Los tres dioses principales del hinduismo

hinduismo

El Hinduismo es una de las religiones más antiguas del mundo, practicada por más de 1.100 millones de personas en el continente asiático y otros lugares del mundo. En India, Pakistán, Nepal, Bangladesh y Malasia son muchos quienes siguen sus preceptos y adoran a los tres dioses principales del Hinduismo.

A diferencia de otras religiones, a estos dioses se les rinde culto en la vida diaria. Más que seres abstractos y distantes, son vistos como figuras que froman parte de la realidad cotidiana. Existen numerosas corrientes y escuelas dentro del Hinduismo.

Dentro del abigarrado panteón hinduista, no todas las divinidades se encuentran en la misma categoría. Hay nada menos que treinta millones de dioses, pero no todos son igual de importantes y venerados.

Estos son los tres dioses principales del Hinduismo: Brahma, Vishnu y Shiva. Ellos forman el Trimurti («las tres formas» en sánscrito) y representan respectivamente los ciclos de creación, conservación y destrucción del universo.

Brahma

Segú la tradición religiosa hinduista, Brahma es el dios creador del Universo. Todo lo que existe en el mundo es obra suya. Simboliza la sabiduría y la inteligencia.

Brahma tiene dos esposas: Saraswati, la diosa del conocimiento, y Savitri, que es la hija del dios del Sol. También es padre de Dharma (dios creador de la religión) y de Atri. Además, es padre de diez hijos y una hija de los cuales se originaron las diferentes razas humanas.

Según la tradición, su residencia se encuentra en Brahmapura, una ciudad divina ubicada sobre la cima del Monte Meru, que por otra parte se considera el centro del mundo.

Brahma

Representación de Brahma, el dios creador del Universo para el Hinduismo

La representación icónica de Brahma es la de un anciano de piel roja con cuatro cabezas barbadas. Estas barbas blancas simbolizan la sabiduría. Cada una de sus cuatro bocas está recitando uno de los cuatro Vedas o textos sagrados. También tiene cuatro brazos cuyas manos sostienen diferentes objetos:

  • Un recipiente de agua, la fuente de vida.
  • Un collar de cuentas (yapa-mala) para contar la edad del Universo.
  • Un texto de los Vedas.
  • Una flor de loto (padma).

Brahma aparece en muchas esculturas y pinturas a lomo de un gran cisne llamado Jansa, un ave divina que le permite viajar a lo largo y ancho del Universo.

Como curiosidad hay que señalar que Brahma es también una marca de cerveza muy famosa en la India. Mucha gente la bebe sin que eso se considere ningún sacrilegio.

Vishnu

Si Brahma es el dios creador, el Hinduismo considera a Vishnu como el dios preservador. Es el guardián del orden, la paz y el amor en el Universo. Es una divinidad poderosa y llena de bondad, capaz de obrar los más impensables prodigios y de mostrarse muy beligerante y cruel con los demonios y seres malvados.

Según la tradición, el hogar de Vishnu se encuentra en un lugar llamado Vaikhunta, situado por encima del cielo más allá del Himalaya. El Ganges, el gran río sagrado de la India, nace de sus pies. Vishnu está casado con Laksmi, la diosa de la belleza y la fortuna.

Vishnu

La representación clásica de Vishnu es la de un ser de apariencia humana, de piel de color azul y con cuatro brazos. En su pecho hay un mechón de pelo blanco. Al igual que Brahma, también posee cuatro atributos que sostiene en cada una de sus cuatro manos:

  • Una flor de loto (padma).
  • Una caracola (shanká) que antiguamente se hace sonar después de una victoria militar.
  • Un mazo de oro con el que Vishnu aplasta las cabezas de los demonios.
  • Un anillo metálico muy afilado (sudarshaná chakrá) que usa para degollar a los demonios.

Con frecuencia Vishnu aparece sentado sobre una gran flor de loto y acompañado de Laksmi, tendida en su regazo.

Shiva

El tercer integrante del Trimurti es Shiva, el dios destructor. Mientras que Vishnu representa el inicio de la vida, Shiva simboliza el final. Su papel es fundamental dentro del Hinduismo, donde para que surja la ida es necesaria primero la muerte. Por eso no se le debe considerar un dios maligno, sino todo lo contrario.

Algunos de sus apodos son «el terrible» o «el dador de la felicidad». Es tambien el dios de la danza, por lo que la musica y el baile tienen gran importancia en las ceremonias y rituales en torno a su figura.

La esposa de Shiva es la diosa Parvati, con la que tuvo tres hijos: Aiapa, Ghanesa y Kartikeia, el dios de la guerra. La morada de Shiva se localiza en el Monte Kailash, actualmente en territorio chino.

shiva

Estatua gigante de Shiva en un templo hinduista

La imagen clásica de Shiva es la de un yogi de piel azul que unas veces se representa sentado en posición de meditación y otras veces como un bailarín con una de sus piernas en el aire. Alrededor de su cuello se enrosca una serpiente que simboliza la energá vital.

Tiene tres ojos, uno de ellos situado en la frente. Este tercer ojo representa el plano espiritual, aunque según otras tradiciones los tres ojos simbolizan las tres divisiones del tiempo: pasado, presente y futuro.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*