arquitectura francesa e inglesa con aportaciones del barroco montañés.

Playa de Los Peligros

Los Peligros

Los Peligros

Justamente doblando la península de La Magdalena, hallarás esta playa que, pese a su nombre, es una de las más seguras de toda Cantabria. Es un amplio arenal que cuenta con todas las infraestructuras y servicios para que puedas gozar de un precioso día de playa sin sobresaltos.

Asimismo, puedes aprovechar para conocer el Museo Marítimo del Cantábrico, que se halla al lado. Cuenta con modernos acuarios y también con muestras etnográficas sobre la relación ancestral de los cántabros con el mar que los baña.

Covachos

A pesar de su pequeño tamaño de cincuenta metros, figura entre las playas de Cantabria más bonitas por su peculiaridad. Con el litoral a un lado y un promontorio rocoso al otro, es un arenal bañado por ambas partes y que desaparece al subir la marea. Esto mismo la hace peligrosa cuando hay viento, ya que se levantan fuertes olas.

En caso contrario, es una playa tranquila. De hecho, es una de las preferidas por los aficionados al nudismo. Si quieres conocerla, la encontrarás cerca de Santander, concretamente a unos tres kilómetros de Soto de la Marina.

Playa de Covachos

Covachos

El Puntal, una de las más curiosas entre las playas de Cantabria

También se encuentra en la bahía de Santander y también es curiosa. Porque se trata de una lengua de arenas finas y doradas de unos quinientos metros de longitud con la desembocadura del río Cubia a un lado y el mar abierto al otro.

Puedes llegar a ella desde Somo a través de un paseo de madera entre las dunas. Pero también puedes hacerlo desde el Palacete del Embarcadero de Santander a bordo de una de las singulares «pedreñeras», barcazas así conocidas por hacer la ruta hasta la localidad de Pedreña.

Somo

Próximo a la anterior tienes el arenal de Somo, con casi cuatro kilómetros de extensión y un fuerte oleaje que lo convierte en apto para la práctica del surf. Esta playa tiene servicios adaptados y pertenece al municipio de Ribamontán al Mar, famoso por su artesanía y también por sus parrilladas de marisco que te recomendamos pruebes.

Langre, otra maravilla de las playas de Cantabria

En el mismo término municipal se encuentra la playa de Langre, una de las más espectaculares de toda la región. Con un kilómetro de longitud y cerrada por un imponente acantilado de más de veinte metros que continúa por una rasa costera, esta playa tiene abundantes olas. Sin embargo, no es la mejor entre las playas de Cantabria para los surfistas.

En cambio, es muy frecuente ver buceadores en la zona del acantilado. No obstante, si prefieres un baño más tranquilo, te recomendamos las pozas de Llaranza, unas piscinas naturales cercanas también a los acantilados.

Langre

Playa de Langre

Arnía

Esta preciosa playa de arenas finas y blancas se halla en el municipio de Piélagos, cerca de Santander. Destaca, sobre todo, por su entorno realmente paradisíaco: el que conforma la llamada Costa Quebrada. Se trata de un conjunto rocoso con más de noventa millones de años de antigüedad formado por acantilados de roca caliza e islotes vírgenes.

Por tanto, si te acercas a conocerla, disfrutarás de un paisaje maravilloso y también de mucha tranquilidad, ya que su difícil acceso provoca que esté poco concurrida.

Los Locos

Suances cuenta con magníficas playas como la de El Sable, la de La Concha o la de La Ribera. Pero la de Los Locos es una de las mejores. Enmarcada por una colina y con trescientos cincuenta metros de longitud, es ventosa y tiene un fuerte oleaje. Por ello, también es magnífica para que practiques surf en ella. Cuenta con equipamientos como duchas y papeleras, sin embargo no tiene servicio de socorristas.

Por otra parte, ya que visitas Suances, aprovecha para disfrutar de su patrimonio arquitectónico compuesto por varias quintas y casas señoriales como las del Amo o de la familia Ferreros. Y, al pie mismo de la playa, tienes el castillo de Ceruti, que imita un palacio medieval aunque fue edificado en 1904.

Playa de Los Locos

Los Locos

Oyambre

Situada entre los municipios de Comillas y de San Vicente de la Barquera, esta preciosa playa cuenta con unos dos kilómetros de longitud. Pero, sobre todo, está rodeada de un entorno natural maravilloso: el del parque natural del que recibe el nombre. Además, es magnífica para la práctica del surf, pues tiene buenas olas todo el año.

Si te decides por conocer esta playa, no desperdicies la ocasión de visitar Comillas, uno de los pueblos más bonitos de España. Imprescindible es que veas sus casa medievales, la antigua universidad, el palacio de Sobrellano; el Capricho de Gaudí y la iglesia barroca de San Cristóbal, todos ellos bienes de interés cultural.

Fuentes

También tienes muy buenas playas en el municipio de San Vicente de la Barquera, tanto en la capital del mismo como a lo largo del concejo. Entre ellas, destacan la de Merón, la del Rosal o Tostadero y la de La Maza. Sin embargo, vamos a hablarte de una menos conocida pero de gran belleza.

Se trata de la playa de Fuentes, una pequeña cala de apenas ciento cincuenta metros de longitud y veinte de anchura. Se halla en una ensenada que conforman dos salientes rocosos cuya piedra se vuelve rojiza al contacto con los rayos del sol. Por otra parte, es casi virgen y no tiene vigilancia, por lo que debes tener cuidado al bañarte.

Fuentes

Playa de Fuentes

Berellín, una de las playa de Cantabria más occidentales

La playa de Berellín se encuentra en el municipio de Val de San Vicente, que es el último de Cantabria antes de llegar a Asturias. Es igualmente una cala de cuarenta metros de longitud por veinte de anchura. Enmarcada por dos promontorios, la cierran sendas extensiones de rocas que le dan una imagen espectacular y confieren tranquilidad a sus aguas. Pese a sus reducidas dimensiones, te ofrece todos los servicios.

Ya que visitas Val de San Vicente, puedes ver en el concejo dos yacimientos arqueológicos: el Castro del Castillo y la Cueva de la Fuente del Salín, así como la torre de Estrada. Incluso, si tienes más tiempo, puedes iniciar la Ruta Lebaniega, que te llevará hasta Camaleño.

Berria

Nos trasladamos ahora al este de la Comunidad de Cantabria para hablarte de esta preciosa playa de Santoña. Nada tiene que ver con las anteriores, ya que se trata de un arenal de más de dos kilómetros de longitud enmarcado por el monte Buciero por una parte y el municipio de Argoños por la otra.

En lo que sí coincide con las anteriores es en su privilegiado paisaje. Está abierta al mar por el norte y al sur tienes las marismas de Santoña. Te ofrece todos los servicios y ostenta el distintivo de Bandera Azul.

También puedes aprovechar tu viaje a Santoña para conocer algunos de sus monumentos. Por ejemplo, la iglesia románica de Santa María del Puerto, la casa-palacio de Chiloeches y la casona del marqués de Manzanedo, todas ellas bienes de interés cultural.

Berria

Playa de Berria

El Regatón

Cuenta Laredo con tres playas principales. Muy singular es la de La Salvé, por formar una curva en torno a El Puntal. También es bonita por su marco natural la de Aila, con fuertes olas y vientos.

Pero la más espectacular probablemente sea la playa de El Regatón, que va desde El Puntal hasta el término municipal de Colindres y discurre al lado de la ría de Treto. Son casi tres mil metros de arenas finas y doradas. Sus aguas son tranquilas y te brinda todos los servicios.

No pierdas la ocasión para conocer el casco antiguo de Laredo, seis calles medievales que se conocen como la Puebla Vieja, así como su iglesia gótica de Santa María de la Asunción y el edificio modernista del mercado.

Brazomar

Llegamos a Castro Urdiales, ya cerca del País Vasco, para conocer sus playas. La mejor, probablemente es la de Brazomar, que se encuentra en la propia localidad y, por tanto, cuenta con todos los servicios. Además, está circundada por un bonito paseo marítimo. Su extensión es de unos cuatrocientos metros y se halla entre la punta de Cotolino y el muelle de Don Luis que la cierran parcialmente.

Playa de Brazomar

Brazomar

Precisamente al lado del puerto, tienes el casco antiguo de Castro Urdiales, en el cual destaca el castillo de Santa Ana, del siglo XIII; la iglesia gótica de Santa María de la Asunción; la ermita de Santa Ana y el puente medieval. Te aconsejamos que los visites, ya que estos monumentos tienen la categoría de Conjunto Histórico-Artístico.

En conclusión, estas son algunas de las mejores playas de Cantabria, pero hay muchas más que te recomendamos ver. Por ejemplo, la de Antuerta en la costa de Trasmiera; la de Trengandín, cerca de las marismas de Santoña; la de El Madero, en plena Costa Quebrada, o la de Portio, con su imponente Aguja de las Gaviotas.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*