Día de la Madre en Canadá

Día de la Madre

El Día de la Madre en Canadá es una fiesta muy popular y querida, solamente superada en importancia y seguimiento por la Navidad. Cada año, son muchos los canadienses que dedican esta jornada a mostrar su amor y a reconocer la figura de las madres, nunca suficientemente valoradas.

Al igual que en Estados Unidos, se celebra en el segundo domingo del mes de mayo. De hecho la celebración canadiense procede del vecino del sur, que se empezó a celebrar en el año 1913 por iniciativa del entonces presidente Woodrow Wilson.

Sin embargo, no se trata de un día festivo. Los comercios y negocios permanecen abiertos en todos los pueblos y ciudades. Para muchos de ellos, como las tiendas de regalos o las floristerías, es también un día importante en el que deben atender a muchos clientes y pedidos. También para los restaurantes este es un día destacado, pues son muchas las familias que deciden agasajar a sus madres con una comida o cena fuera de casa.

Un día especial

Como sucede en casi todos los países del mundo, también en Canadá la figura de una madre es reverenciada. El Día de la Madre es una jornada especial dedicada a expresarles aprecio y gratitud. Y cuando hablamos de «madres» incluimos en esta categoría a madrastras, suegras e incluso a madres de otras familias. La celebración es un homenaje en general a todas las madres, y por extensión a todas las mujeres.

También en Canadá se celebra el Día del Padre (siempre el tercer domingo de junio). Sin embargo, esta festividad no es tan emotiva ni celebrada como la del Día de la Madre. Y también como pasa en casi todo el mundo, la celebración original se ha convertido en una fuerte reclamo comercial. Así se refleja en la publicidad de los medios de comunicación y las campañas de marketing de las grandes empresas.

A pesar de eso, son muchos los hijos e hijas que todavía prefieren celebrar este día de una forma más íntima y menos consumista. Al fin y al cabo, lo que importa es el sentido de este día, no su envoltorio exterior.

día de la madre

Tarjeta de regalo del Día de la Madre en Canadá

Regalos típicos del Día de la Madre en Canadá

No existen grandes diferencias entre los regalos del Día de la Madre en Canadá y los de cualquier otro país occidental. Entre los más habituales hay que citar las tarjetas de felicitación, que en Canadá podemos encontrar escritas en los dos idiomas oficiales: en inglés (Happy mother’s Day!) y en francés (Joyeuse fête des mères!). Hay millones de diseños para elegir, casi se podría decir que hay uno para cada tipo de madre. Para que la tarjeta no sea demasiado fría, casi todo el mundo añade un pequeño mensaje personalizado escrito a mano.

Otro regalo muy típico, y siempre acertado, es la tradicional caja de bombones o de chocolates suizos. Los canadienses adoran el chocolate. Y las madres canadienses también. Sin abandonar el apartado gastronómico, son muchas las familias que celebran el Día de la Madre en Canadá comiendo en un restaurante o preparando en casa un suculento manjar, donde no puede faltar una tarta.

También se suelen regalar toda clase de detalles y obsequios, desde prendas de vestir y vales de regalo hasta carísimas joyas. Todo depende de los gustos de cada madre y de las posibilidades económicas de sus hijos. También es cierto que para hacer feliz a una madre basta con muy poco. En las escuelas los niños suelen elaborar manualidades o dibujos para sus mamás. Y ellas los reciben como los regalos más valiosos del mundo.

A menudo el regalo consiste en una simple visita. Canadá es un país enorme donde hay grandes distancias. No es inusual que los hijos se marchen a vivir a cientos de kilómetros de su hogar de nacimiento para estudiar o trabajar. En estos casos, volver a casa en este día tan señalado se vive como una verdadera fiesta.

Día de la Madre en Quebec

En Québec, las madres reciben ramos de rosas en su día especial

En Québec: rosas para las madres

Las flores son también un regalo muy popular para el Día de la Madre en Canadá, especialmente en la región de Québec. Como todo el mundo sabe, el Canadá francófono conserva con orgullo muchas tradiciones y formas de vida diferentes a las del resto del país. Y esta es una de ellas.

En las ciudades y pueblos de Québec, en este día existe la costumbre de regalar ramos de rosas a las madres. Cada segundo domingo de mayo, las tiendas de flores de Montreal y otras poblaciones hacen su agosto. No existen reglas fijas, todas las flores son buenas para regalar, pero si hay que ceñirse a la tradición, hay que regalar un ramo de rosas. O, como lo llaman allí, un bouquet de roses.

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*