Qué ver en Varsovia

Cuando crees que un lugar no te va a sorprender lo más mínimo, lo hace por partida doble. Nos vamos a hacer un recorrido sobre qué ver en Varsovia. La capital de Polonia tiene mucho que ofrecer, a pesar de que ha sido una de las ciudades más castigadas por la Segunda Guerra Mundial.

En aquel momento más del 90% de la misma quedó en ruinas. Pero se volvió a levantar, conservando la misma esencia que tenía en un primer momento. De ahí que sea otro de los lugares que más atrapan a los turistas. Gracias a lo que aquí te contamos sabrás bien el porqué.

La decadencia de Varsovia

Para entender un poco el viaje, hay que comenzar siempre por el principio. Varsovia estaba ocupada por el imperio alemán durante la Primera Guerra Mundial. Pronto recupera el puesto de capital nacional que siempre había tenido. Pero durante la ‘Batalla de Varsovia’, serán los polacos los que ganen y el ejército rojo es expulsado. Sin duda, no se podía negar la enemistad que había entre rusos y polacos, de ahí que hubiera algunos sucesos bastante trágicos.

No se puede negar que a pesar de todo ello, Varsovia era un gran centro cultural. Pero con el inicio de La Segunda Guerra Mundial, los muertos que contaban por miles, así como los heridos. Fueron los alemanes quienes saquearon por completo la ciudad. El deseo de los mandatarios era destruirla por completo y así lo hicieron. Se le conocía como la ‘París del norte’, pero llegó a perder todos sus grandes edificios.

Qué ver en Varsovia, su ciudad vieja

Después de la guerra, el casco antiguo fue totalmente reconstruido. Pero respetando su esencia anterior, para seguir sus mismas bases. Fueron más de dos décadas las que se tardó en ver los trabajos finalizados. Hoy es uno de los grandes puntos de encuentro. Allí podemos pasear por la plaza del casco antiguo, que cuenta con una pista de patinaje para poder divertirte en la época invernal y numerosas terrazas para el verano. Entre los edificios a destacar de esta zona, tenemos a la Catedral de San Juan. Una de las más antiguas, donde su estilo gótico, del siglo XIV, se ha mantenido. Como bien estamos mencionado, ha sido reconstruida, ya que ha sido escenario de fuertes enfrentamientos. En su interior tenemos una decoración de estilo barroco del XVII.

Palacio de Cultura y la Ciencia

Durante mucho tiempo, fue uno de los monumentos más altos de la ciudad, así como de Polonia, ya que tiene más de 200 metros de altura. Su construcción comenzó en 1952 y fue un regalo de la Unión Soviética a Polonia. Por lo que algunos de los polacos no les gustaba el edificio por ser una especie de símbolo soviético. Sin duda, es uno de los más emblemáticos de la ciudad y que divisaréis sin problema.

El Castillo Real

Cuando pensamos qué ver en Varsovia, tampoco se nos escapa su castillo real. Se trata de un palacio barroco neoclásico, que se ubica en la parte vieja de la ciudad. Hasta el año 1795 fue el hogar del rey polaco. Hoy en día es uno de los puntos clave del turismo en la zona. Además, ha sido reconstruido para ser utilizado como museo. Lo cierto es que su origen se remonta al siglo XIV. Construido con base de ladrillo, cuenta con tres plantas, un ático y una fachada un tanto sobria. Justo enfrente del castillo, nos encontramos con la columna de Segismundo. Levantada en el 1644 por el rey Vladislao, en memoria de su padre. Se trata de una columna, hecha de granito que tiene más de 20 metros de altura. En lo más alto, una estatua de bronce del rey Segismundo III.

Un paseo por la calle Krakowskie Przedmiescie

Se trata de una de las calles principales del lugar. Por lo que cuando pienses en qué ver en Varsovia, no te puedes venir sin darte un paseo por ella. Te encontrarás con numerosos edificios así como monumentos e iglesias. Así, podrás disfrutar de la iglesia de Santa Ana, la iglesia de la Asunción de la Virgen María o el Palacio Presidencial, entre otros.

Parque Lazienki

Hemos mencionado una de las calles más conocidas, y ahora le toca el turno a un parque público. No a uno cualquiera sino al más grande de Varsovia. Por lo que si después de recorrer calles, monumentos y la ciudad de un lado a otro, necesitas un poco de relax, éste es tu sitio. Se encuentra en la parte sur y entre todas las bellezas que oculta, dispone de un monumento dedicado a Chopin. Pero no solo eso, sino que alberga también preciosos palacetes.

 Palacio en la Isla

Un palacio que está sobre el agua y es de estilo clasicista, que cuenta con dos puentes. En la planta baja se encontraban los salones de baile, la galería de pinturas, así como la capilla. Mientras que en su parte alta, estarían los apartamentos reales. La gran mayoría de estos edificios del parque, se han convertido en museos.

Casa blanca

Se construyó en el siglo XVIII como residencia para el verano. En su parte interior, los frescos son su mejor decorado. Este lugar sirvió como residencia de Luis XVIII.

Palacio Myslewicki

Se construyó también en el siglo XVIII para el príncipe Jósef Poniatowski. También en su parte interior, nos podemos encontrar con grandes pinturas del mismo siglo. En la entrada se encuentran las iniciales del príncipe.

Barbakan

Otro de los lugares que también ha sido reconstruido es éste. Se trata de una especie de fortificación que estaba unida a la muralla de la ciudad. Por lo que su estructura nos va a sorprender. De ahí que también lo hayamos tenido en cuenta de cara a hacerle una visita. Data del siglo XVI y se ubica cerca de las grandes entradas que tenía la ciudad por aquel entonces.

Gueto judío de Varsovia

Otra de las cosas qué ver en Varsovia es ésta. Fue el mayor gueto que se estableció en Europa. Se dice que tenía más de 400 000 personas. Pero es cierto que debido al hambre o a las enfermedades, pronto la cifra se redujo. Aunque ya queda poco de este lugar, sí que se puede ver una línea en el suelo que lo sitúa. Una zona qseue ha quedado inmortalizada en la película del ‘Pianista’ de Roman Polanski.

Barrio de Praga

En la otra parte del río nos encontraremos con el Barrio de Praga. Durante mucho tiempo no ha gozado de una buena reputación, pero sin duda, también es digno de ser visitado. Es una zona más obrera y un tanto diferente a lo que hemos visto en la parte central de la ciudad. Allí nos encontramos con la Catedral de San Miguel o San Florián. ¡Ahora ya sabes qué ver en Varsovia!.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Ciudades

Desde pequeña tenía claro que lo mío era ser profesora. De ahí que me haya licenciado en Filología Inglesa. Algo que se puede combinar a la perfección con mi pasión por la moda, la belleza, los tatuajes o la actualidad. Si a todo esto le añadimos un poco de música rock, ya tenemos el menú completo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*