Qué hacer en la aldea del Rocío

La aldea del Rocío es uno de los lugares más conocidos de nuestro país. Se encuentra en la provincia de Huelva, a unos 55 kilómetros de la misma. Uno de los eventos más importantes y famosos que tienen lugar en ella es la conocida como la ‘Romería del Rocío’, que acoge a más de 120 hermandades y personajes muy famosos.

Hoy veremos que además de esta tradición y de visitar la ‘Ermita del Rocío’, hay una serie de opciones más para poder disfrutar de este lugar y sus alrededores. Miles de peregrinos realizan el camino hasta este lugar para admirar a la ‘Blanca Paloma’. Un lugar con encanto que hoy vas a descubrir de otra manera.

Visitar la Ermita en la aldea del Rocío

Sin duda, es uno de los puntos clave y más importantes. Lo cierto es que su forma exterior representa a las que conocemos en los cortijos de acabado andaluz. Pero en su interior alberga la imagen más querida que no es otra que la de la Virgen del Rocío, con un retablo de estilo Barroco. La virgen que también se conoce como la ‘Blanca Paloma’ fue tallada en el siglo XIII y de estilo gótico pero es verdad que en el siglo XVII fue reformada. Se dice que la antigua ermita la mandó construir por Alfonso X, ‘El Sabio’. Un lugar que puedes visitar durante todo el año, sin tener que esperar por el momento de la romería porque estará bastante saturada.

Un paseo por la aldea

Los alrededores de la aldea también tienen muchos detalles que no pueden escaparse en nuestra visita. La gran mayoría de sus calles y de las zonas emblemáticas están cubiertas por albero y con cada paso, descubriremos cómo las tiendas con todo tipo de complementos y detalles para los caballos o los trajes de gitana son bastante frecuentes. Para que de este modo, te dejes llevar por el espíritu del lugar. Cada una de las hermandades también tienen su casa en este lugar y algunas de las mismas también disponen de cuadras para los caballos. Casas típicas, con balcones y todo ello en un estado más que perfecto.

El Paseo de las Marismas

Hablando de paseos, no podía faltar este. Porque se trata de otro de los puntos clave de la aldea del Rocío. De hecho la aldea está separada de las conocidas marismas por este paseo. Aquí ya nos vamos a encontrar un camino asfaltado, en contraposición con el resto del lugar. Cuenta con una parte bastante ancha y varios bancos. Desde donde podrás descansar o simplemente aprovechar las vistas para poder inmortalizarlas. También dispone de un carril bici para todos aquellos que quieran optar por este medio. A lo largo de ‘El Paseo de las Marismas’ también tienes unos miradores que gracias a sus enormes prismáticos, te dejarán apreciar las buenas vistas, si les echas una moneda. Sin duda, en este caso bien merece la pena tener un euro preparado para disfrutar de todo lo que nos ofrece. Hacia ese lado verás las aves y hacia el otro, la plaza del Rocío desde otro punto de vista.

Puente del Ajolí

Otro punto desde el que también necesitas de una instantánea que lo inmortalice es este. Se trata del llamado ‘Puente de Ajolí’. Un lugar destacado porque también es el paso de las hermandades rocieras. Así que, una vez que estamos en este lugar, tendremos que empaparnos de todos sus rincones. Hace años, era un puente de madera y estaba situado sobre unas vigas de hierro. Cada vez que pasaban las carretas, se sentía su crujir y era uno de los ruidos más especiales porque una vez que termina, ya se ve la ermita.

Un paseo en carreta

Estamos hablando de muchos paseos, pero no nos vamos a olvidar uno de los más tradicionales. Se trata de una carreta muy similar a las que se suelen ver en el lugar, pero en este caso, destinada al turismo. Por un precio que puede rondar poco más de 10 euros, disfrutarás de un paseo por la aldea del Rocío así como por las inmediaciones de Doñana. Pudiendo ver así, alguna de las especies de animales que allí habitan.

Disfrutar de un paseo a caballo

También hay la opción, para los que prefieran, de dejar la carreta a un lado y optar por subirse al caballo. También en este caso podrás ir hacia Doñana y empaparte de plena naturaleza. Una vez que veas todo su entorno, te dirigirás hacia la aldea del Rocío. Eso sí, en este caso, los precios suben de los 30 euros, aproximadamente.

Visita guiada por Doñana

Para saber dónde vamos y qué vamos a ver, no hay nada como una visita guiada. En este caso, ir a Doñana será otro de las aventuras que no podemos perdernos. Verás todas las zonas que están protegidas y conocerás tanto las especies animales como la flora que habita en un lugar como este. Hay rutas en coches 4×4 que siempre son bastante impactantes. Eso sí, debes informarte bien porque en ocasiones nos encontramos con que hay pocos días que las llevan a cabo y en los que los precios también rondarán los 30 euros por persona.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*