Qué ver en Zamora

Tenemos muy claro es de que ‘No se ganó Zamora en una hora’. Porque para poder disfrutarla hace falta más tiempo. Eso es lo que le dedicaremos hoy a todas las personas que quieren saber qué ver en Zamora. Un lugar lleno de encantos que no puedes dejar pasar de largo.

La ciudad acoge un gran conjunto de edificios románicos, tanto dentro de su término municipal como en la parte del casco histórico. Se dice de ella que es una de las ciudades de Europa con mayor número de templos de este tipo. Un recorrido por palacios, castillos e iglesias que no pueden faltar en tu agenda.

Qué ver en Zamora, la catedral

Sin duda, uno de los puntos principales de este lugar, es su catedral. Data del siglo XII y se trata de una catedral sencilla y no demasiado grande. A finales del siglo XIX se declaró como ‘Monumento Nacional’. Aunque su estilo está marcado por el romántico, no es el único. Cuenta con algunas influencias bizantinas y acabados góticos que se instalaron en ella en el siglo XV. Todo ello hace de este lugar, un entorno mágico, que debe ser una de las paradas obligatorias en nuestro recorrido.

El castillo de Zamora

Justo al lado de la catedral, nos encontramos con la calle Alcañices. Esta nos llevará al castillo y a su parque que lo rodea. Lo cierto es que está muy cercano, con lo que rápidamente lo divisaremos. Este castillo se construyó cuando Fernando I estaba en el trono, a mediados del siglo XI. Cuenta a su alrededor con una serie de murallas, lo que nos lleva a pensar que su fin era tan solo el defensivo. Además de su belleza, nada como ir atravesando el parque y los miradores que nos deja porque ahí también reside una gran expectación que debes conocer. También podrás cruzar por el que era el puente levadizo y ver el foso principal. Tuvo una gran reforma en el año 2009 y gracias a ella, tendrás un mejor acceso y unas vistas impresionantes.

Iglesias del casco antiguo

Como bien hemos comentado en un inicio, cuando pensamos qué ver en Zamora, las iglesias y templos son bastante numerosos. Así que, un recorrido por el casco antiguo nos lleva a ver diferentes iglesias. Entre ellas destacamos la ‘Iglesia de San Pedro y San Ildefonso’ que después de la catedral es uno de los templos más importantes. En ella reposan los restos de San Atilano, patrón de la ciudad. Por otro lado, no podemos olvidar la ‘Iglesia de Santiago de los Caballeros’, ya que en ella se armó caballero Rodrigo Díaz de Vivar, el ‘Cid Campeador’.

La ‘Iglesia de San Isidoro’ es de estilo romántico y construida en el siglo XII. Su interior se ha mantenido prácticamente igual que en su inicio. La ‘Iglesia de la Magdalena’ es Monumento Nacional desde 1910. Se dice de la ‘Iglesia de San Claudio de Olivares’ que es la más antigua del románico. Mientras que la ‘Iglesia San Cipriano’ se usa como sala de conciertos.

El palacio de los Momos

Cuando llegamos a la Plaza Zorrilla, miramos hacia la derecha y nos encontraremos con el ‘Palacio de los Momos’. Como bien decíamos, los palacios también son otra de las edificaciones que nos encontraremos en Zamora. En este caso se remonta al siglo XV. Aunque a priori podemos decir que cuenta con estilo renacentista, también hay que destacar sus detalles del gótico isabelino. En un primer momento se le conoció como ‘Casa de los Sanabria’. Claro que el paso del tiempo también hizo que su uso fuera muy variado. En él nos vamos a encontrar el Palacio de la Justicia, por lo que no podremos pasar a su interior.

Puerta de Doña Urraca

Llamada puerta o arco, pero en ambos casos estamos hablando de la entrada a la muralla de Zamora. Llama la atención al encontrarse formada por dos grandes torreones. Es llamada así en honor a Urraca de Zamora. Era la primogénita de Fernando I. Aunque ha contado con otros nombres, este ha sido el primero que se le ha puesto y por ello, el más conocido. Hay un relieve, aunque está bastante deteriorado, donde se ve a Urraca asomándose a la ventana de su palacio.

Casa del Cid

Parece que son varios los puntos como este, que reciben diferentes nombres. En este caso, estamos ante la denominada ‘Casa del Cid’ pero también conocida como ‘Casa de Arias Gonzalo’. La podrás ver justo enfrente de la catedral, ocupando parte de las murallas y con una preciosa vista hacia el Duero.

Puerta del Obispo

Junto a la ‘Casa del Cid’ nos podemos encontrar con ‘La puerta del Obispo’. Un nombre que viene dado el acercamiento con el Palacio Episcopal. También se le ha denominado como Puerta Olivares. En este caso, se trata de una de las más antiguas, ya que muchos apuntan a que fue construida en el siglo X.

Puente Nuevo o de Piedra

Entre los siglos XII y XIII se construyó este Puente de Piedra. Aunque hay que decir que debido a una riada, tuvo que volver a ser reconstruido. Cuenta con una longitud de 250 metros y une la parte histórica con la denominada plaza de Belén. Es otro de los puntos que ver en Zamora.

Aceñas de Olivares

Se trata de un grupo de molinos que nos vamos a encontrar sobre el río Duero. Aunque desde comienzos del siglo XX ya no tienen ningún tipo de productividad. Pero es cierto que se trata de otro de los puntos de interés cuando visitamos Zamora. Estas aceñas se construían en las riberas de los ríos para aprovechar la fuerza de las corrientes.

Plaza de Santa Lucía

En este punto nos vamos a encontrar otra serie de edificios muy importantes. Por un lado estará el ‘Palacio del Cordón’ que data del siglo XVI. Se encuentra en la zona denominada ‘barrios bajos’ y hoy en día alberga el ‘Museo Provincial de Zamora’. También en esta zona podremos ver la Iglesia de Santa Lucía, un edificio de estilo románico, de pequeñas dimensiones pero gran belleza. Todos estos puntos serán principales cuando nos preguntamos qué ver en Zamora.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*