Qué ver en Verona

Qué ver en Verona

Sin duda, es uno de los puntos de encuentro más románticos. Verona es una ciudad situada al norte de Italia. Aunque cuenta con lugares únicos, su protagonismo le viene de la mano de la famosa obra Romeo y Julieta del dramaturgo, Shakespeare. De ahí que cuando nos preguntamos qué ver en Verona, tenemos que pensar en dos de las casas más famosas de la historia.

Pero no solo la casa de Julieta o la de la famila Montesco son las principales claves de nuestro viaje. Verona también nos permite trasladarnos a una época medieval, con pinceladas romanas donde los restos de la cultura así como el arte destacan en cada uno de los rincones que visitemos. ¿Nos adentramos en ellos?.

Cómo llegar a Verona

Si estás en Venecia, la distancia hasta Verona es de 115 km. El mejor medio para para poder llegar hasta ella es el tren. Tomarás uno desde la estación Santa Lucía. Hay varios que te llevarán a tu lugar de destino. Si tomas uno de los denominados rápidos, entonces en una hora podrás podrás disfrutar de Verona. ¿Su precio?, sobre los 20 euros. También puedes llegar en avión hasta el aeropuerto Catullo. Mientras que si has pensado ir en coche, tienes que saber que dispone de la Autopista A4 Milano-Venezia y también la Autopista A22 del Brennero con su salida en Verona Norte.

El Arena de Verona

Qué ver en Verona, El Arena

Una vez que ya hemos aterrizado en Verona, nos vamos hasta el llamado Arena. Es un anfiteatro al que llegaremos a través de la Plaza Brà. Esta plaza también se caracteriza por contar con numerosos edificios clave. Sin duda, el anfiteatro es uno de los ellos. Data de la época romana y aún se conserva en buen estado, a pesar de que un terremoto derribara algunos arcos. Hoy en día todavía se organizan festivales y conciertos en verano. Para poder asistir a un espectáculo de este tipo, lo mejor es reservar las entradas vía on line y con bastante tiempo de antelación. Los precios varían en función del lugar de ubicación. Parten desde los 21 euros en gradas no numeradas hasta los casi 200 euros.

Piazza delle Erbe

Piazza delle Erbe

La plaza de las hierbas es uno de los lugares más bonitos. Cuenta con torres, así como estatuas y palacios. Así que para poder disfrutarla al máximo, tenemos que reparar el Palacio de la Razón o Alcaldía. Fue el centro político durante mucho tiempo y justo a su lado, podremos ver la Torre de los Lamberti. Con estilo medieval y una de las más altas llegando a los 84 metros. Para los más atrevidos es posible subir a ella. Sin duda, las vistas que podrás disfrutar son casi inexplicables.

Madonna de Verona

En esta misma zona nos encontraremos con las Casas Mazzanti que son unos de los palacios más antiguos de Verona. En su fachada hay unos frescos que cuentan con representaciones mitológicas. El Palacio Maffei fue el primero con arquitectura barroca en esta zona y justo a su lado, disfrutarás de la Torre Gardello. Aunque también es conocida como la Torre de las Horas. En ella podrás ver uno de los relojes más antiguos de Europa. No nos podemos olvidar de la Domus Mercantorum, que es un edificio construido en la Edad Media para los comerciantes.

Un paseo por la calle Mazzini

Calle Mazzini

Sin duda, no nos podemos olvidar de la calle Mazzini. En este caso se trata de una larga y estrecha calle que une a las dos plazas principales del lugar. Por lo que cuando pensamos en qué ver en Verona, tenemos que aprovechar para disfrutar de un largo paseo. La plaza Brà y La Plaza de las Hierbas se juntan gracias a esta calle. Es una zona peatonal y se dice que de las más antiguas de Europa. Si quieres hacer alguna compra, aquí tendrás diversidad de tiendas para ello.

Casa di Giulietta

Casa Julieta en Verona

Sí, la Casa de Julieta es uno de los escenarios principales del turismo. Se encuentra en Via Capello y allí podemos rememorar la obra de Shakespeare. Verás el mítico balcón, de obligada fotografía y como no, disfrutar de la estatua de Julieta que se ubica en el amplio patio. Es una estatua de bronce y si te fijas bien, el pecho derecho de la misma es de una tonalidad un poco más clara. ¡Recuerda que da suerte el tocarlo!.

Casa de los Montecchi

Casa de Romeo en Verona

Si visitamos la Casa de Julieta, ahora pasamos a la familia de su enamorado, Romeo. Sin duda, es un lugar que está bastante cerca de la anterior. Por lo que, los encuentros entre enamorados podían ser bastante frecuentes. Cuenta con una estructura medieval, pero en este caso, no se puede acceder a la zona del patio, ya que es privada.

Iglesias de Verona

Son varias las iglesias que te podrás encontrar en esta zona. A cada cual más bonita, así que, es un poco complicado seleccionar una sola. Sin duda, aunque solo sea unos minutos, no puedes dejar pasar las siguientes.

Duomo de Verona

Se dice que es una de las iglesias más bonitas de Verona. Esta iglesia está dedicada a María Asunta. El estilo románico y el gótico se unen para darle vida a un entorno privilegiado.

Iglesia Duomo de Verona

Santa Anastasia

En este caso, estamos ante la iglesia más grande de Verona. En su interior hay un fresco que representa a San Jorge y la Princesa.

San Zeno

La iglesia cuenta con tres niveles bien diferenciados. Por un lado está la cripta con el cuerpo del santo. La siguiente zona es la parte mediana y la alta es el prebisterio.

Puente de Piedra y puente Scaligero

Puentes de Verona

El puente de Piedra es el único puente romano que queda en Verona. Está construido sobre el río Adigio y se colocó en lugar de uno que había de madera. Al segundo también se le conoce como el Puente de Castelvecchio, porque es parte de una fortaleza que está considerada como de las más importantes. Dicha fortaleza o castillo tiene en su interior el museo de la ciudad.

Datos de interés

Después de haber dado un largo paseo, de visitar las zonas más emblemáticas, nada como hacer una parada para comer. Tienes que saber que el “Pandoro”, es uno de los dulces más típicos de este lugar. Si quieres una carta variada pero en un lugar tranquilo, entonces puedes acudir a la Piazza Dei Signori y te encontrarás con el Café Dante. Mientras que en Corso Castelvecchio, podrás disfrutar de La Cantina del 15, con platos más elaborados pero igual de exquisitos. Los mercados de Navidad son uno de los momentos perfectos para disfrutar de este lugar. Los encontrarás en la Plaza Brà. También, como ciudad romántica que se precie, no te puedes perder la semana de San Valentín, donde encontrarás nuevos mercados, eventos y numerosas exposiciones. ¡Sin duda, un lugar que merece ser visitado, por lo menos, una vez en la vida!.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Destinos

Susana Godoy

Desde pequeña tenía claro que lo mío era ser profesora. De ahí que me haya licenciado en Filología Inglesa. Algo que se puede combinar a la... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *