Qué ver en Brujas

Qué ver en Brujas

Aunque siempre se nos dice que lo mejor es mirar hacia delante, en esta ocasión haremos una excepción. Echaremos la vista atrás y nos dejaremos llevar por un escenario donde las leyendas todavía pueden suceder. Brujas es uno de esos lugares donde te envuelve con un gran legado y una vuelta a las historias de caballeros y princesas. Es por todo ello que cuando nos preguntamos qué ver en Brujas se nos vienen a la mente numerosos e imprescindibles rincones.

Podrás hacer un tour por todos ellos en muy poco tiempo. Ahora bien, breve pero intenso ya que su recuerdo estará siempre muy presente. En la llamada “Venecia del Norte”, como es conocida la ciudad, destaca su casco histórico. En él todavía podrás disfrutar de la arquitectura medieval. Un recorrido por el centro urbano así como por sus canales. ¿Te lo vas a perder?.

Cómo llegar a Brujas

En primer lugar puedes ir en coche. Si optas por este medio de transporte y tu origen es de Barcelona, son más de 1.300 kilómetros. Si sales de Madrid más de 1500 kilómetros. Por lo que mucha gente opta por ir en avión hasta Bruselas y una vez allí, la red ferroviaria nos llevará hasta Brujas de una manera cómoda y por un precio bastante asequible. Si de todas maneras, alquilas un coche para moverte por otros lugares, siempre puedes dejarlo en la estación de tren. Lo podéis dejar durante el día y no es muy caro en relación a los que tiene la ciudad.

Casas medievales ciudad de Brujas

Qué ver en brujas, el campanario Belfort

El campanario de Brujas data del siglo XIII. Podemos decir que es un gran torreón con estilo gótico, de más de 83 metros de altura. Siempre hay bastante cola para poder subir. Pero desde luego, si tenéis oportunidad no dejéis de hacerlo. Más que nada porque en su interior podrás divisar toda la belleza de la ciudad, en unas vistas más que increíbles. Cuenta con una escalera de caracol estrecha y con más de 360 escalones. También, en su interior, se puede disfrutar de un museo donde se recoge la historia del campanario. Si te animas a disfrutar de este lugar, tienes que saber que abre todos los días desde por la mañana hasta las 17:00 h y que su precio general es de 8 euros.

Belfort

Grote Markt

Justo en la misma zona, nos encontramos con una amplia plaza. Como bien decimos, no tiene pérdida, porque es uno de los puntos de encuentro de todo el turismo que se acerca hasta Brujas. Se le conoce como Grote Markt y es la plaza del mercado principal en este lugar. Una vez allí, quizás muchos nos hemos dado cuenta de por qué está considerado como uno de los sitios más hermosos. Allí podrás ver las casas de estilo medieval con colores diferentes y que en su base se completan con restaurantes y bares. También podrás disfrutar del llamado Palacio de la Provincia, conocido como Landhuis. Este edificio data del siglo XIX.

Grote Markt

Justo en el centro de la plaza hay una escultura homenaje a dos héroes que lucharon contra las tropas francesas: Jan Breydel y Pieter De Koninck. Lo que hoy disfrutamos con un punto de encuentro, en su momento también lo era pero con otras perspectivas. Era el mercado de la lana y además, se congregaba allí a los ciudadanos gracias al sonido de las campanas. No os olvidéis de probar las patatas fritas que venden en alguno de los puestos situados en este lugar. Porque también hay que disfrutar de la gastronomía típica mientras disfrutamos de las mejores vistas.

Basílica de la Santa Sangre

Cruzando por la plaza Grote Markt, que acabamos de ver, llegamos a otra que también cuenta con gran belleza. Se trata de la llamada Burg. Justo allí y en una esquina, podemos ver la Basílica de la Santa Sangre. Solo viendo su fachada, ya quedarás impresionado durante un buen rato. Cuenta con detalles en dorado con los que representa a los caballeros medievales.

Basílica Santa Sangre de Brujas

En su interior, podemos disfrutar de dos partes. Por un lado, en la parte baja está la Basílica románica de San Basilio. Mientras que en la parte superior tendremos la basílica en cuestión y con un estilo neogótico. En las paredes podemos ver representados algunos murales. Si te estás preguntando el porqué de su nombres, te diremos que se guardan unas gotas de la sangre de Cristo. La reliquia se muestra al público todos los días a las 14:0o h.

Ayuntamiento de Brujas, Stadhuis

También se encuentra en la plaza Burg y desde luego, su fachada es tal como los cuentos de hadas. Cuenta con grandes torres y es ahí,  donde también pueden verse las estatuas de los condes y condesas de Flandes. Justo en el interior podrás disfrutar de dos partes. La Sala Histórica y el Salón Gótico.

Ayuntamiento de Brujas

Este último cuenta con gran bóveda así como pinturas por las paredes que van narrando los acontecimientos históricos. En la otra Sala te encontrarás con documentos que también hacen referencia a la historia de Brujas. La entrada es de 4 euros. Te quedarás sin palabras, porque si ya su exterior es impresionante, el interior lo confirma.

Parque Minnewater

Este lugar, es otro de los rincones con más encanto de Brujas. Está tan solo a unos 800 metros de la estación de tren y debidamente señalizado. El que podemos traducir como “El lago del amor”, cuenta con todo el romanticismo posible. Sus senderos, jardines y lagos te adentrarán en un lugar que trae una leyenda consigo. Minne era una joven enamorada, pero su padre no quería que ese noviazgo siguiera hacia delante.

MinneWater Park Brujas

Por lo que le había concertado matrimonio con otro joven de su linaje. Así que Minne se adentró en el bosque para escapar de ello pero allí murió de hambre. Cuando su enamorado la encuentra, ya es muy tarde y la tierra allí mismo. Es por este motivo, supuestamente, por el que el lugar llevaría el nombre de la joven. Así que, bien merece la pena recorrer toda la zona que no te llevará mucho tiempo.

Iglesia de Nuestra Señora en Brujas

Iglesia de Nuestra Señora

Aunque no es uno de los lugares más visitados de la zona, desde luego también podemos echarle un vistazo. Más que nada porque cuenta con obras de arte como la Madonna de Miguel Ángel. La iglesia medieval nos deslumbra ante su arquitectura gótica, que cuenta con una de las torres más altas de la ciudad, ya que su altura es de más de 120 metros. Puedes visitarla tanto por las mañanas como por las tardes hasta las 17:00 h.

Catedral de San Salvador

Catedral de San Salvador

Otro de los edificios imprescindibles a tener en cuenta es éste. La Catedral de San Salvador no se ubica justo en el centro histórico que venimos comentando. Sino que tendrás que caminar unos 12 minutos y darás con ella. Desde la plaza Burg, pronto divisarás su campanario. En su interior también alberga numerosas obras de arte, así como tumbas. Su acceso es gratuito.

Canales de Brujas

El rincón más fotografiado de Brujas

Como vemos, si vamos recorriendo toda esta zona, ya contamos con numerosas imágenes que nos traeremos de recuerdo. Pero si hay uno de los lugares donde los flashes no paran, es éste. Se trata de las zonas de los canales, pero más concretamente el llamado, Muelle del Rosario. Las embarcaciones, las casas y como no, el Belfort custodiando el lugar, hará de este sitio, uno de los más solicitados y que no puedes perderte cuando pienses en qué ver en Brujas.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Ciudades

Susana Godoy

Desde pequeña tenía claro que lo mío era ser profesora. De ahí que me haya licenciado en Filología Inglesa. Algo que se puede combinar a la... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *