Qué ver en Oslo

Qué ver en Oslo

Aunque para muchos no es uno de los destinos favoritos, hoy te vamos a mencionar qué ver en Oslo para que comiences a pensar en un viaje como este. Porque se trata de la capital de Noruega y una de las ciudades más pobladas. Así que, un paseo por ella nos llevará a descubrir grandes historias.

Puedes hacer una escapada de pocos días y disfrutar de todo lo que nos aporta. Si te decides por dos o tres días, será tiempo suficiente para empaparte de sus costumbres, calles, monumentos y lugares de lo más originales. ¿Quieres saber qué ver en Oslo?. ¡Aquí te lo contamos todo!.

Qué ver en Oslo, el parque de Vigeland

Se trata de uno de los parques más famosos, así que, nada como comenzar nuestro paseo por él. Está situado en la parte oeste de Oslo y fue creado por el escultor Gustav Vigeland. Todo este lugar ocupa más de 32 hectáreas y en ellas, nos vamos a encontrar con cinco zonas como son: La entrada, el puente, la fuente, el monolito y la rueda de la vida. Allí descubriremos una serie de esculturas que se van inspirando en situaciones y acciones de nuestra vida diaria. Se dice que hay más de 200 esculturas de bronce y de granito. También en esta zona te encontrarás con su museo, a pesar de que el parque ya lo es realmente.

Parque de Vigeland

La fortaleza de Akershus

Justo al fiordo de Oslo, se encuentra la llamada fortaleza de Akershus. Se fundó en la Edad Media y por aquel entonces era un castillo. Pero en el siglo XVII tuvo una modificación y se le rodeó con una serie de bastiones o muros que la protegían. Una parte de este lugar también se usó como cárcel, aunque hoy en día es una escuela de oficiales. Este lugar está muy cerca del ayuntamiento y en su interior, te encontrarás con dos museos: El de Defensa y el de la Resistencia. Se puede visitar tanto en horario de mañana como de tarde, hasta las 21:00 horas.

Fortaleza de Oslo

Ayuntamiento de Oslo

Ya que lo hemos mencionado y que no queda lejos de nuestro punto anterior, también es otro de los lugares básicos de nuestro recorrido. El ayuntamiento de Oslo es un edificio que no pasa desapercibido. Más que nada porque cuenta con ladrillo rojo, muy visible, y está en el centro de la ciudad. La entrada es libre, por lo que podrás acceder a los salones que tienen increíbles frescos y también al lugar concreto donde tiene lugar la entrega de los Premios Nobel. Desde allí tendrás unas preciosas vistas del fiordo, así que, no te puedes perder una zona como esta.

Palacio Real de Oslo

Palacio Real

El Palacio Real es un edificio que data del siglo XIX. Cuenta con un aspecto muy sencillo y además, es mucho más accesible de lo que podíamos imaginar. Se ubica en lo alto de una colina, por lo que está rodeado de un precioso bosque. Ni qué decir que desde allí también tendremos unas bonitas vistas, que no nos podemos perder. Lo que llama la atención de un lugar como este es el cambio de guardia que tiene lugar todos los días a las 13:30. Si quieres ver su interior, lo podrás hacer pero en visitas guiadas y no por tu cuenta.

Ópera Oslo

La ópera de Oslo

Se ha convertido en otro de los lugares imprescindibles y no es para menos. El mármol y el cristal son el gran reflejo que parece emerger de las aguas. Aunque se construyó en el 2008, sus métodos han sido bastante tradicionales. En el interior, nos encontraremos con la madera de roble como material básico. Gracias a las grandes cristaleras, podrás observar desde fuera cómo ensayan. Pero sí podrás acceder a la parte de la terraza que también te permitirá disfrutar de unas increíbles vistas. Claro que si quieres, también podrás acudir a alguno de los espectáculos que tienen como ballet o la ópera.

¿Un paseo en barco?

Sin duda, es otra de las opciones a tener en cuenta. Si la respuesta a la pregunta es sí, no te vas a arrepentir. Porque podrás disfrutar de unos momentos únicos. No te preocupes, porque es cierto que son numerosas las compañías que ofrecen un servicio así. Puedes aprovechar y disfrutar del fiordo de Oslo como bien se merece. Puedes visitar diferentes islas gracias a los ferris o aprovechar las ventajas de un velero y darte un capricho en tu viaje.

Museo del Esquí en Oslo

Trampolín de saltos y museo del esquí

El trampolín de saltos se puede divisar desde diferentes puntos de la ciudad. Por lo que se traduce como otro de los puntos clave a tener en cuenta en nuestra visita. Porque desde aquí las vistas que nos encontraremos serán más que impresionantes. Puedes llegar hasta allí en metro y pasarte por el museo del esquí. En él vas a retroceder en el tiempo para disfrutar de toda la historia en cuanto a esquís se refiere. Además, hay un espacio reservado para las imágenes y las alusiones a los Juegos Olímpicos. Cuenta con un precio que ronda los 15 euros para los adultos y los menores de 18, pagarán 7 euros.

Calle principal de Oslo

Karl Johans Gate

La calle principal y más famosa de Oslo es esta. Por lo que ni decir tiene que cuando nos preguntamos qué ver en Oslo, este punto sea uno de los principales. Esta calle comercial te dejará numerosas tiendas y firmas muy conocidas. Pero es que además, podrás ver a tu paso desde la Estación Central hasta el Palacio Real que antes mencionamos y la Catedral de Oslo.

Catedral de Oslo

A la catedral de Oslo también se le conoce como ‘Iglesia de Nuestro Salvador’. Se trata de un templo barroco, construido en ladrillo y cuenta tan solo con una torre. Justo es la parte baja de esta, nos encontraremos con un relieve de comienzos del siglo XII. Cómo ves a la pregunta de qué ver en Oslo, siempre tiene varias respuestas que no podemos obviar.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?