Rogelio Salmona, El verdadero lenguaje de la arquitectura colombiana

Un gran legado nos ha dejado el maestro Rogelio Salmona, no solo para los que estan vinculados de alguna forma con el oficio de la arquitectura, además  la gente del común que tiene la oportunidad de disfrutar y vivir sus obras.  Dejando como lema: “Poesía, la arquitectura es poesía, algo muy sentido que se traduce mediante una metáfora construida”, frase que para muchos de nuestros avariciosos constructores  puede sonar muy “romántica” define en si lo que es la verdadera arquitectura, un arte.

Aunque no nació en Colombia (Paris, 1929), es uno de los personajes más ilustres de nuestro país, donde desarrolló  la mayoría de su obra, sobre todo en la ciudad de Bogotá. En sus comienzos Tuvo la oportunidad de trabajar con uno de los maestros de la arquitectura moderna, Le corbusier, realizó diferentes viajes por Europa y África que definieron su estilo para siempre,  aplicando en sus obras el manejo de espejos de agua, el patio central y caminos, propios de la arquitectura árabe y española,  logrando reinterpretarlos con éxito en nuestros paisajes destacándose por un amplio uso del ladrillo y del concreto a la vista. Entre sus obras más conocidas están Biblioteca Virgilio Barco (en la foto), las Torres del Parque, edificio del Archivo General de la Nación, la Casa de Huéspedes Ilustres, en Cartagena.

En octubre de 2007 se le dice adiós y gracias a un gran artista y poeta de la arquitectura colombiana.

Foto: Faneroscopio

¿Quieres reservar una guía?

Un comentario, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1.   ORLANDO dijo

    ES UNA ILUCION