Ruta del Cister

ruta del cister

La conocida Ruta del Císter se trata de una recorrido que se originó en el 1989. El motivo fue potenciar el tema del turismo entre tres comarcas que son, Urgel en Lleida, Cuenca de Barberá en Tarragona y también aquí la comarca de Alto Campo. En cada una de ellas se ubica un monasterio y la ruta nos lleva por ellos.

Pero no solo eso sino que la Ruta de Císter da paso a opciones de gastronomía y de arquitectura dignas de ser admiradas. De ahí que se haya convertido en una de las grandes ideas de los últimos años para disfrutar en familia. Puedes hacer el trayecto en coche, pero algunas partes de mismo las podrás realizar en bicicleta o incluso a pie. ¡Descúbrelo!

Cómo llegar a la Ruta del Císter

Si vas en coche, entonces podrás llegar a este lugar gracias a la AP-2 Lleida-Barcelona. Para llegar a estar ruta, puedes tomar las salidas 9, 10 y 11. También hay otras opciones como pueden ser la A-2 Barcelona-Lleida o bien, la N-240 Tarragona-Lleida. Mientras que las carreteras C15, C14 o C25 también nos llevarán al punto de esta ruta tan famosa. Claro que si tu opción es llegar en autobús, entonces también puedes hacerlo gracias a las líneas, Valls-El Port d´Armentera o Valls-Montblanc y Bellpuig-Rocallaura línea 307. Como vemos, siempre tenemos opciones al tratarse de un lugar tan conocido.

Monasterio Santes Creus

¿Cuántos kilómetros en total tiene la Ruta Císter?

Antes de pasar a ver tanto las localidades como lo que nos vamos a encontrar en ella, debemos aclarar algo. Aunque son tres monasterios en total, es cierto que todos ellos conectan con varias localidades o comarcas. Lo que hace que estemos ante un total de 65 localidades. Una cifra bastante alta para poder en un par de días. Por eso, siempre nos centremos en los puntos clave y tengamos que usar el coche para llegar a ellos. La distancia que tiene en total la Ruta del Císter es de unos 150 kilómetros.

La visita a los tres monasterios de la ruta

Hay varias opciones para poder disfrutar de esta ruta. Pero es cierto que una de los puntos más atractivos y demandados son los monasterios. Tres joyas que se dejan ver entre lugares en plena naturaleza, con ofertas gastronómicas de lo más asombrosas.

Monasterio de Santes Creus

Se fundó en el 1168 y está a unos 316 metros de altitud, siendo el panteón real de Pedro III de Aragón o Jaume II. Como su nombre indica, está en el pueblo de Santes Creus, en la localidad de Aiguamurcia, en Tarragona. Fue declarado como monumento nacional en el 1921. Una belleza única que se completa con las inmensas vidrieras, el claustro y las capillas. Podrás visitarlo de martes a domingos por 7 euros, aunque hay una tarifa reducida de 5 euros para jubilados, familias numerosas o niños hasta os 15 años.

Monasterio María de Poblet

Monasterio de Santa María de Poblet

En este caso subiremos a 490 metros de altitud y fue fundado en el 1150. Se encuentra en la Cuenca de Barberá, siendo el panteón real de la corona de Aragón. Aunque tuvo su época de decadencia, volvió a resurgir y se encuentra poblado, siendo uno de los monasterios más grandes de Europa. Por eso, en los años 90 fue declarado como Patrimonio de la Humanidad. Tanto su puerta barroca como el retablo de Damián Forment, o el claustro son algunas de las zonas clave del lugar.

Monasterio Vallbona de les Monges

Dentro de la comarca de Urgel en Lleida, nos encontramos con el tercer monasterio de la Ruta del Císter. Se trata del monasterio femenino más importante, que fue construido entre los siglos XII y XIV, con estilo románico pero es cierto que tiene una gran parte de gótico. Tanto sus puertas como la torre o el claustro, son algunos de los lugares a destacar. El precio es el mismo para todos los monasterios, pero recuerda que puedes comprar una entrada conjunta, lo que será un poco más económica.

vallbona monasterio

La ruta G-175

Se trata de un recorrido, por la misma zona. Pero en este caso, hablamos de un sendero que conecta los tres monasterios antes citados. En ella, nos encontraremos con lugares señalizados para que puedas hacerla a pie y en diferentes días, con marcas, barandilla y escaleras. Es un recorrido circular que cuenta con 105 kilómetros, por lo que como decimos, debemos organizarlo bien para disfrutar de la ruta y de todo lo que nos iremos encontrando a su paso. Todas esas personas que estén acostumbradas a hacer senderismo, no tendrán ningún tipo de problema, puesto que se trata de una sencilla ruta, con algunos desniveles a tener en cuenta. Esta ruta está diseñada para disfrutar de las historias de cada lugar, de sus viñas y de la naturaleza.

puntos ruta del cister

Otros lugares a tener en cuenta

Como bien hemos indicado, no solo consta de tres monasterios sino que nos permite visitar diferentes localidades y cada una de ellas con un encanto y actividades para todos los gustos. Valls es la capital de Alt Camp y nos ofrece tradiciones como las torres humanas o Castellers. Mientras que a unos 10 kilómetros de Poblet, nos encontramos con Montblanc, que es una de las ciudades amuralladas que no debemos perdernos.

Otros de los puntos a tener en cuenta son Las Cuevas de L´Espluga de Francolí, el Santuario de Montserrat de Montferri, el Castillo de Ciutadilla o algunas de las bodegas que también se ubican en la zona. Son tantas las opciones, que siempre es mejor seleccionar un pack y disfrutar de ello. Por eso, en su página web, encontrarás diferentes ideas, según vayas en pareja, en familia o quieras disfrutar de unos días de gastronomía o por el contrario, de cultura o Spa.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?