Qué ver en Lisboa en 3 días

mirador lisboa

Si estás pensando qué ver en Lisboa en 3 días, te vamos a dar la respuesta más acertada. Porque sin duda, es uno de los puntos que bien se merece el tener en cuenta y el disfrutar al máximo. Cuenta con rincones únicos, plazas, monumentos y una perfecta gastronomía.

Es cierto que en ocasiones pensamos que solo en tres días no dan para mucho. Pero en este caso, tendremos que estirarlos lo máximo posible. Porque realmente sí que se puede ver todo lo básico en este tiempo. No te pierdas el itinerario que tenemos planeado para ti. ¿Nos vamos a Lisboa?.

Qué ver en Lisboa en 3 días, Itinerario del primer día

Es cierto que para recorrer bien un lugar como este, nos harían falta el doble de días y de horas. Pero como bien hemos prometido, vamos a intentar concentrarlas en un buen recorrido. Uno de los barrios principales es el llamado Alfama. Se trata de uno de los más antiguos y al que podremos acceder a pie aunque acercanos a él gracias al tranvía. Es en esta zona donde tendrás varios puntos a tener en cuenta. Uno de ellos es el Castillo de San Jorge, que se ubica en la parte alta de la colina.

castillo de san jorge

Otro de los más importantes es el Mirador de Santa Lucía, que está junto a la iglesia del mismo nombre. Pero en cuanto a miradores, también muy cerca del castillo mencionado, tenemos el mirador de Gracia, perfecto para descubrir el anochecer. Otra de las visitas obligadas y todavía siguiendo en el barrio de Alfama, tenemos la Catedral de Lisboa. De estilo románico y que ha sobrevivido a los terremotos. En esta zona, también podemos disfrutar del llamado Panteón Nacional de Lisboa que hace años era la Iglesia de Santa Engracia.

Si te da tiempo en una mañana a disfrutar de todo ello, por la tarde, puedes pasear por ‘La Baixa’. Una de las zonas más concurridas de Lisboa. Aquí encontrarás la Plaza del Comercio, pasando el arco de la Vía Augusta. Pero también puedes acercarte a la Plaza de Rossio, que es otra de las más famosas de la zona y en ella te encontrarás con el Teatro Nacional Doña María II. El Elevador de Santa Justa es otro de los puntos que también necesitamos ver y hasta usar. Ya que se trata de unas atracciones principales que conecta La Baixa con el Chiado.

Segundo día en Lisboa, Sintra

Sin duda, el gran protagonismo lo tendrá Sintra. Porque es cierto que son muchos los rincones que podemos disfrutar pero un lugar como este, pocos. Algunos turistas prefieren contratar un tour, para no perderse nada de la zona. Es una buena idea a tener en cuenta, pero si vas con el tiempo justo o quieres hacerlo a tu gusto, entonces la primera visita está fijada en el Palacio da Pena. Un palacio muy colorido que se ha convertido en uno de los grandes símbolos del lugar.

castillo sintra

Quinta da Regaleira se encuentra en el centro de Sintra y además, está acompañado por un frondoso bosque. Otro de los lugares con mucho encanto y a tener en cuenta cuando pensamos qué ver en Lisboa en 3 días. Si lo visitas, tienes que saber que dicha visita puede llevar más o menos un par de horas. Lo cierto es que tanto el anterior como este, bien merecen la pena. El Convento dos Capuchos o el Palacio de Montserrate son otras dos opciones si nos sobra el tiempo.

Visitando Belem el tercer día en Lisboa

La Torre de Belem forma parte del Patrimonio de la Humanidad, como no podía ser menos. Data del siglo XVI, ya que fue en esta época cuando se construyó para proteger la ciudad. Por otro lado tenemos el conocido como Monasterio de los Jerónimos como ejemplo de la increíble arquitectura manuelina. Se ubica sobre los restos de una ermita y su construcción también data del siglo XVI. Aunque el Monumento a los Descubrimientos se construyó en el siglo XX, es otra de las paradas obligadas con más de 50 metros de altura.

torre de belem

Si el tiempo te lo permite, te podrás acercar a los museos. Desde el museo nacional de arqueología hasta el de la marina o de los carruajes. Aprovechando ya que es el tercer día, también podemos hacer una parada para disfrutar de su gastronomía entre la que encontramos los platos de bacalao, los quesos y como no, las sardinas asadas y todo ello marinado con un buen vino. Finalmente, puedes pasarte por el Parque de las Naciones, donde te encontrarás un museo así como diferentes exposiciones. Lo cierto es que todavía quedan muchos otros lugares en el tintero, pero con una buena organización, conseguiremos acceder a los principales. Ahora ya sabrás qué ver en Lisboa en 3 días. Recuerda que es preferible optar por caminar o por usar el transporte público, ya que hay zonas donde el aparcamiento está muy complicado.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*