Cómo prepararse para viajar solo

La primera vez que uno piensa en viajar solo, puede asustar un poco. Pero nada más lejos de la realidad. Seguro que si lo pruebas, vas a repetir no una ni dos, sino muchas más veces. Claro que tanto para los que se inician en la independencia del viaje como para los que ya lo han realizado, os dejaremos con los mejores consejos sobre cómo prepararse para viajar solo.

Lo que puede iniciarse como un mero temor, puede convertirse en la aventura de tu vida. En ella, podrás descubrir lugares a tu antojo, sin tener que coincidir en horarios o en gustos con alguien más. Además podrás conocer personas increíbles y sobre todo, disfrutar de ti mismo. ¡Prepárate para viajar solo!.

Prepararse para viajar solo, las emociones

Aunque quizás te pueda parecer una tontería, las emociones nos pueden jugar malas pasadas. Es normal que cuando iniciamos un viaje en solitario estemos un poco nerviosos. Más que nada porque siempre se nos pasan ciertos temores por la cabeza. No debemos de pensar en que algo nos puede suceder. Para ello, no está de más el comprobar las zonas conflictivas de los sitios que viajaremos para olvidarnos de pasar por allí. El miedo no nos puede impedir que disfrutemos. Seguro que algunas cosas que imaginas, solo ocurren en las películas.

Comienza con viajes cortos

Hay muchas personas que no darán este paso de un día para otro. Así que, si quieres ir preparándote para viajar solo, entonces puedes comenzar a hacer algunas excursiones los fines de semana. Quizás la mejor manera de empezar es que no sean muy lejos de casa y siempre de ida y vuelta. Lo mejor es que optes por algún sitio alejado, pero no está de más el integrarte en una gran ciudad. De este modo agudizarás tus sentidos. Intenta cambiar ciertos hábitos que tengas, como puede ser el salir solo a tomar un café o a comer a un restaurante. En este caso, será con tu compañía y verás cómo poco a poco comienzas a descubrir que estar contigo mismo no es tan complicado como podamos pensar.

Ayúdate de internet para viajar solo

Sin duda, todo está en internet, así que a la hora de cómo prepararse para viajar solo, también lo tendremos en cuenta. Por un lado, podrás buscar foros y páginas de gente que viaja sola. De este modo, te revolverán numerosas dudas y compartirán sus experiencias. Claro que este tipo de páginas no solo sirve para ello, sino para encontrar gente que coincida en un viaje como el tuyo. De este modo, será perfecto para buscarte una compañía momentánea.

Busca los mejores locales y sal de fiesta. Siempre ayuda a conocer gente nueva y a relacionarte por esos sitios desconocidos. Tanto hospedarse en albergues como los medios de transporte también son ofertas clave para poder conocer y entablar nuevas conversaciones. Lo mejor de todo es que podrás buscar las actividades que suelen aglomerarse en tu destino. De este modo, podrás estar entretenido y como no, rodeado de un buen ambiente

Arregla todo antes de salir

Lo mejor es no dejar cabos sueltos. Debemos asegurarnos que tenemos todo bien atado. Desde el hotel, hasta las excursiones o los coches de alquiler, si llegáramos a necesitar. Además, siempre es bueno llevar un mapa o una guía del lugar que vayamos a visitar. Más que nada porque nos indicará los puntos de interés así como los mejores restaurantes y zonas que podremos visitar.

Un tour guiado

Estamos hablando sobre cómo prepararse para viajar solo, pero esto no indica que tengamos que estar aislados, ni mucho menos. Si echas de menos la presencia de otras personas, siempre es bueno optar por el tour guiado. De este modo, además de conocer los lugares con todo lujo de detalles, siempre estarás rodeado de gente y nunca se sabe, quizás puedas conocer a algunos amigos interesantes.

¡No tienes por qué comer solo!

Hoy en día existen algunos lugares donde podemos disfrutar de las llamadas mesas comunes. Puedes sentarte en zonas privilegiadas y pensadas para aquellas personas que viajan solas. Sin tener que estar un poco más separados. Las zonas de la barra es también un buen lugar para poder saborear algún plato típico. No está de más que también busques algunas degustaciones, ya que ahí también te sentirás muy cómodo.

Escribe tus experiencias

Otro de los puntos que puedes tener en cuenta es el de escribir todo lo que te vaya ocurriendo. Puedes anotar todos los sitios que veas, todos los sentimientos encontrados y aquello que creas que es importante a destacar en un viaje como éste. Seguro que te ayudará para hacer un balance tanto de los mejores momentos, como de otros que no lo sean tanto.

Las ventajas de viajar solo

Además de todos los pasos que puedes seguir a la hora de viajar solo, también hay que mencionar las ventajas. Si bien muchas personas no admiten esta opción, otras la consideran una de las más importantes.

  • Es una manera para conocerte un poco mejor. Sabrás cuáles son tus límites y hasta te permitirá descubrir hasta donde puedes llegar. Sin duda, la confianza en ti mismo será algo vital que descubrirás en un viaje de este tipo.
  • Seguro que siempre te encontrarás con gente nueva que puede aportar mucho a tu vida. Aunque la elección elegida sea la de viajar solo, no está de más que te muestres atento con la gente que te rodea. Sobre todo si vas a viajar en transporte público, quizás siempre puedas entablar conversación con alguien.

  • Las decisiones las marcas tú. Es una manera perfecta para no tener que discutir con nadie sobre planes que vas a realizar durante el día. Solo tú eres quien tiene el timón y cómo lo llevarás a partir de ahora.
  • Del mismo modo, también podrás gastar el dinero a tu antojo. No es algo que lleve a muchas discusiones, pero en este caso, los viajes nunca sabemos qué pueden depararnos. Quizás te apetezca quedarte cada noche en el hotel o bien, salir a disfrutar de tu estancia. Solo depende de tu decisión.

Una grata experiencia

Después de todos estos pasos sobre cómo prepararse para viajar solo y las ventajas que tiene, no podíamos olvidarnos de contar con una gran conclusión. Sin duda, será una de esas experiencias que siempre te marcan. De esas que no se olvidarán tan fácilmente. Además del recuerdo que se nos crea, obtendrás una gran satisfacción en todo ello. Es como una sensación de haber dado un paso triunfal y desde luego, eso solo se siente cuando lo has vivido.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar