Qué ver en Morella

Nos vamos hasta uno de los denominados pueblos más bonitos de España. Así que, si quieres descubrir qué ver en Morella, nosotros te acercamos un poco más a este lugar. Es un municipio que se encuentra en la parte norte de Castellón y limita con Teruel. Un toque medieval con castillo incluido, son algunas pinceladas que nos encontraremos.

Por todo lo que hoy vamos a descubrir, hacen de Morella un entorno único y que debemos visitar. Si se trata de uno de los pueblos más bonitos, es porque tiene mucho material para alzarse dentro de esta categoría. Nos damos un paseo por este lugar, disfrutando de cada uno de sus rincones, ¿nos acompañas?.

Qué ver en Morella, sus murallas

Cuando los pueblos tienen ese toque medieval, nos encantan. Es una forma de marcar la historia y de que las leyendas todavía permanezcan en ella. Por eso, cuando te vas adentrando en un pueblo como éste, ya ves cómo las murallas lo van rodeando. Unas murallas que se terminarán en un precioso castillo situado en lo más alto a modo de corona. Intenta hacer alguna que otra foto justo antes de llegar al pueblo, porque desde ahí se verá todo su esplendor. Se dice que las murallas datan del siglo XIV. Se levantaron cuando Pedro el Ceremonioso estaba en el trono. Aunque no se descarta que ya la ciudad tuviera una muralla anterior y de tipo árabe. Porque por este lugar pasaron los grandes pueblos que conocemos. Las murallas cuentan con varias puertas que son el acceso al pueblo.

Entrando en la ciudad por la puerta San Miguel

Ya estamos viendo cómo la muralla se abre camino y para poder entrar en el pueblo, tenemos que hacerlo por su entrada principal. Será la llamada puerta de San Miguel. Es una preciosa puerta que está compuesta por dos especie de torres, de forma octogonal. Hoy en día se disfrutan viéndolas como uno de los grandes monumentos, pero hace muchos años eran defensivas.

Museo Tiempo de Dinosaurios

Hay que decir que este lugar fue el que acogió, durante mucho tiempo, a ciertas especies de dinosaurios. Así que, tenían que contar con un lugar donde rendirles un gran homenaje. En el museo nos encontraremos con algunos restos que fueron descubiertos en excavaciones. Por lo que si te apasiona este mundo, tampoco te puedes perder la visita mencionada.

Ayuntamiento de Morella

El ayuntamiento de Morella data del siglo XV, aunque ha sido restaurado en los años 90. Podrás visitar algunos de sus salones como el de la justicia o del consejo. En la planta superior del edificio nos podemos encontrar con algunas exposiciones de vez en cuando. Sin duda, es uno de los lugares más visitados, ya que solamente con verlo en su parte exterior, nos quedamos con esos detalles góticos que lo caracterizan.

La calle principal de Morella

Se dice que hacia el año 1356 un incendio arrasó toda la ciudad. Ya por aquel entonces, se podía caminar por la ciudad sin que la lluvia lo impidiera. Esto era posible gracias a los soportales que había por sus calles. Sobre todo, en la calle principal, aún podemos disfrutar de los mismos. Una manera cómoda de caminar, haga el tiempo que haga, pero que al mismo tiempo le otorga la originalidad que un lugar como éste precisa. Aunque en este caso, solo quedó relegado ese privilegio para la calle principal o conocida como ‘Carrer d´En Blasco d´Alagó’.

Es otro de los puntos básicos cuando pensamos en qué ver en Morella. Además, si te pasas por este lugar tanto un domingo como un jueves, podrás descubrir el mercado. En él, los puestos serán los que vayan acaparando la zona de los arcos y allí, podrás hacerte con alguno de los productos de la zona como pueden ser los quesos o bien, las mantas que se realizan artesanalmente.

Iglesia de Santa María La Mayor

Un edificio impresionante que en este caso data del siglo XIII. Justo en su fachada descubrirás la denominada ‘Puerta de los Apóstoles’. Luego, también verás la puerta de las Vírgenes, por donde se entra a la zona de la iglesia. Claro que si el exterior ya es algo que impresiona, el interior no se queda atrás. Sin duda, te va a sorprender y mucho. Tanto las escaleras del coro y en coro propiamente dicho son impresionantes. El estilo barroco se deja caer sobre el altar mayor y cada pieza nos descubre numerosos secretos de la época. Es cierto que hay que pagar entrada, pero desde luego merece la pena y mucho.

Convento de San Francisco

Otra de las cosas qué ver en Morella es el convento de San Francisco. Ya subiendo hacia el castillo, nos encontraremos con él. Todavía los restos que se permanecen de él son tanto el claustro como la iglesia o la sala capitular. El más antiguo es el claustro, con decoración sobria y que perdió parte de su zona superior. Será en la sala capitular donde podrás admirar de ciertas pinturas, algunas un tanto deterioradas, pero que bien merecen la pena.

El castillo de Morella

Desde los años 30 se ha convertido en Monumento Nacional. El castillo de Morella es uno de los puntos clave del lugar. Por lo que su visita es obligada. Para poder acceder a él, tendremos que subir por una rampa. Sí, puede costar un poco pero también merece la pena. Irás divisando los puestos de vigilancia, entre los que destacamos la Torre de San Francisco. Cuenta con un total de tres recintos fortificados y desde la Plaza de Armas podrás tener unas vistas impresionantes de todo el pueblo.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Destinos

Desde pequeña tenía claro que lo mío era ser profesora. De ahí que me haya licenciado en Filología Inglesa. Algo que se puede combinar a la perfección con mi pasión por la moda, la belleza, los tatuajes o la actualidad. Si a todo esto le añadimos un poco de música rock, ya tenemos el menú completo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*