San Pedro de Alcántara

San Pedro de Alcántara

Situada muy cerca de la cosmopolita Marbella, San Pedro de Alcántara representa lo contrario, es decir, la tranquilidad de un pueblo típico español. Su fundación es relativamente reciente, pues nació como una colonia agrícola de manos del marqués del Duero en 1860, siendo una de las más avanzadas de su tiempo.

Actualmente, la localidad malagueña destaca por sus casas blancas y por contar con todos los servicios normales en una población de más de treinta y cinco mil habitantes. No obstante, pese a haber sido fundada hace apenas ciento cincuenta años, te ofrece monumentos muy interesantes y también unos alrededores magníficos para disfrutar de la naturaleza.

Qué ver en San Pedro de Alcántara

La población malagueña tiene muchos lugares que debes visitar, desde restos arqueológicos paleocristianos y romanos hasta edificios que forman parte del patrimonio arquitectónico industrial. Y también otros monumentos muy interesantes.

Basílica paleocristiana de Vega del Mar

Encontrarás estos restos en la desembocadura del río Guadalmina, en la zona por donde pasaba la vía Hercúlea romana, que unía Cádiz y Cartagena. Actualmente, apenas se conserva la planta de la basílica, que muestra un cuerpo de tres naves y dos ábsides opuestos. Fue construida entre los siglos V y VI después de Cristo y se supone que formaba parte de la ciudad de Cilniana, de cuya existencia, sin embargo, no hay pruebas.

También hubo allí una necrópolis. Por otra parte, todo el patrimonio que fue hallado junto a estos restos (lápidas, vasijas, joyas y ajuares) se encuentra en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid. La basílica es Monumento Histórico desde 1931.

Basílica Paleocristiana de Vega del Mar

Termas romanas de Las Bóvedas

Puede aprovechar para visitarlas cuando vayas a la basílica, ya que se encuentran a apenas quinientos metros de aquella. Es un edificio octogonal, con ocho estancias en torno a una habitación central, y está datado entre los siglos II y III después de Cristo.

Se construyó en un resistente hormigón por lo que ha soportado relativamente bien el paso del tiempo. Además, tiene la peculiaridad de que sus techos son abovedados. Desde el año 1936 es Monumento Nacional y desde 2007 Bien de Interés Cultural.

Por otra parte, junto a las termas encontrarás una torre almenara construida en el siglo XVI como parte de las edificaciones vigías que controlaban la llegada a las costas de los piratas del norte de África. Su altura es de trece metros y su base tiene un diámetro de ocho.

Iglesia de San Pedro de Alcántara

Inaugurada en 1869, responde al estilo colonial y tiene una peculiar fachada con torre en forma de prisma que recuerda al Portichuelo de Antequera. Presenta planta basilical y es uno de los pocos edificios que quedan de la originaria colonia agrícola que dio lugar a la población actual.

Villa de San Luis

Su construcción data de 1887 como vivienda para la familia Cuadra Raoul, que adquirió la propiedad de la colonia en 1874. Es curiosa porque nada tiene que ver con el estilo andaluz. Más bien responde al francés de aquella época. Tiene planta rectangular y tres alturas. El tejado es a cuatro aguas y bajo él hay tres buhardillas sin decorar. Encontrarás este edificio fácilmente pues ahora es sede de la Tenencia de Alcaldía.

Trapiche de Guadaiza

Aparte de los restos arqueológicos que te hemos explicado, esta es probablemente la construcción más antigua de San Pedro de Alcántara, ya que fue edificada antes de la fundación de la colonia. Concretamente, es de 1823 y su función era fabricar azúcar. Sin embargo, posteriormente fue dedicada a granja-modelo, una escuela de capataces agrícolas que fue pionera en toda España.

Cabe decirte que en esta zona se ha cultivado azúcar desde hace siglos ya que se trata de uno de los pocos lugares de Europa donde se dan las condiciones apropiadas para que crezca esta planta. Hoy encontrarás en este edificio un centro cultural.

Trapiche de Guadaiza

La Alcoholera

Al abundar el azúcar en la zona, la colonia fundó esta destilería en 1871. De hecho, en ella se fabricaba aguardiente a partir de la propia melaza de aquella sustancia. El edificio consta de una nave rectangular y una torre más alta. Pero, sobre todo, destaca su fachada, decorada con una cenefa en azulejos blancos y azules así como con otros relieves.

Qué hacer en San Pedro de Alcántara

La localidad malagueña cuenta con una bonita playa donde podrás disfrutar del sol y del mar. Así mismo, hay un paseo marítimo de casi cuatro kilómetros de longitud que conecta con Puerto Banús y en el cual hallarás numerosos bares y restaurantes con mucha animación.

Pero, si te gusta caminar, también puedes hacerlo por el Bulevar o por el Parque de los Tres Jardines. Y, sobre todo, tienes magníficas rutas de senderismo en la Sierra Blanca. Por ejemplo, la que sube hasta la Cruz de Juanar, a casi mil doscientos metros de altura, y la que sigue hasta el pico La Concha.

El clima en San Pedro de Alcántara

Tanto la localidad como toda la zona de Marbella tienen un clima mediterráneo subtropical, con inviernos muy suaves y veranos calurosos. Las precipitaciones son muy escasas y la temperatura media anual es de unos dieciocho grados centígrados. Por su parte, las horas de sol al año casi llegan a las tres mil. Por todo ello, cualquier época es buena para que visites la localidad malagueña, aunque los mejores meses son los de junio y septiembre, cuando hace buen tiempo pero ya no tanto calor como en julio o agosto.

Qué comer en San Pedro de Alcántara

La gastronomía de esta zona no difiere mucho de la del resto de la Costa del Sol. Como zona litoral que es, sus platos tienen como base el pescado fresco. En cuanto a su preparación, existen dos platos típicos que debes probar. Uno es el «pescaito» frito, que toma como materia prima el boquerón, el jurel e incluso el salmonete. Y el otro el espeto de sardinas, que se prepara insertándolas en un palo y asándolas en una hoguera.

Plato de salmorejo

Salmorejo

También son platos de la zona el gazpacho, el salmorejo y el ajoblanco. Este último es una sopa fría que lleva agua, aceite de oliva, ajo, sal, pan y almendras. A veces, también se le echa vinagre y suele comerse con pedazos de melón o de uvas. En cuanto a los dulces, tienes que saborear las tortas de aceite, los borrachuelos y los roscos de vino.

Por otra parte, en la localidad malagueña hay un gran número de restaurantes que no solo te ofrecen cocina local. También puedes saborear en ellos la internacional e incluso platos basados en la más moderna gastronomía.

En conclusión, es mucho lo que tiene que ofrecerte San Pedro de Alcántara. No deberías perder la ocasión de visitar este encantador lugar de Málaga. Nada tiene que desmerecer a otras localidades más famosas de la Costa del Sol como Mijas, Nerja, Fuengirola, Benalmádena o Torremolinos.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*