Qué ver en Santiago de Compostela

Catedral de Santiago

Santiago de Compostela, además de ser la capital de Galicia, es uno de los puntos clave en la peregrinación. Además, su zona vieja está considerada como Patrimonio de la Humanidad desde el 1985. Así que, ya pensando en estos datos, sabemos que estamos ante otro de los destinos más frecuentes y de parada obligada, siempre que tengamos unos días de vacaciones.

Porque cuando pensamos en Santiago de Compostela, lo primero que se nos viene a la cabeza es su Catedral. Uno de los puntos de encuentro principales. Pero además de ella también cuenta con otros lugares que también despiertan un gran interés y que, si no los conoces, tampoco te los puedes perder. ¡Nos vamos a recorrer Santiago de Compostela!.

La Plaza del Obradoiro

Es el punto central o corazón de Santiago de Compostela. Su nombre viene de los canteros que se reunían en este lugar mientras se construida la catedral. Por lo que se trata del centro y el punto clave, ya que a su alrededor nos presenta los edificios principales de nuestro paseo. Además, cada día llegan cientos de peregrinos a este lugar, puesto que aquí está señalado el kilómetro cero del camino. Con solo mirar a su alrededor, verás los diferentes estilos arquitectónicos que se agolpan.

Plaza del Obradoiro

La Catedral de Santiago de Compostela

Justo a los pies de la Plaza del Obradoiro se eleva la Catedral. Puedes entrar a escuchar misa y, si tienes suerte, a ver cómo el ‘Botafumeiro’, entra en acción. Su historia se remonta a que los restos mortales el Apóstol Santiago descansan en ella. Ya que fue enterrado y su tumba cayó en el olvido, hasta que fue descubierta en el año 814 y se construyó una capilla en el lugar. A partir de aquí, la capilla fue sustituida por varias iglesias hasta que se inició la construcción de la catedral allá por el año 1075.

Interior Catedral de Compostela

En su parte exterior, podemos diferenciar el ‘Pórtico de la Gloria’ que es de estilo románico, por encargo del rey Fernando II. Está divido en tres arcos de medio punto con columnas. Allí podrás ver estatuas de los Apósteles así como de animales fantásticos y símbolos del Antiguo Testamento. La llamada ‘Fachada del Obradoiro’ es la que da a la plaza que antes mencionamos y que lleva el mismo nombre. Se construyó con el fin de proteger el Pórtico y tuvo varias reformas. Para subir a ella, tendrás que hacerlo por las escaleras de estilo renacentista que datan del siglo XVII.

Hostal de los Reyes Católicos

En un primer momento, se trataba de un hospital que atendía a los peregrinos llegados de todas partes del mundo. Pero fueron los Reyes Católicos quienes tuvieron la idea de hacer una especie de hospedaje. Se tardó 10 años en construirse pero desde luego, es otro de los rincones dignos de ser apreciados. Solo en la fachada, ya podremos observar tanto a los 12 Apóstoles como los medallones de Fernando e Isabel, entre otros muchos detalles como patios renacentistas y barrocos que están a su alrededor.

Hostal de los Reyes Católicos

Los Palacios principales de Santiago de Compostela

Por un lado tenemos el llamado ‘Palacio de Rajoy’ y por otro, ‘Palacio de Gelmírez’. El primero es del siglo XVII, sede del Ayuntamiento, con varios escudos y relieves. El segundo, es de los siglos XII y XIII de arquitectura románica y construido por el arzobispo de Santiago. Está alineado con la fachada de la catedral lo que da pie a que el arzobispado pueda cruzar por él hacia la catedral. Hoy en día nos vamos a encontrar en él, el ‘Museo de la Catedral de Santiago’.

Las plazas más bonitas e importantes

Hay que decir que todas lo son, porque acompañan a los grandes monumentos que una ciudad como esta nos muestra. Además, pueden ser lugares de descanso que nunca viene nada mal. Por un lado tenemos la ‘Plaza de Cervantes’, en la zona alta del casco histórico. En la zona monumental nos encontramos con la ‘Plaza de Feijóo’, mientras que la ‘Plaza de Mazarelos’ también es conocida como Plaza de la Universidad.

Plaza de la Quintana Santiago de Compostela

Aquí te encontrarás con la última pieza de la muralla que rodeada Santiago de Compostela. Se trata del ‘Arco de Mazarelos’. En la ‘Plaza do Toural’ verás el Pazo de Bendaña. No podemos olvidarnos de la ‘Plaza de Platerías’, entre la catedral y el claustro. A la ‘Plaza de la Quintana’ se le conoce como la de los literarios, en homenaje a todos aquellos estudiantes que se rebelaron contra Napoleón. La ‘Plaza de Abastos’ nos muestra el mercado, que es uno de los más importantes de España.

La Alameda

Se sitúa entre la universidad y el casco antiguo. Tras varias remodelaciones, podemos disfrutar de un entorno natural, con diferentes paseos en forma de parque. Además cuenta con unas vistas estupendas, desde donde podrás dar rienda suelta a su gusto por la fotografía. Dispondrás de varios miradores hacia la ciudad vieja y desde donde podrás ver el ‘Monte Pedroso’. Además, cuenta con juegos infantiles y estanques varios.

Mirador Santiago de Compostela

Callejea y déjate llevar por sus ricos manjares

Las estrechas callejuelas que parten desde la zona de la catedral, también nos dejan muchas cosas que ver y degustar. Zonas clásicas y llenas de recuerdos que nos llevan a bares o tascas pequeñas pero con deliciosas opciones gastronómicas. Por ello, una de las más conocidas es la ‘Rúa Raíña’. Allí podrás tomar unos vinos, empanadas o pulpo, entre otras delicias. Mientras que para el postre y los pasteles, tiene mucha fama la calle ‘Doutor Teixeiro’, donde te encontrarás con una de las pastelerías más conocidas.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*