Qué ver en Plasencia

Al norte de Extremadura y en la provincia de Cáceres, nos encontramos con Plasencia. Fue fundada en el siglo XII por Alfonso VIII y hoy se ha convertido en otro de los puntos turísticos clave. Porque encierra numerosos monumentos a tener en cuenta y una larga historia que contar a través de ellos.

Son muchos los rincones que ver en Plasencia y es que además, se encuentra de lo más visible y accesible. Una ciudad medieval que combina la cultura, su patrimonio o su gastronomía. Además, está muy bien ubicada, ya que en poco más de media hora, te pondrás en Cáceres desde aquí y hasta Salamanca tendrás una hora y media, aproximadamente. ¡Ya no hay excusas para no visitarla!.

Qué ver en Plasencia, la Plaza Mayor

Es su punto central y se ubica en la parte histórica de la ciudad. Justo en esta plaza, nos vamos a encontrar con el Palacio Municipal o bien, la Casa Consistorial. Se trata de uno de los monumentos neoclásicos más hermosos que te puedes encontrar en este lugar. Veremos en ella tres puertas de hierro y sobre ellas unas columnas corintias. Este edificio data del 1878. También en la Plaza podremos disfrutar del monumento a Alonso Berruguete. Se trata de la típica escultura de Palencia, con 4 metros de alto. Los martes hay un marcado en la Plaza Mayor, por lo que habrá mucho más ambiente. No nos podemos olvidar que en la torre del campanario está el gran símbolo de la ciudad: El Abuelo Mayorga. Una especie de estatua que se encarga de dar las horas.

Plaza de la Catedral

Como su nombre indica, cuando lleguemos a este lugar lo sabremos. Porque allí están las dos catedrales que coronan a Plasencia. Una de ellas se le denomina como ‘Catedral vieja’ porque es del siglo XIII. Cuenta con un estilo entre el romántico y el gótico. Ya que su puerta es románica con arco de medio punto. También en ella está el Museo Catedralicio donde se guardan grandes obras en forma de pinturas o esculturas.

Por otro lado, tenemos la ‘Catedral nueva’ que se terminó de construir en el año 1578. Cuenta con una fachada de tipo renacentista y con estilo plateresco. Allí podremos ver el retablo mayor así como una imagen hecha en madera de la Virgen del Sagrario. También el coro está hecho en madera, con la gran belleza que lo caracteriza. Pero sin marcharnos de este lugar, en la mima Plaza tampoco podemos dejar pasar el Palacio Episcopal. Es de tipo renacentista.

La casa del Deán

Es cierto que también se ubica próxima a las catedrales. Se trata de una casa palacio, que data del siglo XVII. Cuando miramos hacia ella, veremos cómo el balcón es uno de los principales detalles. Cuenta con un estilo neoclásico y corintio, en donde podemos ver el gran escudo que preside. Sin duda, se trata de otro de los rincones a tener en cuenta y del que no debemos perdernos nada.

Las murallas de Plasencia

Cuando nos preguntamos qué ver en Plasencia, está claro que tenemos algo que destaca entre todas las cosas. Las murallas que rodeaban la ciudad están muy presentes todavía. Es la encargada de cuidar y proteger el casco antiguo del lugar. De ahí que sea ella quien dé el paso a través de sus puertas como pueden ser: La puerta Trujillo, Coria, La puerta del Sol, la de Talavera, del Clavero o del Salvador. Además, si nos fijamos bien, también descubriremos la Torre Lucía. En donde se solía hacer una hoguera cada noche. Para que todos los que caminaban, no lo hicieran a oscuras.

Palacio de Mirabel

Dejando atrás las catedrales pero avanzando por las calles del centro, te vas a encontrar con el llamado Palacio de Mirabel, que se encuentra en la Plaza de San Nicolás. Se trata de un edificio del siglo XV y fue declarado de interés cultural en el año 1977. Dicho palacio tiene un patio renacentista, un jardín colgante y con esculturas y columnas romanas. Hay que destacar la colección de piezas de tipo arqueológico que alberga y que provienen de la época romana.

Convento e iglesia de Santo Domingo

En el convento de Santo Domingo se ubica, hoy en día, el Parador Nacional de Plasencia. Se fundó a mediados del siglo XV y cuenta con varios estilos que han hecho de este lugar, otro de los principales al visitar la ciudad. El claustro tiene un estilo isabelino, además, hay que destacar los detalles mudéjar con pinturas de tipo mural. Sin olvidar que tiene unas partes cubiertas de azulejos que hacen que su belleza y majestuosidad sean mayores.

El acueducto medieval

Fue construido en el siglo XVI y gracias a él, llegaba agua a la ciudad. Todavía se conservan un total de 55 arcos. Claro que a lo largo y ancho de la ciudad hay otros puentes que van cruzando el río Jerte. Los mencionamos porque también se construyeron en el mismo siglo que el acueducto.

Cierto es que a cada paso nos encontraremos con el patrimonio natural de Plasencia. Lo veremos entre los jardines y sus preciosos parques. Claro que también nos encontraremos con numerosas iglesias y a las afueras, estarán los restos arqueológicos en la ‘Cueva de Boquique’, a 580 metros sobre el nivel del mar. Ahora ya sabremos qué ver en Plasencia porque tiene mucho más de lo que nos podíamos imaginar. ¿La conoces?.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Ciudades

Desde pequeña tenía claro que lo mío era ser profesora. De ahí que me haya licenciado en Filología Inglesa. Algo que se puede combinar a la perfección con mi pasión por la moda, la belleza, los tatuajes o la actualidad. Si a todo esto le añadimos un poco de música rock, ya tenemos el menú completo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*