Zuecos y gorro puntiagudo blanco, señas de identidad del traje tradicional holandés

tradición
La imagen del traje típico holandés que todos tenemos en mente es la de esa pareja que lleva zuecos, pantalones oscuros él y ella su característico gorro puntiagudo blanco.

Pues te contaré que este peculiar tocado es sólo tradicional en la región de Volendam, cerca de Amsterdam. En este pueblo, los domingos aún puedes ver a mujeres vestidas de esta manera, pero no es lo usual en el resto de Holanda donde el traje típico ha quedado para las ocasiones especiales.

En las zonas más del interior del país, sobre todo en el mundo rural, es posible, pero no frecuente  ver a algunos hombres y mujeres llevando el traje tradicional simplemente porque siguen las costumbres de sus padres y abuelos.

Los zuecos son un elemento distintivo e importante del traje tradicional. Estos zapatos están hechos de madera. En Holanda se fabrican al año 3 millones de pares de zuecos, que se usan en el campo, son calientes y permiten que los pies estén secos, o para vendérselo a los turistas.

El traje de la mujer además del gorro blanco se compone de una falda con rayas verticales, en las que predomina el color naranja, y una camisa negra de manga corta. Sobre ésta se coloca un manto pequeño, y muy decorado, que cubre sólo la parte superior de la camisa. Y el gorrito, que suele ser blanco y puntiagudo en su cabeza.

El hombre lleva un pantalón negro ancho y una camisa de rayas que se ve toda cubierta por un saco negro, con algunos detalles mínimos que hacen que resalte. Ambos llevan zuecos.

Si quieres ampliar esta información pincha aquí y consulta el siguiente artículo.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*