Qué ver en Sevilla

Qué ver en Sevilla

Sevilla es la capital de Andalucía y una de las ciudades más pobladas de la misma. Es un lugar con mucha tradición donde el turismo sabe apreciarlo bien. Tanto es así que son muchas las personas que cada año se dejan caer por este lugar. Desde sus grandes monumentos hasta la belleza de sus parques y su casco antiguo, hacen de Sevilla un  punto de encuentro básico.

Si te estás preguntando qué ver en Sevilla, nosotros te mostramos 10 de los lugares con más encanto de la ciudad. Porque como bien decía la canción, Sevilla tiene un color especial que se refleja en cada rincón y ese duende que la hace más que mágica. Si ya estás planeando una divertida escapada, no te pierdas todo lo que sigue.

Qué ver en Sevilla, la catedral y su Giralda

Cuando pensamos en qué ver en Sevilla, se nos viene la Giralda a la cabeza. No es para menos, ya que se trata de uno de los lugares básicos e imprescindibles. La Giralda es el campanario de la Catedral de Santa María de la Sede. Durante mucho tiempo, fue la torre más alta de España. En el 1928 se declaró Patrimonio de la Humanidad. Cuenta con pinceladas góticas, pero también barrocas y renacentistas. Por 8 euros, puedes entrar a apreciar también su belleza interior. Aunque será gratis para los residentes en Sevilla así como para los desempleados.

Catedral de Sevilla

Real Alcázar de Sevilla

Es un palacio que está fortificado y compuesto por varias zonas. Cada una de ellas fue construida en una época diferente. Aunque se puede decir que el palacio original data de la Alta Edad Media. En este lugar residen los reyes de España cuando viajan a estas tierras. Cuenta con varias puertas, salas y patios que desde luego, hay que admirar. Sin duda, también sus jardines son uno de esos lugares de cuento. Aunque han sufrido variaciones, son los más antiguos de la ciudad. En ellos podrás ver naranjos, así como fuentes y sus azulejos decorativos. La entrada general cuesta 9,50 que corresponde a la planta baja. Para visitar el Cuarto Real, serán 4.50 euros.

Patio Alcázar de Sevilla

Torre del Oro

Está situada en la parte izquierda del Río Guadalquivir. Cuenta con 36 metros de altura y su nombre se lo debe al reflejo que causaba en el río, ya que era en tono dorado. Consta de tres cuerpos, aunque ha sido restaurada en varias ocasiones. En un primer momento, era uno de los puntos claves para poder defender la zona del puerto. Son muchas las leyendas que se ciñen a ella, ya que ha tenido varios usos. Primero capilla y luego prisión. La entrada cuesta tres euros aunque se dice que lunes es gratis.

El parque de María Luisa

Otro de los puntos que ver en Sevilla es el Parque de María Luisa. Un parque urbano que fue nombrado Bien de Interés. Su inauguración sucedió en el año 1914. Antonio de Orleans y su mujer María Luisa de Borbón tenían su residencia en Sevilla. Adquirieron el Palacio de San Telmo y dos fincas más. En todo ello, contrataron un jardinero francés para que le diera vida al lugar. Cuando María Luisa se queda viuda dona una parte de los jardines. Se fueron transformando hasta lo que hoy en día conocemos. Cuenta con fuentes, pabellones y mucha vegetación.

Glorieta en Parque María Luisa

Puente de Triana o Puente de Isabel II

De manera popular se le conoce como el Puente de Triana. Es un puente que une el centro de Sevilla con el barrio de Triana. Como no, cruza el Guadalquivir, ya que se construyó como sustituto a un puente viejo que había con anterioridad. Se completó su construcción en el año 1852 cuando estaba reinando Isabel II. Se trata del puente de hierro más antiguo. Desde el 1976 está declarado como Monumento Histórico. Así que, por esto y por su gran belleza, bien merece la pena recorrerlo.

Puente de Triana luces

Archivo general de Indias

Muy cerca de la Catedral se construyó este edificio llamado Archivo General de Indias, por expreso deseo de Felipe II. Situado en la Casa de la Lonja, es un edificio renacentista que alberga la documentación de las colonias españolas. Además, se dice que en este lugar están varios textos escritos tanto por Colón como Magallanes o Pizarro. El edificio cuenta con un patio y una planta central en forma cuadrada y dos pisos de altura. Todo ello combinado con ladrillos rojos y acabados en piedra. Su entrada es gratis y podrás visitarlo durante todo el día, menos los días festivos que tan solo está abierto de 10:00 a 14:00 h.

Archivo General de Indias

Casa de Pilatos

En este caso nos quedamos con el palacio, Casa de Pilatos. Es otro de los puntos turísticos básicos cuando pensamos qué ver en Sevilla. Aunque se le considera como el tipo básico de palacio andaluz, hay que decir que cuenta con estilo renacentista y mudéjar. Comenzó a construirse en el año 1483. Se entra en este lugar a través de un portal de mármol. Tras él, podemos pisar un patio típico andaluz, con una fuente en la que se alzan dos estatuas que representan a la Diosa Palas. En este lugar podrás apreciar los bustos de nombres tan famosos en la historia como Cicerón o Calígula. Los jardines son otra de las grandes joyas que mantiene casi en secreto, aunque se han dejado ver en alguna que otra película rodada en la zona bajo las órdenes de Ridley Scott.

Casa Pilatos Sevilla

Plaza de España

Aunque se encuentra en la zona del parque de María Luisa. Sí, aunque antes ya lo hemos mencionado, este lugar se merecía un apartado. Quizás porque se trata de un lugar que fue el resultado de varios proyectos. Tiene una forma semi-circular que mira hacia el Guadalquivir y se dice que simboliza un abrazo de España a todos aquellos territorios que tenía en América. Esta construcción está hecha con ladrillo pero también está combinado con cerámica. Las torres son de estilo barroco y cuenta con una fuente central.

Vista Plaza de España Sevilla

Metropol Parasol

Aunque también se le conoce como las Setas de Sevilla. Se trata de una estructura en forma de pérgola de madera además de estar formada de hormigón. Tiene más de 150 metros de largo y la podrás encontrar en la plaza de la Encarnación. En la base de este Metropol Parasol, podrás acceder al mercado. Pero no solo eso, sino que también cuenta con un lugar para espectáculos así como un museo. En este caso se trata de un monumento mucho más reciente que la mayoría de los anteriores, ya que se comenzó a construir en el año 2005.

Barrio de Santa Cruz

Si quieres dejar de lado los monumentos o plazas y jardines, pero adentrarte en una zona típica, entonces tendrás que visitar el Barrio de Santa Cruz. Uno de los más importantes, ya que se encuentra en la zona antigua. Las calles son muy estrechas, pero todas ellas encierran más de un secreto. Se dice que en este lugar estuvo de visita Irving y que Murillo vivió durante un tiempo. Las casas con sus patios, así como las plazas te captarán desde el primer momento. Un rincón para disfrutar sin pensar en el tiempo. Eso sí, si lo visitas en una época calurosa, aquí tendrás el mejor abrigo. Gracias a la composición de sus calles, encontrarás rincones con aire muy fresco.

Si pensamos en qué ver en Sevilla, seguro que se nos vendrán numerosos otros lugares. Aunque siempre tendremos que adentrarnos en los rincones principales. Los monumentos, llenos de leyendas, sus parques con misterio y belleza, así como los barrios de más tradición. Un recorrido por la capital andaluza más que imprescindible.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Viajes

Susana Godoy

Desde pequeña tenía claro que lo mío era ser profesora. De ahí que me haya licenciado en Filología Inglesa. Algo que se puede combinar a la... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *